Urgen políticas para reducir mala nutrición en niños y adolescentes en México

04 Diciembre 2020
Un niño pequeño viendo a la cámara
UNICEF México / Go Studio

Ciudad de México, 4 de diciembre de 2020.- Para reducir la mala nutrición de niñas, niños y adolescentes es necesario formular políticas de salud pública y priorizar recomendaciones y acciones cuya efectividad ha sido probada, recomienda la publicación Recomendaciones de política pública nacional, estatal y local para la prevención, control y reducción de la mala nutrición en niñas, niños y adolescentes en México, presentada hoy por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la Organización Mundial de la Salud/ Organización Panamericana de la Salud (OMS/OPS) y el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) para contribuir a la atención oportuna de esta problemática.

“Es prioritaria la inversión en acciones estratégicas para reducir todas las formas de mala nutrición en niñas, niños y adolescentes, especialmente en zonas marginadas, y evitar así impactos socioeconómicos y educacionales graves, particularmente en el contexto de la actual pandemia”, señaló Christian Skoog, Representante de UNICEF en México.

“La suma de esfuerzos del gobierno, sociedad civil, sector empresarial y Naciones Unidas es primordial y urgente para mejorar la nutrición de la infancia y adolescencia en México, por lo que alentamos a tomar esta publicación como una invitación al fortalecimiento y financiación de políticas públicas que contribuyan a ello”.

Aunque la desnutrición crónica en niñas y niños menores de cinco años presentó una tendencia a disminuir en los últimos 30 años, entre 2012 y 2018 se estancaron las mejorías (ENSANUT 2012, 2018-19), por lo que continúa siendo un problema de salud pública, particularmente presente en los sectores más vulnerables. Por otra parte, la anemia, el sobrepeso y la obesidad no han logrado reducirse y continúan en aumento. En México, el 35.5% de niños entre 5 y 11 años tiene sobrepeso y obesidad (ENSANUT 2018-19)

La mala nutrición provoca serios daños a la salud y desarrollo de niñas, niños y adolescentes: mayor morbilidad y mortalidad; deterioro en la función cognitiva y menor rendimiento escolar; estigma y discriminación, además de enfermedades crónicas, mortalidad prematura y menor calidad de vida en la adultez (The Lancet 2008 y 2019). Para el sistema de salud y la sociedad, esto genera altos costos económicos, ya que afecta negativamente la productividad, la generación de ingresos y el crecimiento económico del país, además del medio ambiente. Invertir en la salud, educación y desarrollo de niñas, niños y adolescentes tiene beneficios durante toda su vida y la de futuras generaciones.

Las diez recomendaciones del documento se conjuntan en dos “Líneas de Acción Estratégicas”, que abordan acciones prioritarias a desarrollar:

Línea 1: Atención primaria en salud y nutrición con énfasis en los primeros 1,000 días

  • Impulsar estrategias integrales nacionales y estatales enfocadas en los primeros 1000 días de vida, que aseguren la calidad de la atención primaria y nutricional, especialmente en zonas marginadas rurales y urbanas, para garantizar así el sano crecimiento de niñas, niños y adolescentes.
  • Asegurar la lactancia materna exclusiva y alimentación correcta a partir de los seis meses de vida.
  • Regular la publicidad y abogar por un etiquetado frontal claro para las fórmulas infantiles y los alimentos y bebidas dirigidos a menores de dos años.
  • Monitorear la implementación del Código de Sucedáneos de la Leche Materna.
  • Modificar la legislación laboral para incrementar la licencia de maternidad e incluir a las mujeres del sector laboral informal.

Línea 2: Entornos saludables para la alimentación, consumo de agua y actividad física.

  • Impulsar la aprobación de la Ley General del Derecho a la Alimentación Adecuada y la actualización de las Guías Alimentarias de México y de la Norma Oficial Mexicana 043 sobre orientación alimentaria, para que sean tomadas en cuenta como instrumentos rectores de campañas de comunicación para cambio de comportamiento.
  • Impulsar el diseño e implementación de campañas de comunicación para cambios de comportamiento diferenciadas por etapas de vida: primera infancia, niñez, adolescencia, juventud y adultez, pues cada uno de esos grupos cuenta con intereses y contexto propios.
  • En preparación al regreso presencial a las escuelas, es indispensable la modificación de los entornos para facilitar la adopción de estilos de vida saludables, incluyendo por medio del aseguramiento de agua potable, buenas condiciones de higiene, infraestructura o materiales para la realización de actividad física frecuente y provisión de alimentos frescos.
  • En preparación al regreso de las y los niños pequeños a los Centros de Atención Infantil, es prioritario contar con lineamientos y normativas sobre alimentación e hidratación saludables y sostenibles, inclusive en cuanto a lactancia materna y actividad física.

“La publicación que hoy les presentamos es una herramienta que tiene como propósito contribuir a los esfuerzos nacionales para hacer frente a esta otra pandemia que ataca a la niñez de México, la malnutrición en sus tres formas: sobrepeso, desnutrición y deficiencia de micronutrientes. Hacemos un llamado a modificar el sistema alimentario y los patrones actuales de consumo de alimentos hacia otros que sean más sostenibles, acciones cruciales para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030, al igual que para garantizar modalidades de producción y consumo sostenibles y resilientes a cualquier crisis. “, comento Lina Pohl, Representante de la FAO en México.

En ese sentido, las recomendaciones y acciones prioritarias descritas en el documento como para el diseño de políticas públicas se dirigen a las autoridades municipales, estatales y/o federales responsables de su implementación, y proponen modificar simultáneamente las causas inmediatas, subyacentes y básicas de la mala nutrición, contribuyendo a la vez a la sostenibilidad ambiental.

Para lograr el mayor efecto posible en la implementación de esas acciones, es primordial dotarlas de un presupuesto específico, monitorearlas y evaluarlas regularmente, asegurar que estén libres de conflicto de intereses, ser de carácter multidisciplinario e intersectorial e involucrar a instancias de todos los niveles gubernamentales. Asimismo, deben contar con el apoyo de todos los sectores de la sociedad para poder asegurar una adecuada implementación e impacto, y reducir así brechas en la atención de la mala nutrición y sus causas, especialmente en las comunidades más vulnerables, incluidas las indígenas.

“Hay que resaltar la importancia y necesidad del compromiso para contar con un presupuesto específico para poder implementar y evaluar las recomendaciones, la necesidad de monitorear y evaluar su implementación y resultados. También, es importante proteger las políticas de salud y alimentación de los intereses de la industria de alimentos y bebidas”, dijo Juan Rivera Dommarco, Director General del INSP.

Contactos de prensa

Rocío Núñez Castellanos
Coordinadora de medios
UNICEF México
Teléfono: +52 55 5284 9530
Correo electrónico: rnunez@unicef.org

Sobre UNICEF en México

En UNICEF promovemos el cumplimiento de los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en más de 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, niñas y adolescentes, centrando especialmente nuestros esfuerzos, en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

En México, UNICEF cumple 65 años, promoviendo y protegiendo los derechos de la infancia. Conjuntamente con el gobierno y la sociedad civil, busca establecer las condiciones necesarias para superar la pobreza, la desigualdad y la discriminación. Las actividades que apoya UNICEF en México se financian en su mayoría a través de contribuciones y donaciones voluntarias de individuos y de empresas.

Para contribuir al trabajo de UNICEF ingrese a http://www.unicef.org.mx o llame al 01 800 841 88 88

Síguenos en Facebook, Twitter, InstagramYouTube y LinkedIn