Historias de vida

Vidas reales

 

"Como agente comunitaria de salud tengo el compromiso de trabajar a favor de la madre gestante"

Instagram

Gilda Requena es una madre de familia que trabaja como agente comunitaria de salud en Punchana, un distrito de la provincia de Maynas en la región de Iquitos, en la selva del Perú. Hasta hace poco ella no tenía idea de lo que era el zika, ni sus consecuencias en las madres gestantes y sus bebés. “Para mí fue un shock enterarme de lo que podía ocurrir si el zancudo te pica cuando estás embarazada. Yo asistí al taller realizado por UNICEF acá en mi comunidad y me quedé muy preocupada sobre todo porque acá el embarazo adolescente es muy alto. Las jovencitas esperan a su primer bebé a los 13 o 14 años. Es una situación bastante delicada y si encima de eso, viene el zika, la cosa se pone terrible”.

Es por eso que ella junto a otras agentes comunitarias se pusieron como tarea informar a las adolescentes, mujeres en edad fértil y a las que ya estaban embarazadas del peligro que significaba el Zika y cómo debían protegerse. “Les hablamos de microcefalia. Creo que era la primera vez que escuchaban esa palabra. Ninguna conocía lo que eso era y menos cómo ese daño cerebral impactaría directamente en sus bebés. Les dijimos que la solución era cuidarse. A las que no estaban embarazadas, postergar esa idea y a las que estaban embarazadas les dijimos que tenían que andar con ropa que les cubra más y que en sus casas erradiquen los criaderos de zancudos”

El trabajo de Gilda y las otras agentes fue más allá. Se organizaron para visitar casas y juntar a las familias para enseñarles a cómo reconocer y erradicar los criaderos. Les hablaron a todos de lo que era la microcefalia y la enfermedad de Guillian Barré, otra consecuencia que podría tener el zika en la vida de cualquier persona. “Todos quedaron preocupados. Pero les dijimos que la idea no era quedarse en la preocupación sino en la reacción.

Y los estimulamos a todos a tomar acción. A las madres gestantes a que vayan al centro de salud y no dejen sus controles, algo muy común en nuestras zonas y a todos a eliminar de sus casas todos los elementos donde podría esconderse el vector. Les enseñamos además a cómo lavar los depósitos de agua y lo importante que era mantener sus casas libres de charcos y pozos de agua”. Gracias a estas acciones los barrios del distrito de Punchana están cada vez más organizados y sus líderes comunitarios vienen promoviendo que las madres gestantes de su distrito vayan a realizarse sus controles y todos en conjunto hacen jornadas de limpieza para eliminar al gran enemigo: el zika.   

 

 

 
unite for children