La adecuación normativa a la convención sobre los Derechos del Niño en América Latina

Avances y deudas con la niñez.

portada
UNICEF

Puntos destacados

El 20 de noviembre de 1989, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y abrió a firma y ratificación la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN). América Latina lideró el proceso de ratificación y menos de un año después, en tiempo récord, la Convención ya entraba en vigencia. En la región, esto coincidió con la consolidación de los procesos de transición a la democracia, dejando atrás los regímenes dictatoriales  las violaciones masivas a los derechos humanos que trágicamente caracterizaron las décadas previas.

Como parte de esta gran transformación institucional muchos países reformaron sus constituciones y otorgaron jerarquía constitucional a la Convención y otros tratados internacionales de derechos humanos, a la par que incorporaron a su norma fundamental derechos específicos de los niños, niñas y adolescentes. Pero es claro que, la constitucionalización de la Convención y de los derechos de los niños, niñas y adolescentes -más allá del gran avance cualitativo que implica- no alcanza por sí sola a satisfacer la exigencia de adecuación del derecho interno a las obligaciones asumidas por los Estados al ratificar la Convención.

La fuerte tradición codificadora en la región, propia del derecho continental, dirigió el proceso de adecuación interna a la elaboración de códigos o leyes especiales sobre los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Fue Brasil, país pionero en incorporar los derechos de los niños, niñas y adolescentes a su Constitución, quien dio el primer paso al aprobar el ya emblemático “Estatuto del Niño y del Adolescente” en 1990, incluso algunos meses antes de la entrada en vigencia de la Convención. Treinta años después, casi todos los países de la región -con excepción de Chile, Cuba y Panamá- cuentan con leyes equivalentes.

Sin embargo, el hecho de aprobar un Código o una Ley de Protección tampoco es suficiente para adecuar la legislación interna a la Convención porque se hace necesario armonizar otras ramas de la legislación que rigen las relaciones entre los adultos y el Estado con los niños, niñas y adolescentes, como lo son los códigos Civiles, de Familia, Penales o las leyes sobre educación, salud, trabajo, entre tantas otras.

A partir del estudio pormenorizado de los códigos de niños, niñas y adolescentes o leyes de protección integral, junto con los elementos pertinentes de la demás legislación general, el jurista argentino, Alan Iud1, elaboró un informe riguroso y detallado del estado de situación de la adecuación normativa en diecinueve países de América Latina2. El informe no se reduce a la descripción y análisis de la ley, sino que busca detectar tanto los avances realizados como las mejoras legislativas pendientes. Se comparten a continuación los principales hallazgos.

cover

Autor

UNICEF

Fecha de publicación

Idiomas

Español

Descargar el informe

(PDF, 1,83 MB)