Centro de Prensa

Notas de prensa

Artículos de la Representante

Campañas

Carpetas informativas

UNICEF en los medios de comunicación

Emergencia

Recursos para periodistas

Videos

UNICEF en el mundo

La niñez en los medios

UNICEF en las Regiones

Hablan nuestros Aliados y Contrapartes

Te lo dice UNICEF en Buena Onda

Boletines virtuales

Contáctenos

 

“Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, recordemos que trabajar en la prevención de la violencia sexual contra niñas y adolescentes mujeres permitirá darles un mejor futuro a sus vidas”

Compartir

En el Perú, cada día, 4 niñas entre 9 y 13 años dan a luz a su primer hijo producto de un abuso sexual

Lima, 8 de marzo 2018.- Este 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, UNICEF quiere mostrar los rostros de miles de niñas de este país, que al vivir realidades distintas enfrentan una serie de obstáculos que les impiden proteger sus derechos y garantizar todo su potencial.

La igualdad de género implica que las mujeres y los hombres, las niñas y los niños tengan los mismos derechos, los mismos recursos, las mismas oportunidades y la misma protección. Pero este es un deseo que no siempre se cumple y por eso es preciso abordar las desventajas a las que se enfrentan las niñas y las mujeres. El tema de la violencia sexual es uno de los más graves que actualmente vive el país. “Este 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, recordemos que trabajar en la prevención de la violencia sexual contra niñas y adolescentes mujeres permitirá darles un mejor futuro a sus vidas”, sostuvo Maria Luisa Fornara, Representante de UNICEF en el Perú. 

Algunas cifras muestran esta situación: El 72% de los casos denunciados de violación sexual fueron cometidos contra personas menores de 18 años de edad. El porcentaje de adolescentes entre 15 y 19 años que ya son madres o que están embarazadas por primera vez alcanza un 12.7% a nivel nacional y un 23.3% en regiones de la selva. Sin embargo, una de las cifras más terribles es la que señala que cada día, 4 niñas entre 9 y 13 años dan a luz a su primer hijo o hija. Este abuso sexual al que fueron sometidas, trunca el futuro de cientos de niñas que quisieran haber tenido otra experiencia de vida.   

En el tema de educación, de los adolescentes que ingresan a la secundaria solo el 68% concluyen en el tiempo y a la edad esperada y sólo 5 de cada 10 adolescentes mujeres que viven en zonas rurales culminan oportunamente la secundaria. Esta realidad disminuye sus oportunidades de desarrollo y las aleja de posibilidades laborales de mayor envergadura lo que a futuro disminuye sus capacidades de entrar al mercado laboral en mejores condiciones. Como lo dice el Secretario General de la ONU, António Guterres: “La negación de los derechos de las mujeres y las niñas no solo es intrínsicamente malo, sino que también tiene graves consecuencias sociales y económicas que nos impiden progresar. La igualdad de género tiene un efecto transformador que es esencial para el pleno funcionamiento de las comunidades, las sociedades y las economías. El acceso de las mujeres a la educación y los servicios de salud beneficia a sus familias y comunidades, y los beneficios se extienden a las generaciones futuras. Un año adicional de educación puede aumentar el futuro ingreso de una niña hasta un 25%”.

Es por ello que el nuevo programa de cooperación UNICEF hace un foco especial en adolescentes y sobre todo en ese tránsito de la niña hacia esa nueva etapa de su vida. En ese marco, UNICEF junto al Estado peruano y al Gobierno de Canadá lanzó el Proyecto “DE Adolescentes” (Derechos y Educación adolescentes) que se ejecutará en los próximos 7 años en las regiones de Huancavelica, Loreto y Ucayali y en el distrito de Carabayllo en Lima Norte, que beneficiará a 550 mil adolescentes.

El objetivo es el de garantizar que las y los adolescentes, especialmente mujeres, indígenas, de ámbitos rurales, urbano marginales y en condición de pobreza, sean reconocidas como sujetos de derecho en el Perú. El proyecto trabajará además en su capacidad de participación social y se buscará que las y los adolescentes tengan acceso a una educación secundaria de calidad, pertinente y libre de violencia.

El proyecto está alineado con la Agenda 2030. Contribuirá además a las prioridades nacionales establecidas en el Acuerdo Nacional y el Plan Bicentenario, al Plan Nacional de Acción por la Infancia y la Adolescencia (que tiene el rango de ley), el Plan Estratégico Nacional de la Juventud 2015-2021, el Plan Nacional para la Igualdad de Género 2012-2017, el Plan Nacional contra la Violencia hacia la mujer 2009-2015 y el Plan Multisectorial para la Prevención del Embarazo en Adolescentes 2012-2021.

Para más información www.unicef.org/peru,
o en UNICEF favor contactar a Marilú Wiegold al
teléfono 613-0706, celular 99757-3218, e-mail
mwiegold@unicef.org y/o
a Elsa Ursula al teléfono 613-0763, celular 993558526, e-mail
eursula@unicef.org

 

 
unite for children