Comunicación

Comunicados 2017

 

UNICEF insta a erradicar el criadazgo en Paraguay

© UNICEF/Paraguay/2011/Keery

ASUNCIÓN, 18 de enero de 2017. El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) insta al Estado y a la sociedad civil a continuar con los esfuerzos para erradicar el criadazgo del Paraguay, que de hecho está prohibido en el país, ya que afecta el desarrollo físico, intelectual y moral de las niñas, niños y adolescentes, que dejan sus estudios y juegos para dedicarse a tareas domésticas fuera de su hogar, en casas de terceros, lo que les expone a sufrir todo tipo de abusos.

El último caso difundido recientemente de una adolescente en situación de criadazgo que fue presuntamente torturada y abusada sexualmente por sus patrones vuelve a poner en la agenda pública la urgencia de erradicar esta práctica del Paraguay, ya que daña y pone en riesgo las vidas de las niñas, niños y adolescentes.

Más allá de este caso extremo, existen miles de niñas, niños y adolescentes en el país que desarrollan tareas domésticas en hogares de terceros, que van desde la limpieza del hogar hasta el cuidado de bebés y jardinería, y no asisten regularmente a la escuela, por lo que con el tiempo terminan dejando sus estudios, reduciendo sus posibilidades de acceder a mejores empleos en el futuro.

Bajo el argumento de querer ayudar a una familia de escasos recursos económicos a cubrir la crianza y educación de sus hijas e hijos, el criadazgo los convierte en un objeto de intercambio, proporcionando mano de obra gratis o barata sin que se cumplan las mínimas garantías de protección y promoción de su desarrollo. De esta manera, el criadazgo se convierte en una de las peores formas de trabajo infantil y en la mayoría de los casos las niñas, niños y adolescentes no reciben una paga por sus servicios, sino apenas techo y comida, en un ambiente inapropiado para su bienestar.

Desde UNICEF alentamos al Estado a que promueva mayores oportunidades de acceso a servicios educativos, de salud y protección para los niños, niñas y adolescentes, para que puedan crecer y desarrollarse en su entorno familiar.

El Estado paraguayo ratificó el convenio 182 de la OIT sobre las peores formas de trabajo infantil que incluye, entre otras, la servidumbre por deuda y las prácticas análogas a la esclavitud. Asimismo, mediante la ley N° 5407/2015 prohíbe expresamente el trabajo infantil doméstico para personas de menos de 18 años de edad.

Según la “Encuesta nacional de actividades de niños, niñas y adolescentes 2011”, 46.993 niñas, niños y adolescentes en Paraguay se encuentran en situación de criadazgo, lo que representaba el 2,5% del total de la población infantil del país.

De acuerdo a un estudio de la organización Luna Nueva, casi el 90% de las adolescentes explotadas sexualmente fue previamente trabajadora infantil doméstica, sometida a maltratos verbales y físicos, además de abuso sexual. 

 

 
Search:

 Email this article

unite for children