Historias de vida

Vidas reales

 

Agua segura para crecer sano

 

“En Nueva Palestina la mayoría de niños son bochisapitos porque no tenemos agua buena para beber”, comenta Custodio López Vásquez, agente comunal y padre de tres niños. El, como todos en su pueblo, espera que pronto las 82 familias de la comunidad tengan agua bebible y segura en sus hogares.

Custodio nos explica que en esta comunidad amazónica de la Región Ucayali llaman “bochisapitos” a los niños y niñas que tienen el vientre abultado, el rostro pálido y el cuerpo extremadamente delgado. Es decir, a aquellos que tienen parásitos y padecen de anemia o desnutrición infantil.

“Como nuestra comunidad no está oficialmente reconocida no nos ponen red de agua. En cambio nuestros vecinos de Puerto Bethel ya tienen agua buena en la puerta de sus casas”, comenta.

“Hasta para las necesidades más elementales tenemos que agarrar la canoa e ir a las zonas del rio cargadas de vegetación porque las letrinas de las casas están inundadas. La basura la acumulamos en bolsas que luego tiramos al río. Ni en el colegio, ni el centro de salud hay letrinas”, agrega.

Custodio reconoce la importancia del acceso al agua segura. Cuenta que hasta el 2010 su comunidad contaba con un pozo tubular que funcionaba con una polea, pero que cuando se malogró no supieron como repararlo.

“Luego se construyó otro pozo que funciona con bombeo manual, pero el agua que se saca tiene mucho hierro, por eso no lo usamos para beber. También se ha construido un pozo que tiene tanque aéreo y bomba eléctrica pero que solo funciona cuando hay alguna actividad en la comunidad. Los demás días nadie lo utiliza porque está en el centro. La mayoría vivimos cerca del río y cuando regresamos del campo y queremos asearnos o necesitamos agua para cocinar nos es más fácil llegar al río que caminar hasta el pozo”, relata.

A pesar de las condiciones sanitarias en las que viven los 456 habitantes de Nueva Palestina, la esperanza y el optimismo no abandonan a Custodio.

Comenta que UNICEF está brindando apoyo a la comunidad para mejorar el pozo e implementar la red de agua segura para todas las familias. También los está guiando para la instalación de letrinas en el centro de salud y el colegio y los asesora en sus coordinaciones con las autoridades locales y de salud.

“Gracias a este apoyo tendremos menos bochisapitos”, señala finalmente.

 

 
unite for children