UNICEF apoya a niños, niñas y adolescentes de Centros de Protección Infantil durante la COVID-19

Más de 1,000 niñas, niños y adolescentes en Centros de Protección Especial y hogares sustitutos, atendidos por el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, fueron beneficiados con kits de higiene personal.

Gema Espinoza
Centros Especiales
Cortesía
06 Octubre 2020

Belkis tiene 16 años, se despierta a las 6:00 de la mañana, se baña y se alista para desayunar con sus compañeros y compañeras del Centro de Protección en el que vive. Sin embargo, su rutina es diferente a la de hace seis meses y debido a la COVID-19 le ha tocado vivir la experiencia más triste de su vida: no poder despedirse de su padre que falleció en mayo pasado.

De la pandemia lo que más me ha afectado es el fallecimiento de mi papá, fue algo inesperado, pero lo peor es que no pude ir a su entierro por el coronavirus, cuando me enteré de que la persona más importante de mi vida falleció, sentí que se me partió el corazón

Belkis

Belkis está en uno de los Centro de Protección Especial en Managua desde hace dos años, por problemas vividos en su hogar. Actualmente se encuentra cursando el tercer año de secundaria, pero ya no puede ir a la escuela a recibir las clases de forma presencial, ya que es una de las medidas para evitar el contagio de la COVID-19.

 Una de las medidas de prevención es no asistir a lugares donde haya mucha gente por eso también debemos recibir las clases en el centro, pero no es lo mismo, extraño ver a mis a amigas, a mis profesores, estar en la escuela,

Belkys
Centros de Protección Infantil
Cortesía

Al igual que los cambios en la rutina de Belkis muchos niños, niñas y adolescentes en Nicaragua han sufrido cambios transcendentales en su rutina diaria que tendrá consecuencias a largo plazo.

Hoy todo es más complicado para estos niños, niñas y adolescentes porque ya traen un historial familiar complicado, muchos han sufrido algún tipo de violencia en el hogar y la pandemia nos ha obligado a cambiar los procesos de adaptación, sanación y su educación,

Cinthya Obregón, directora de uno de los Centros de protección en Managua.

UNICEF consciente de las condiciones de vulnerabilidad de más de 1,000 niñas, niños y adolescentes en Centros de Protección Especial y hogares sustitutos, atendidos por el Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez (MIFAN), entregó kits de higiene personal para la prevención de la COVID-19 y está trabajando en la implementación de sesiones de apoyo psicoemocional. En esta ocasión la donación de kits de higiene entregada al MIFAN tuvo un costo de U$18,726.21, fondos provenientes de Recursos Regulares de UNICEF.

Para UNICEF es vital el fortalecimiento de la estrategia de Retorno Amoroso a fin de que cada niña, niño o adolescente con medidas de protección, principalmente de internamiento, pueda crecer rodeado del amor y cuidados de una familia, que es el referente de protección y amor de todo ser humano, más en el contexto de la pandemia de COVID-19, que ha obligado el cambio de interacción en la familia,

María Lily Rodríguez, Especialista en Protección de la niñez contra la violencia de UNICEF.
covid 19
Cortesía

Al igual que Belkis, Abigahil de18 años se encuentra en un centro de protección infantil de la Costa Caribe de Nicaragua y siente que la COVID-19 ha cambiado su forma de vivir, porque en muchas ocasiones es difícil implementar las medidas de protección y ahora debe estar pendiente de cuidarse y cuidar a quienes le rodean.

Ahora todo el tiempo debemos estar alerta y lavarnos las manos, con los kits de higiene que nos entregaron, al menos esto es más fácil porque a veces es difícil conseguir el jabón, que es lo más importante para mantener nuestras manos libres del coronavirus.

Abigahil

Los Centros de Protección Infantil, con el apoyo de UNICEF, han implementado una serie de medidas para dar apoyo psicoemocional que ayude a los niños, niñas y adolescentes a lidiar con el estrés provocado por la pandemia y para que aprendan las medidas básicas de prevención.

Las clases de dibujo para que expresen los sentimientos causados por la pandemia han funcionado muy bien, eso ayuda a canalizar la frustración de que muchas cosas han cambiado por la COVID-19,

Elieth Padilla, directora de uno de los Centros de Protección en Puerto Cabezas.

Belkis, Abigahil y otros niños, niñas y adolescentes de los Centros de Protección Especial enfrentan la pandemia al mismo tiempo que deben seguir con sus procesos de sanación y aprendizaje.

Por ello, en los próximos meses UNICEF seguirá brindando apoyo a MIFAN y a las organizaciones socias para mantener y adaptar servicios fundamentales de prevención y respuesta para los niños, niñas y adolescentes afectados por la violencia durante la COVID-19.