Centro de Prensa

Notas de prensa

Artículos de la Representante

Campañas

Carpetas informativas

UNICEF en los medios de comunicación

Emergencia

Recursos para periodistas

Videos

UNICEF en el mundo

La niñez en los medios

UNICEF en las Regiones

Hablan nuestros Aliados y Contrapartes

Te lo dice UNICEF en Buena Onda

Boletines virtuales

Contáctenos

 

Los peligros de la niñez en la era digital

         Instagram

Maria Luisa Fornara, Representante de UNICEF en PeruMaria Luisa Fornara
Representante de UNICEF en el Perú

Nacidos en una época en que padres y abuelos considerábamos posible solo en la imaginación de genios como Julio Verne, los nativos de la era digital tienen a un clic de distancia múltiples oportunidades de desarrollo, pero también los crímenes más horrorosos contra la humanidad.

Esta realidad es abordada por Unicef en la nueva edición del Estado Mundial de la Infancia (EMI), que en esta oportunidad recoge el sentir de niñas, niños y adolescentes de 26 países, entre ellos, el Perú.

De acuerdo con el EMI, nueve de cada 10 sitios de abuso sexual infantil identificados a escala mundial están alojados en cinco países: Canadá, Estados Unidos de América, Francia, los Países Bajos y Rusia.

Pero los peligros de la era digital no son solo externos.

Cada vez son más las niñas, niños y adolescentes que prefieren encerrarse en sus dormitorios y alejarse de las actividades deportivas y sociales para conversar, navegar o jugar en línea. El uso inadecuado y excesivo de la tecnología le está ganando el partido a la comunicación cara a cara y creando las condiciones para que, a edad cada vez más temprana, las nuevas generaciones padezcan de depresión, obesidad y diabetes, entre otras enfermedades.

A pesar de todo ello, pretender aislar a niños y adolescentes del avance tecnológico es como querer que un pez siga aleteando fuera del mar.

Privar a niñas, niños y adolescentes de acceder a la era digital es frustrar su desarrollo y comprometer su futuro. Lamentablemente, el ingreso de la niñez a este mundo no es democrático. Se requiere que la red haya alcanzado a su comunidad, y que su familia pueda solventar la conectividad. Actualmente, un tercio de los jóvenes del mundo, 346 millones, no están conectados, lo que agrava las inequidades y reduce la capacidad de la niñez de participar en una economía cada vez más digital.

Internet, símbolo de esta era, y en general la tecnología digital, no han sido desarrolladas pensando en las niñas, niños y adolescentes, ni en sus necesidades y vulnerabilidades. Paradójicamente, ellos y ellas son actualmente sus principales usuarios.

Esta realidad plantea la necesidad de implementar políticas públicas eficaces que permitan que las oportunidades que ofrece esta era lo sean para toda la niñez y adolescencia. En el Perú, Estado y empresa privada deben trabajar arduamente en esa dirección, pues solo el 5% de los hogares rurales posee una computadora.

Otro gran desafío es el de fortalecer las medidas que protejan a niñas, niños y adolescentes del comercio sexual infantil, la trata de personas, el acoso cibernético, la explotación, la pornografía, el ciberacoso y la exposición a contenidos inadecuados.

Urge generar políticas públicas y condiciones que alienten a chicos y chicas a cruzar el umbral del aislamiento y reencontrarse con sus familias y comunidades.

Artículo publicado en el diarios El Peruano el 16-12-17

 

 
unite for children