UNICEF Perú - Centro de Prensa - Confiado en el Señor, apostando por la infancia

Centro de Prensa

Notas de prensa

Artículos de la Representante

Campañas

Carpetas informativas

UNICEF en los medios de comunicación

Emergencia

Recursos para periodistas

Videos

UNICEF en el mundo

La niñez en los medios

UNICEF en las Regiones

Hablan nuestros Aliados y Contrapartes

Te lo dice UNICEF en Buena Onda

Boletines virtuales

Contáctenos

 

Confiado en el Señor, apostando por la infancia

 
Instagram

Gastón Garatea Yori, SSCC
Coordinador Nacional del
Grupo Impulsor Inversión en la Infancia



En la presentación de “Espero confiado en el Señor” recibí una cariñosa carta en quechua de la comunidad de Ayaviri, que los concurrentes entendieron gracias a la traducción de Delfina Paredes.

Esto me dejó pensando en la importancia de la educación intercultural bilingüe (EIB) que garantiza el derecho de la niñez a educarse en su lengua y cultura y que contribuye a que, en zonas rurales y en ciudades, la niñez indígena desarrolle mejor sus habilidades intelectuales y expresivas.

Como maestro y sacerdote he visto y escuchado a chicos y chicas expresarse fluidamente en alguna de nuestras 47 lenguas originarias y enmudecer, cabizbajos, cuando se esperaba que hablaran en castellano.

Duro tránsito del hogar y la comunidad donde se utiliza su idioma materno a una escuela que les habla en otro idioma. No deberían sorprendernos los magros resultados obtenidos en las pruebas que miden logros de aprendizaje. Totalmente entendibles las mejoras registradas cuando se aplica la EIB.

La EIB busca formar chicos capaces de formular y comunicar sus ideas más complejas; transmitir su manera de relatar, la chispa de su humor, los matices de sus sentimientos tanto en la lengua materna como en castellano y en cualquier otra lengua. Con un buen manejo del idioma asociado al entorno y a su cultura, la adquisición de una segunda lengua no requiere una nueva alfabetización. El proceso de aprendizaje es más sólido, ganan en autoestima.

Hoy las carencias materiales conviven con las espirituales. Necesitamos reconciliamos entre nosotros, valorar lo que nos caracteriza como peruanos. La historia, la economía y la política son terrenos donde han sido vulnerados los derechos de nuestros pueblos. Pero soy optimista: respetar su cultura, reconociendo su lengua, es una forma de restituir esos derechos, de avanzar hacia la construcción de un país común.

24-08-2015

 

 
unite for children