Historias de vida

Vidas reales

 

“La opinión de la niñez vale un montón”

Instagram

Nacida en Ayacucho, una región muy golpeada por el conflicto interno que vivió Perú en los años 80, la adolescente Patricia Rubí Lindo Mendoza, a sus 17 años no titubea al decir que aspira a un Perú sin violencia.

“La violencia está generando que los niños cada vez sean más callados, sumisos y temerosos; y lo que necesitamos es niños y niñas que quieran cambiar el Perú y que compartan sus ideas que muchas veces son mejores que la de los adultos y debemos tener en cuenta, porque la opinión de los niños vale un montón”, comenta.

Patricia se cuenta entre quienes están convencidas de la necesidad de cambiar el país y desde los 13 años trabaja en ello en distintos espacios. “Empecé como Fiscal Ambiental en el colegio, ahí veía que se cuide nuestro medio ambiente. Después participé en el municipio escolar y luego pasé a integrar la Asociación de Alcaldes, Regidores y Líderes Escolares Regionales”, precisa la hoy Sub Coordinadora del CCONNA Ayacucho.

Nos dice que estos años de experiencia le han enseñado que las organizaciones de niños y niñas tienen que realizar vigilancia permanente para que aquello que proponen no solo se implemente, sino se implemente bien.

Comenta que desde la asociación antes mencionada han logrado que en los colegios de la región se implementen las dos horas de tutoría; pero que ahora el desafío es lograr que los profesores estén preparados para asumir ese reto. “Esas dos horas si se utilizan bien pueden contribuir a reducir los altos índices de violencia en la escuela o del embarazo adolescente. También pueden servir para darnos orientación vocacional. Pero necesitamos que los docentes estén capacitados o se asignen profesionales especializados”, señaló antes de partir a una reunión inolvidable para ella e histórica para el país.

Patricia, conjuntamente con otros adolescentes, participó en setiembre de la primera reunión que mantuvo el Presidente Pedro Pablo Kuczynski con los integrantes del CCONNA.

 

 
unite for children