El aumento de las tasas de malnutrición pone en peligro a los niños y niñas de la Franja de Gaza

La situación es especialmente grave en el norte, donde uno de cada seis niños y niñas menores de dos años padece desnutrición aguda

20 Febrero 2024
Medición de la circunferencia media del brazo de un niño de 2 años,
UNICEF/UNI519938/El Baba

GINEBRA/NUEVA YORK/ROMA, 19 de febrero de 2024 – Según un nuevo análisis exhaustivo publicado por el Grupo Temático Mundial sobre Nutrición, el pronunciado aumento de las tasas de malnutrición entre los niños y niñas y las mujeres embarazadas y lactantes en la Franja de Gaza supone un grave peligro para su salud.

A medida que el conflicto de la Franja de Gaza se adentra en su vigésima semana, el suministro de agua salubre y alimentos se ha vuelto increíblemente escaso y están proliferando las enfermedades, lo cual entraña riesgos para la nutrición y la inmunidad de las mujeres y los niños y niñas y está provocando un aumento de los casos de desnutrición aguda.

Según el informe, titulado Nutrition Vulnerability and Situation Analysis- Gaza (“La vulnerabilidad de la nutrición y análisis de la situación en Gaza”), el panorama es especialmente preocupante en el norte de la Franja de Gaza, donde el acceso humanitario lleva semanas bloqueado. Los exámenes nutricionales que se llevaron a cabo en los refugios y los centros de salud de la zona norte revelaron que un 15,6% de los niños y niñas menores de dos años –uno de cada seis– están gravemente desnutridos. De ellos, casi un 3% sufren emaciación grave, la forma más letal de la malnutrición, que expone a los niños más pequeños a un mayor riesgo de desarrollar complicaciones médicas y morir si no reciben tratamiento urgente. Dado que estos datos se recabaron en enero, es probable que la situación sea aún más grave en la actualidad.

Otros exámenes similares realizados en Rafah, al sur de la Franja de Gaza –donde la ayuda ha estado menos impedida–, revelaron que un 5% de los niños y niñas menores de dos años padecían desnutrición aguda. Esto pone de relieve que el acceso a la ayuda humanitaria es necesario y que puede contribuir a evitar que la situación siga empeorando. Además, refuerza los llamamientos de los organismos a proteger Rafah de la amenaza de una intensificación de las operaciones militares.

“La población de la Franja de Gaza está a punto de asistir a una explosión de muertes infantiles prevenibles, que ya de por sí habían alcanzado niveles insoportables”, declaró Ted Chaiban, Director Ejecutivo Adjunto de Acción Humanitaria y Operaciones de Suministro de UNICEF. “Llevamos semanas advirtiendo de que la Franja de Gaza está al borde de una crisis nutricional. Si el conflicto no termina de inmediato, la situación nutricional de la infancia seguirá deteriorándose; esto traerá consigo muertes prevenibles o problemas de salud que afectarán de por vida a los niños y las niñas de Gaza, y las consecuencias podrán durar generaciones”.

Antes de las hostilidades de los últimos meses, la prevalencia de la emaciación era baja en la Franja de Gaza: solo un 0,8% de los niños y niñas menores de cinco años padecía desnutrición aguda. La tasa de emaciación del 15,6% entre los niños y niñas menores de dos años en el norte de Gaza revela un declive grave y rápido, y el hecho de que la situación nutricional de una población se haya deteriorado de tal manera en solo tres meses no tiene precedentes a nivel mundial.

Hay un alto riesgo de que las tasas de malnutrición sigan aumentando en la Franja de Gaza debido a la alarmante escasez de alimentos, agua y servicios de salud y nutrición:

  • El 90% de los niños y niñas menores de dos años y el 95% de las mujeres embarazadas y lactantes sufren pobreza alimentaria grave, lo que significa que han consumido dos o menos grupos de alimentos el día anterior y que el valor nutricional de los alimentos que consumen es extremadamente bajo.
  • El 95% de las familias están limitando las comidas y el tamaño de las raciones: en un 64% de los hogares solo se hace una comida al día.
  • Más del 95% de las familias aseguraron que los adultos del hogar habían limitado su ingesta de alimentos para asegurarse de que los niños pequeños tuvieran algo para comer.

“El pronunciado aumento de las tasas de malnutrición que se está presenciando en Gaza es alarmante, pero también completamente prevenible”, aseguró Valerie Guarnieri, Subdirectora Ejecutiva para el Desarrollo de Programas y Políticas del Programa Mundial de Alimentos (PMA). “Los niños y las mujeres, especialmente, necesitan acceso permanente a alimentos saludables, agua limpia y servicios de salud y nutrición. Para que eso suceda, necesitamos mejoras considerables en materia de seguridad y acceso humanitario, así como puntos de entrada adicionales para que la ayuda pueda entrar en Gaza”.

La precaria situación nutricional se está viendo agravada por el estado inadecuado del agua potable, así como por la escasez de agua para cocinar y mantener la higiene. De media, los hogares que participaron en el estudio tenían acceso a menos de un litro de agua salubre por persona al día. Según las normas humanitarias, la cantidad mínima de agua salubre necesaria en una emergencia son tres litros por persona al día, mientras que la norma general es 15 litros por persona, lo que incluye cantidades suficientes para beber, lavarse y cocinar.

Cada vez más personas caen enfermas en Gaza debido al hambre, la sed y la debilidad física. El informe revela que al menos un 90% de niños y niñas menores de cinco años padecen una o más enfermedades infecciosas. Un 70% tuvieron diarrea en las últimas dos semanas, lo que supone un aumento de 23 veces en comparación con la base de referencia de 2022.

“El hambre y las enfermedades forman una combinación letal”, aseguró el Dr. Mike Ryan, Director Ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS). “Cuando tienen hambre y están débiles y profundamente traumatizados, los niños tienen más probabilidades de enfermarse, y cuando se enferman, especialmente cuando padecen diarrea, no pueden absorber los nutrientes adecuadamente. Esto es peligroso y trágico, y está pasando delante de nuestros ojos”.

Si no se incrementa la asistencia humanitaria, la situación nutricional seguirá deteriorándose rápidamente y a escala en toda la Franja de Gaza. La mayoría de los servicios de salud, agua y saneamiento están gravemente dañados, por lo que es esencial que los que siguen funcionando estén lo suficientemente protegidos y reforzados para poder contener la propagación de enfermedades y evitar que los casos de malnutrición sigan aumentando.

UNICEF, el PMA y la OMS exigen un acceso seguro, permanente y sin restricciones para brindar asistencia humanitaria multisectorial urgente en la Franja de Gaza. Esto incluye alimentos nutritivos, suministros nutricionales y servicios básicos para los niños, las niñas y las mujeres desnutridos y en riesgo, de manera que puedan acceder de forma segura a los servicios de tratamiento y atención de salud y nutrición, especialmente los lactantes y los niños menores de cinco años. Los hospitales y los trabajadores de la salud deben estar protegidos contra los ataques para poder prestar cuidados y tratamientos críticos en condiciones de seguridad. Un alto el fuego humanitario inmediato sigue ofreciendo la mejor oportunidad de salvar vidas y acabar con el sufrimiento.

Contactos de prensa

Sandra Esquén
Oficial de Comunicación
UNICEF
Teléfono: SOLO PRENSA
Correo electrónico: sesquen@unicef.org
Elsa Úrsula
Prensa
UNICEF
Teléfono: SOLO PRENSA
Correo electrónico: eursula@unicef.org

Acerca de UNICEF

UNICEF promueve los derechos las niñas, los niños y adolescentes, y la creación de oportunidades equitativas para que cada uno de ellos, sin distinción de género, etnia, lugar de residencia, condición de vida o de cualquier otra índole, pueda desarrollar plenamente su potencial.

Para saber más sobre la misión de UNICEF en Perú, visita www.unicef.org/peru.

Sigue las noticias de UNICEF en WhatsAppInstagramTwitter, LinkedInFacebook, Tik Tok y YouTube