A pesar de las dificultades, UNICEF sigue enviando suministros vitales a los países afectados mientras aumentan los casos por COVID-19

28 Marzo 2020
UNICEF/UNI312246/
UNICEF/UNI312246/

COPENHAGUE/NUEVA YORK, 27 de marzo de 2020 – A medida que avanza la pandemia de la COVID-19, UNICEF está obteniendo y enviando suministros vitales a los países afectados, tales como los equipos de protección personal que tan urgentemente se necesitan.

UNICEF mantiene el contacto con alrededor de 1.000 proveedores y líderes industriales de todo el mundo para buscar una solución a las limitaciones comerciales actuales. A pesar de las condiciones extremas de los mercados, como las compras agresivas y las incipientes restricciones a las exportaciones, UNICEF ha conseguido garantizar de abril a junio la disponibilidad de los proveedores de productos esenciales, entre ellos 26,9 millones de mascarillas quirúrgicas, 4,8 millones de respiradores, 6 millones de monos protectores, 7,1 millones de batas quirúrgicas, 1,5 millones de gafas y 29.000 termómetros de infrarrojos.

“Aunque la velocidad y la magnitud del brote están planteando innumerables dificultades, seguimos dedicando todos nuestros esfuerzos a garantizar que los suministros de UNICEF lleguen cuanto antes a quienes más los necesitan”, dijo Etleva Kadilli, Directora de la División de Suministros de UNICEF en Copenhague. “La principal prioridad es proteger a los trabajadores de la salud. Ellos son los héroes que trabajan en primera línea sin descanso proporcionando atención y ayuda a los niños y a las familias afectados por esta crisis mundial sin precedentes”.

Desde el comienzo del brote, UNICEF ha distribuido más de 4,27 millones de guantes, 573.300 mascarillas quirúrgicas, 98.931 respiradores N95, 156.557 batas y 12.750 gafas para ayudar a los países a responder a la pandemia.

En los últimos cargamentos:

  • UNICEF ha enviado el equivalente a cerca de 2 millones de dólares en equipos médicos y de protección personal a la provincia de Hubei, China, para ayudar al gobierno a responder a la COVID-19 en esa zona. Entre los suministros había 150 desfibriladores, 200 monitores de electrocardiograma, 35 sistemas de ultrasonidos portátiles, 100 bombas de infusión, 40.000 mascarillas N95, 20.000 batas y 13.000 gafas protectoras.
  • Desde el 1 de marzo, se han enviado tres cargamentos (con un peso de unas 8 toneladas métricas) de suministros de equipos de protección personal a Teherán, Irán. Los suministros se han distribuido a los hospitales y los centros de salud de las seis provincias más afectadas, y se espera que en los próximos días lleguen al país 18,5 toneladas más de equipos de protección personal.
  • Esta semana, UNICEF ha enviado 14 toneladas métricas de equipos de protección personal a Pakistán para proteger a los trabajadores de la salud de primera línea, entre ellos 114.300 mascarillas quirúrgicas, 12.681 batas y 449.868 guantes.

Está previsto enviar otros cargamentos de equipos de protección personal a la República Popular Democrática de Corea, Eritrea, Indonesia, Palestina y Venezuela, así como concentradores de oxígeno a Sudán del Sur, la República Democrática del Congo, Eritrea, Ucrania y Afganistán.

Aunque Europa es una de las regiones más afectadas por la COVID-19, la División de Suministros de UNICEF de Copenhague, uno de los mayores almacenes humanitarios del mundo, sigue plenamente operativa: el almacén funciona por turnos los siete días de la semana y sigue produciendo botiquines de suministros para la salud, el agua, el saneamiento y la higiene, el desarrollo de la primera infancia y la educación, entre otros. Los equipos de la división están trabajando incesantemente para ampliar el acceso a suministros para la COVID-19 al tiempo que siguen prestando apoyo a las operaciones de otros programas en curso y responden a emergencias en países como Yemen, Siria y la República Democrática del Congo.

La velocidad y la magnitud de la propagación del brote en todo el mundo está incrementando la presión sobre los mercados y plantea dificultades sin precedentes para las operaciones de abastecimiento de UNICEF.

El aumento de las restricciones al transporte internacional está teniendo una repercusión jamás vista sobre las operaciones de flete a nivel mundial, y está produciendo interrupciones en las cadenas de suministro y ocasionando atascos, retrasos y subidas de precios en la distribución de suministros vitales para los programas humanitarios y de desarrollo.

A fin de abordar estas dificultades, UNICEF está revisando la cobertura y la capacidad mundial de los aviones de carga y está trabajando con las oficinas de todo el mundo, los expedidores y las organizaciones aliadas para dar prioridad a los cargamentos y organizar las operaciones de transporte que sean necesarias para distribuir suministros críticos y de emergencia.

Como medida de prevención, UNICEF ha descentralizado algunas de sus existencias más importantes, como los botiquines de emergencia y otros importantes suministros de socorro que ha trasladado de Copenhague a los centros de Dubái, Panamá y Accra, y está organizando operaciones similares para la región de África Oriental y Meridional.

El pasado miércoles UNICEF hizo un llamamiento de 651,6 millones de dólares para su respuesta a la pandemia por COVID-19.

Contactos de prensa

Joe English

UNICEF Nueva York

Teléfono: +1 917 893 0692

Christopher Tidey

UNICEF Nueva York

Teléfono: +1917 340 3017

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos.

Siga a UNICEF en Twitter y Facebook

Para obtener más información sobre el COVID-19 y directrices para proteger a los niños y a las familias, sírvase visitar www.unicef.org/coronavirus