Declaración de la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, sobre los niños privados del cuidado de sus padres debido a la COVID-19

19 Julio 2021

NUEVA YORK, 19 de julio de 2021 – “Debido a que la cifra oficial de muertos por la COVID-19 en todo el mundo ha superado los 4 millones a principios de este mes, UNICEF está cada vez más preocupado por los niños que se quedan huérfanos de uno o ambos progenitores.

“Como ocurre con todas las crisis y pandemias sanitarias, los niños más vulnerables corren un mayor riesgo quedarse sin el cuidado de sus padres debido a la muerte, las enfermedades graves o las dificultades económicas. Esto, a su vez, aumenta el riesgo de que se les coloque bajo un cuidado alternativo inadecuado.

“Aunque es demasiado pronto para calcular el número de niños huérfanos o abandonados como consecuencia de la pandemia, el aumento de las muertes en algunos países significa que muchos niños ya vulnerables a las repercusiones de la COVID-19 deben confrontar una mayor angustia emocional y problemas relacionados con su protección.

“Los daños inmediatos y a largo plazo causados por la separación de la familia y el cuidado alternativo inadecuado, especialmente en instituciones, están bien documentados. Las instituciones se caracterizan a menudo por un régimen de vida intrínsecamente perjudicial. Los niños pueden sufrir a causa de la convivencia forzada y de unas rutinas fijas que no se adaptan a sus necesidades individuales. A menudo se les priva de la capacidad de tomar decisiones que se ajusten a sus intereses.

“Además, los niños en régimen de acogimiento alternativo suelen estar aislados de sus familias y comunidades locales. Privados del cuidado de sus padres, pueden sufrir daños físicos, psicológicos, emocionales y sociales, con consecuencias que duran toda la vida. Estos niños también tienen más probabilidades de sufrir violencia, abusos, abandono y explotación.

“Para prevenir y responder a esta crisis para los niños a corto y largo plazo, es vital que los gobiernos proporcionen a las familias el apoyo emocional, práctico y financiero que necesitan. Al mismo tiempo, debemos trabajar para apoyar un sistema en el que los niños privados del cuidado de sus padres puedan ser atendidos por miembros de la familia ampliada y no sean colocados en lugares de cuidado alternativo inadecuados. Esto incluye:

  • Garantizar que las familias tengan un acceso continuado a la protección social, el asesoramiento y la atención sanitaria.
  • Reforzar los servicios de protección de la infancia, incluidos los trabajadores de los servicios sociales, para los niños y las familias vulnerables.
  • Trabajar con los empleadores para promover políticas favorables a la familia que permitan a los cuidadores atender al niño en cualquier circunstancia.
  • Mantener abiertas y accesibles las escuelas y otros servicios para niños.

“Mientras la COVID-19 sigue devastando familias y comunidades, debemos proteger el derecho de todos los niños a vivir y crecer en un entorno que apoye su desarrollo físico, psicológico, social y emocional”.

Contactos de prensa

Helen Wylie
UNICEF Nueva York
Teléfono: +1 917 244 2215
Correo electrónico: hwylie@unicef.org

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos.

Para obtener más información acerca de UNICEF y su labor en favor de los niños, sírvase visitar https://www.unicef.org/es.

Siga a UNICEF en Twitter, Facebook, Instagram y YouTube.