Panorama general

Panorama general

Contexto de país

¿Qué hace UNICEF en Honduras?

Amenazas para los objetivos de UNICEF

 

Pobreza y desigualdad


                                            

El principal problema de Honduras es superar la desigualdad y la pobreza, que afectan gravemente a la infancia y a la mujer. Honduras en 2006 tenía una población de 7,4 millones de habitantes y una tasa anual de crecimiento demográfico de 2,4 %; un 50 % de la población tenía menos de 18 años.

El desglose de la distribución de los ingresos indica que el 10 % más rico de la población obtiene un 39 % de los ingresos del país, mientras que el más pobre recibe un 11 %. Honduras es el segundo país más pobre del continente americano, con un Producto Nacional Bruto (PNB) per cápita de 1,000 dólares apróximadamente.

Un 42% de los hogares -según datos del INE de 2006- vive en una situación de pobreza extrema. Fundamentalmente, en la región occidental, donde se asientan las comunidades indígenas, y en las zonas periurbanas de las dos principales ciudades: Tegucigalpa y San Pedro Sula.

Por otro lado, el modelo económico vigente no beneficia a los pobres -a pesar de la mejora macroeconómica experimentada entre 2002 y 2005, período en el que se registró un crecimiento económico promedio del 4,2 % anual- y la pobreza extrema apenas disminuyó del 45 % al 43% de la población, afectando al 60 % de las zonas rurales y al 76 % de la población indígena.

La desigual distribución geográfica de la infraestructura y los servicios públicos acentúa las disparidades, mientras que la pobreza generalizada y las graves desigualdades socavan el respeto de los derechos del niño.

 

 
Search:

 Email this article

unite for children