27 Abril 2021

Protección social y la migración venezolana

La pandemia de COVID-19 representa un desafío enorme para todos los países debido a sus consecuencias en la salud pública y sus efectos socioeconómicos para las familias. Dentro de este contexto, América Latina y el Caribe enfrenta el desplazamiento más grande en su historia reciente, con alrededor de 4,2 millones de venezolanos que hoy viven en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Panamá y Trinidad y Tobago. Esta población migrante, tanto en tránsito como en el país de destino, afronta diferentes tipos de riesgos, ya sea vinculados al proceso de migración o a su condición migratoria, o bien otros que se agravaron por la situación de emergencia sanitaria. Su extrema vulnerabilidad a los impactos socioeconómicos de las medidas adoptadas para responder a la crisis de COVID-19 dada su sobrerrepresentación en el sector informal de la economía, aunado a su baja inclusión dentro de los mecanismos de protección social, al tiempo que arriesga profundamente su bienestar, también compromete la salud pública y el bienestar de las poblaciones locales. Ante ese panorama, la protección social puede jugar un papel fundamental en la reducción de vulnerabilidades de los migrantes y ayudar a mitigar los impactos de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19. Algunos de los hallazgos de la nota muestran que los países de ALC han recurrido a los componentes de la protección social mediante el uso de los programas de asistencia social, seguridad social y mercado laboral para proteger a la población afectada. Sin embargo, hasta octubre de 2020 son pocos los casos de programas gubernamentales que incluyen a la población migrante venezolana, siendo principalmente programas de asistencia social, y, cuando lo hacen, casi siempre se trata de aquellos que tienen estatus migratorio regular en el país. Esta nota técnica desarrollada conjuntamente por el IPC-IG, UNICEF LACRO y WFP presenta un análisis de la inclusión de la población migrante venezolana a la protección social como parte de la respuesta a la emergencia de la pandemia en nueve países de América Latina y el Caribe. También, expone los riesgos y vulnerabilidades específicas e inherentes a la condición de migrante (Capítulo 2), destaca los principales marcos normativos nacionales e internacionales que reconocen sus derechos (Capítulo 3) y analiza el acceso efectivo de los migrantes a los sistemas de protección social previo a la pandemia y durante la emergencia por COVID-19 (Capítulos 4 y 5). Por último, la nota presenta los principales hallazgos y algunas reflexiones para la promoción de sistemas de protección social más inclusivos (Capítulo 6 y 7).
09 Enero 2020

Ciudades amigas de la infancia

Frente a los desafíos de abordar las complejas problemáticas que viven niños y niñas en las ciudades y reducir las desigualdades que enfrentan, se vuelve esencial integrar la perspectiva de niñez en las agendas de desarrollo urbano. Esto debe hacerse no solo a partir de políticas sociales, programas focalizados y atención de emergencias puntuales, sino también en áreas amplias y transversales de la gestión urbana como en infraestructura, seguridad, o administración de recursos. Impulsar la perspectiva de niñez en la gestión urbana requiere integrar las necesidades y prioridades de esta población en los procesos de planificación formal, así como en el diseño e implementación de programas y servicios urbanos. Es en este contexto donde la experiencia de la iniciativa Ciudades Amigas de la Infancia (CAI), impulsada globalmente por UNICEF desde hace dos décadas, es una referencia necesaria en América Latina, al menos seis países latinoamericanos (Brasil, Costa Rica, México, Perú, Paraguay y Colombia) tienen programas basados en CAI y estas experiencias han sido implementadas en territorios en los que habitan cerca de 50 millones de niños, niñas y adolescentes. En este documento se presentan ejemplos de buenas prácticas en la implementación de CAI en la región, mostrando sus elementos más importantes y analizando su estructura y funcionamiento, así como sus fortalezas y aspectos susceptibles de mejora. Con ello se busca ofrecer mayor información sobre este tipo de iniciativas apoyadas por UNICEF en América Latina, y fortalecer los vínculos entre las experiencias existentes que contribuya al aprendizaje mutuo. Además, se recopila una serie de recursos de utilidad para comprender y profundizar en los modelos de implementación de CAI, como guías, manuales, documentos programáticos, reportes de resultados y otras herramientas producidas por quienes participan en el diseño e implementación de estas iniciativas. No obstante, se deja aún pendiente una evaluación formal del éxito – o no – de estas iniciativas en lograr resultados, ya sea medidos en términos de impacto sobre los derechos de la infancia o como mejoras en la gestión pública subnacional.
08 Octubre 2019

Protección social

A pesar de que la región ha realizado fuertes esfuerzos en la última década, la erradicación de la pobreza y pobreza extrema, así como la reducción de la desigualdad, continúan siendo uno de los principales desafíos en América Latina. Entre el 2002 y el 2018, el número de personas que viven en pobreza cayó de 226 a 182 millones – una reducción de..., Notas técnicas en protección social y COVID-19, Nota técnica 1: Protección social y respuesta al COVID-19 en América Latina y el Caribe. Nota técnica 1: Protección social y respuesta al COVID-19 en América Latina y el Caribe. Nota técnica 1: Protección social y respuesta al COVID-19 en América Latina y el Caribe Nota técnica 2: Protección social y respuesta al COVID-19 en América Latina y el..., Recursos, Portada Publicación Marco programático mundial de protección social del UNICEF Marco programático mundial de protección social del UNICEF Portada Universal child benefits: Policy issues and options Universal child benefits: Policy issues and options  (solo en inglés). Portada Las prestaciones familiares públicas en AL Las prestaciones familiares..., Publicaciones de las oficinas de país,   País/Área Título de la publicación Año Autor Argentina Análisis y propuestas de mejora para ampliar la Asignación Universal por Hijo para alcanzar la cobertura universal 2018 UNICEF, Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, UBA, Celdas Argentina Análisis de los Centros de Primera Infancia. Principales resultados 2016 UNICEF, CIPPEC, FLACSO...
25 Enero 2019

Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México

La pobreza es más que la escasez o la insuficiencia de ingresos que afecta a los individuos, a los hogares o a las comunidades enteras. Esto es particularmente relevante cuando se aborda la pobreza en la infancia, ya que ésta tiene características que le dan a su atención un sentido de urgencia: la probabilidad de que se vuelva permanente es más alta que en el caso de los adultos, al igual que la posibilidad de que se reproduzca en la siguiente generación. Además, las consecuencias negativas que ocasiona son irreversibles en la mayoría de los casos, lo que compromete el desarrollo presente y futuro de las niñas, niños y adolescentes que viven en situación de pobreza. Con esto en mente, y partiendo de la confluencia entre sus mandatos, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en México y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL) han trabajado de manera conjunta para generar evidencia y propuestas relacionadas con el análisis de la pobreza y la política social, con énfasis en la población de niñas, niños y adolescentes. En este sentido, el presente documento es el tercero de la serie “Pobreza y derechos sociales de niñas, niños y adolescentes en México”, que tiene el propósito de brindar a la sociedad mexicana diagnósticos actualizados sobre la magnitud, características y tendencias de las situaciones de pobreza y vulnerabilidad a las que se enfrentan niñas, niños y adolescentes del país. En 2014, 1 de cada 2 niños, niñas y adolescentes en México era pobre; 1 de cada 9 se encontraba en pobreza extrema. Como país firmante y participante activo en las negociaciones para definir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), México ha aceptado el compromiso de “reducir al menos a la mitad la proporción de hombres, mujeres y niños de todas las edades que viven en la pobreza en todas sus dimensiones, con arreglo a las definiciones nacionales”. Este documento busca brindar elementos con la finalidad de definir una línea base para el seguimiento de los avances hacia la consecución de dicha meta, proporcionando un diagnóstico sobre la magnitud y características de la pobreza entre la población infantil y adolescente del país, así como su evolución en el corto y mediano plazo.
25 Enero 2019

Child Poverty and Disparities in Jamaica

This study is not only a component of the Global Study of Child Poverty and Disparities commissioned and guided by UNICEF in 40 countries, but also seeks to extend local knowledge on the poverty and related aspects of Jamaican children. Estimates of poverty in Jamaica have been made annually since 1989 based on the Jamaica Survey of Living Conditions (JSLC). The percentage of the population below the national poverty line has been declining steadily, and the estimates of the percentage of the child population below the poverty line has followed this trend while maintaining a margin greater than the national average. This study investigates the deprivation of Jamaican children in seven (7) dimensions selected by UNICEF’s Global Study Guide, using data from the Multiple Indicator Cluster Survey (MICS) of 2005 with criteria for “severe” and “less severe” deprivation adopted from the Bristol Study. Of the seven (7) dimensions, data was collected on only four (4) – sanitation, water, education and health. No data was collected on the deprivation of children with respect to food, shelter and deprivation. The sample size of 5813 children proved to be too small to draw robust inferences. However, the study indicated that of the four (4) areas where data was collected, the highest frequency of “severe” deprivation was estimated for health, 9%, followed by water, 5%. No Jamaican children were reported to be severely deprived of education, and only a marginal 1% was severely deprived of sanitation.