Un mes después del terremoto de Haití: 260.000 niños, niñas y adolescentes siguen requiriendo ayuda humanitaria - UNICEF

14 Septiembre 2021
Un niño frente a una casa destruida.
UNICEF/UN0516433/Haro

PUERTO PRÍNCIPE/CIUDAD DE PANAMÁ, 14 de septiembre de 2021 - Un mes después de que un terremoto de 7,2 grados de magnitud sacudiera el suroeste de Haití, se estima que 650.000 personas, entre ellas 260.000 niños, niñas y adolescentes, siguen necesitando asistencia humanitaria urgente, advirtió hoy UNICEF.

“Los niños, niñas y adolescentes de Haití siguen luchando por asimilar las consecuencias de un terremoto que hizo que se desmoronaran sus hogares, escuelas, instalaciones sanitarias y comunidades enteras”, dijo Jean Gough, Directora Regional de UNICEF para América Latina y el Caribe.

“Los servicios de salud siguen interrumpidos en gran medida en el suroeste de Haití. Muchos hospitales están dañados o destruidos. Muchas familias con niños, niñas y adolescentes tienen miedo de buscar tratamiento en los pocos centros de salud que quedan en pie. El acceso limitado al agua potable y a los servicios sanitarios básicos está poniendo en peligro vidas jóvenes”, añadió.

Los sistemas de salud están luchando para hacer frente a las necesidades, con 12.000 personas heridas y unos 82 centros de salud dañados o destruidos en los departamentos más afectados. Incluso un mes después, algunas comunidades rurales siguen sin poder acceder a instalaciones sanitarias funcionales debido a los daños en las infraestructuras. La limitada capacidad de atención sanitaria presenta elevados riesgos para la salud, como la infección de heridas y el riesgo de tétanos.

La falta de servicios rutinarios de atención sanitaria ha aumentado el riesgo de muertes maternas y neonatales, ya que muchas salas de maternidad y cirugía no cumplen los criterios de seguridad para partos seguros. La capacidad de las autoridades sanitarias para prevenir, identificar y tratar la desnutrición también se ha visto debilitada por el terremoto.

En respuesta a este aumento de las necesidades, UNICEF está trabajando con sus socios para proporcionar medicamentos esenciales, suministros y equipos médicos y productos nutricionales, apoyar la reanudación de los servicios de atención médica para los centros de salud dañados o destruidos, y fortalecer la gestión de la cadena de suministro de salud.

UNICEF ha equipado a 24 equipos de clínicas móviles con equipos médicos y medicamentos esenciales para proporcionar servicios integrados de salud y nutrición - incluyendo la identificación y el tratamiento de la desnutrición aguda - en comunidades remotas.

“Si las familias con niños no pueden acceder a los centros de salud después del terremoto, es fundamental llevarles los servicios de salud que salvan vidas para que podamos prevenir la muerte de los niños, niñas y adolescentes,” dijo Gough. “UNICEF está instalando más clínicas móviles sobre el terreno para mantener sanos a los niños, niñas y adolescentes. Con miles de familias, niños, niñas y adolescentes que necesitan atención médica urgente, no podemos esperar a que se reconstruyan las instalaciones sanitarias”.

Otros resultados sanitarios clave hasta la fecha son los siguientes:

  • 50.000 personas recibieron suministros médicos esenciales para un periodo de tres meses en 19 hospitales principales que participan en la atención de emergencia de las víctimas. 
  • 300.000 personas recibieron equipos de protección personal (EPP) para un periodo de tres meses.

En cuanto a la salud infantil y materna, UNICEF está dando prioridad a la continuación de la atención primaria de salud para niños, niñas y mujeres, en estrecha coordinación con el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Durante los próximos seis meses, UNICEF apoyará la prestación de servicios esenciales de salud y nutrición dirigidos a más de 251.000 niños, niñas y mujeres, incluyendo la entrega de suministros esenciales para tratar enfermedades infantiles comunes.

Otras intervenciones sanitarias que se desarrollarán son la ampliación de la cobertura de inmunización rutinaria para 35.000 niños y niñas, la identificación y el tratamiento de los niños y niñas con desnutrición aguda, los programas de apoyo a la alimentación de lactantes, niños y niñas pequeños/as y de suplementos nutricionales para prevenir la desnutrición y la prestación de servicios de atención materna, neonatal e infantil.

UNICEF también apoyará la reconstrucción y reparación de 30 hospitales y centros de atención primaria dañados, así como la capacitación de 3.000 empleados de centros de salud y trabajadores sanitarios de la comunidad en materia de prevención y control de infecciones (PCI), incluyendo la continuación de la prevención del COVID-19 y el suministro de equipos de protección personal (EPP).

UNICEF solicita 73,3 millones de dólares para responder a las necesidades humanitarias debidas al terremoto, centrándose en proporcionar apoyo urgente en materia de salud, educación, agua y saneamiento, nutrición y protección de la infancia, incluida la violencia de género, durante los próximos seis meses. Hasta ahora, se ha recibido menos del 11 por ciento.


###

Nota a los editores:

Otros resultados clave de UNICEF y su respuesta incluyen:

  • Distribución a más de 250.000 personas afectadas de 1,9 millones de litros de agua potable a través de camiones cisterna.
  • Distribución de 5.598 kits de higiene para cubrir a 28.000 personas, incluyendo 2.300 previamente colocados de 41 rollos de lona, 15 depósitos y cloro. Hay más suministros en camino, incluyendo 3 unidades de tratamiento de agua, 41 depósitos, lonas y 31.200 kits de higiene para 156.000 personas durante 3 meses.
  • Instalación de 11 plantas de tratamiento de agua y 51 depósitos, con un volumen total de 415.000 litros, así como el suministro de combustible para el transporte de agua en camiones.
  • Instalación de 70 bloques de letrinas removibles y reutilizables e instalaciones para lavarse las manos.
  • Distribución de lonas y purificadores de agua en 10 hogares infantiles/orfanatos que acogen a unos 340 niños y niñas.
  • Desarrollo de actividades de apoyo psicosocial con 178 niños (96 niñas y 82 niños) en espacios recreativos de Les Cayes y de sensibilización para 133 personas sobre los riesgos de la explotación y el tráfico de niños, niñas y adolescentes.
  • Garantizar que más de 1,5 millones de niñas, niños y mujeres tengan acceso a canales seguros para denunciar la explotación y los abusos sexuales y recibir servicios de apoyo especializados en los próximos 6 meses.
  • Establecimiento de 900 espacios de aprendizaje semipermanentes seguros (aulas) y rehabilitación 400 aulas parcialmente destruidas para garantizar que 100.000 niños y niñas tengan acceso a una educación de calidad y a un aprendizaje temprano.
  • Desarrollo de transferencias monetarias de emergencia para ayudar a hasta 20.000 de las familias más vulnerables con niños, niñas y/o mujeres embarazadas a acceder a servicios esenciales y artículos no alimentarios.
  • Capacitación de al menos 450 U-Reporters del departamento del Sur, Grand'Anse y Les Nippes en Protección contra la Explotación y el Abuso Sexual (PEAS), violencia de género, e higiene en situaciones de emergencia y gestión de la salud mental.

Contactos de prensa

Ndiaga Seck
Jefe de Comunicación
UNICEF Haití
Teléfono: +509 3744 6199
Correo electrónico: nseck@unicef.org
Laurent Duvillier
Jefe Regional de Comunicación
UNICEF para América Latina y el Caribe
Teléfono: + 507 3017393
Teléfono: + 507 6169 9886
Correo electrónico: lduvillier@unicef.org

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada infancia, en todas partes, cada día, para construir un mundo mejor para todos.

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor, visite www.unicef.org/lac.

Siga a UNICEF en Twitter y Facebook.