Protección

Protección

Violencia contra la niñez y la adolescencia

Niñez migrante

 

Ciclo migratorio y marco jurídico

© UNICEF/UNI176266/Ojeda

En América Latina y el Caribe, la migración es provocada por múltiples razones:

  • La pobreza y la falta de oportunidades.
  • La violencia armada (maras y pandillas y conflictos armados-Colombia y Venezuela) y la violencia intrafamiliar.
  • El deseo de buscar la reunificación familiar. Los niños, niñas y adolescentes deciden viajar solos para cruzar la frontera de los Estados Unidos en primer lugar por el deseo de reunirse con sus familiares, en segundo término por el deseo de mejorar su nivel de vida a través del desempeño de un trabajo y, por último, por el deseo de escapar de la violencia familiar o de la explotación sexual..

¿A qué se enfrentan los niños cuando viajan solos?

En los últimos años, los controles migratorios en la frontera de los Estados Unidos se han recrudecido. El desvío de flujos migratorios a zonas más inseguras para evadir dichos controles y la contratación más frecuente de traficantes de personas, pone en peligro la vida de los migrantes indocumentados, especialmente la de los niños y las niñas.

Los niños y niñas que deciden cruzar la frontera sin compañía pueden sufrir graves violaciones a su integridad física y a sus derechos humanos. Los niños migrantes pueden: sufrir accidentes (asfixia, deshidratación, heridas); ser enganchados a redes del crimen organizado; ser sometidos a explotación sexual o laboral; sufrir maltrato institucional en el momento de la repatriación o perder la vida en el momento del transito y cruce, entre muchas otras cosas.

Estos niños se encuentran en un estado permanente de violación de derechos ya que, además de los riesgos que enfrentan, interrumpen sus estudios regulares, lo cual frena sus posibilidades de desarrollo y, por supuesto, no disfrutan de derechos básicos como el derecho a la alimentación, a la salud, a vivir en familia, entre otros.

Ciclo migratorio: repatriación y retorno

Con algunas variaciones, el ciclo migratorio y el procedimiento administrativo por el que atraviesan los niños migrantes no acompañados es el siguiente:

  1. El niño sale del lugar de origen.
  2. Llega a la frontera.
  3. Cruza la frontera.
  4. Es detenido por la autoridad migratoria del lugar de destino.
  5. Es llevado a una estación migratoria.
  6. El Consulado del país de origen coordina la repatriación.
  7. Es trasladado al puerto de entrada de su país.
  8. Se queda en un albergue de tránsito (si es que existe).
  9. Se localiza a los padres o familiares.
  10. Es trasladado de regreso a su lugar de origen.

Marco jurídico

Para enfrentar los desafíos que conlleva la migración infantil y adolescente no acompañada se han desarrollado cuerpos jurídicos cuya intención es la protección de los derechos humanos de las personas que se encuentran en procesos migratorios, especialmente los niños y los adolescentes.

  • Convención internacional sobre la protección de los derechos de los trabajadores migratorios y sus familias
  • Convención sobre los Derechos del Niño
  • Ley General de Población

 

 

 

 

 

 
Search:

 Email this article

unite for children