Día de la Tierra: La magia que brota de las manos de una niña

Ana Gabriela, a sus 11 años, quiere inspirar a otras personas a colaborar con el cuidado del medio ambiente

Por Nadia Villalba
Ana Gabi en su huerta
UNICEF Paraguay
22 Abril 2021

Ana Gabriela Giménez tiene 11 años y está en sexto grado, pero además es una eco youtuber. A su corta edad quiere inspirar a otras personas a hacer algo positivo para colaborar con el cuidado del medio ambiente. En el Día Internacional de la Madre Tierra, comparte su experiencia de sobrellevar la pandemia por COVID-19 en aislamiento, pero con esperanza.

“Como no podíamos hacer casi nada por la cuarentena o salir, de lo negativo intenté buscar qué hacer para distraerme en cosas que me animen. Un día vi una hoja muy linda y no sabía qué era, le pregunté a mi mamá y ella me contó que era de un zapallo, ahí empezó la idea de plantar”, expresó. De a poco, Ana fue sacando la maleza, preparando la tierra y pensando en cómo armar su jardín comestible, que fue posible gracias al apoyo de su mamá. “Hasta ahora pudimos plantar zapallo, albahaca, perejil, tomate y rabanito”, contó orgullosa.

Estos años, en el contexto difícil por el que atraviesan niñas, niños y adolescentes como Ana, suponen búsquedas personales para seguir aprendiendo, creciendo y expresando sus emociones y voces ante temas que les preocupan. Al respecto, Leticia Soria, mamá de Ana, expresó que se siente muy orgullosa de los logros de su hija y dijo que a ella le costó afrontar los inicios de la pandemia, pero tener un canal en YouTube y el aumento de cada seguidor le ayudó a fortalecer su autoestima. “Muchos empezaron a preguntarle cómo hacer una huerta y siguieron su ejemplo. Hay muchas cosas que le cuestan en la escuela. Sin embargo, cuando mi hija empezó a hacer esto, pude reflexionar y ver que cada niño y cada niña tienen su valor y su talento. No todos los niños son iguales, no todos pueden lograr las mismas cosas en el mismo tiempo”.

Suscribíte al canal de Youtube de Eco Ana Gabi, aquí

Hacer algo que les guste y les distraiga 

Ana Gabi posando con sus plantitas

Ana además de interesarse por cómo está la naturaleza, anima a más niños y niñas a intentar hacer algo bueno que les guste y les distraiga.

“Creo que hay muchas cosas que se hacen por la Madre Naturaleza, pero igual hay que seguir mejorando, poniendo de nuestra parte. Por ejemplo, podemos reciclar, ahorrar agua, plantar, no quemar basuras” comentó. “Una huerta en casa es algo muy lindo para compartir en familia, y yo me animé porque todo niño de mi edad quiere tener un canal en YouTube, y entonces empecé haciendo esto que me gusta mucho”.

 

 El zapallo gigante

Una de las anécdotas que contó Ana es que cosecharon un zapallo tan gigante que parecía una calabaza, y un día decidieron con su familia partirlo en varios pedazos y repartirlos a los vecinos. Lo mismo hicieron con la albahaca. “Los vecinos no entendían qué pasaba, pero fue muy lindo y divertido porque de un poquito de tierra… ¡todo lo que puede salir!”, aseguró.

Ana invitó a todos a suscribirse a su canal de YouTube, donde comparte recomendaciones para tener un jardín comestible y aprender a reciclar.  Finalmente, dio un mensaje muy especial:

: “Lo que más me gusta es ver cómo el trabajo crece de a poco pero luego se convierte en algo tan grande y lindo que se puede comer y compartir. Muchas cosas se pueden hacer con un cartón de leche, por ejemplo, para usar como maceta, o una huevera y cáscaras de huevo para poner las semillas y poder trasplantar”. Y alentó a las personas a que no se desanimen si plantan porque hay que tener paciencia. “Deseo que se atrevan a hacer esto, es muy linda experiencia y además cuidamos el medio ambiente”.

 

“Los vecinos no entendían qué pasaba, pero fue muy lindo y divertido porque de un poquito de tierra… ¡todo lo que puede salir!”

Ana Gabi, 11 años
Ana Gabi mostrando su zapallo gigante
UNICEF Paraguay