UNICEF lanza cursos virtuales para reforzar conocimientos y prácticas con el objetivo de prevenir la malnutrición en el país

UNICEF junto al Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, OMS/OPS y Centrarse impulsan dos cursos virtuales para personal de salud, la academia y sector privado

25 Agosto 2020
Lactancia materna
UNICEF Guatemala/Patricia Willocq

Ciudad de Guatemala, 25 de agosto de 2020 – Para que los trabajadores de salud, la academia y el sector privado cuente con las herramientas necesarias para garantizar que cada madre y recién nacido reciba los cuidados adecuados en nutrición, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en conjunto con la Secretaria de Seguridad Alimentaria y Nutricional (SESAN), el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, la Organización Mundial para la Salud (OPS/OMS) y el Centro para la Acción de la Responsabilidad Social Empresarial en Guatemala (CentraRSE) lanzan dos cursos virtuales: 20 Horas de lactancia materna y Derechos de la niñez y nutrición para empresas, con el fin de prevenir la malnutrición en Guatemala.

Las mujeres embarazadas y los bebés nacidos durante la pandemia se están enfrentando a unos sistemas de salud sobrecargados, interrupciones en los servicios y dificultades para movilizarse, lo que pone en peligro su bienestar. Las nuevas familias requieren apoyo para iniciar la lactancia materna, y para esto, el personal de salud debe estar preparado para dar la mejor orientación.

“Es importante en esta situación de pandemia, que las madres reciban todo el apoyo posible para que puedan seguir amamantando a sus bebés. Si se alimentara a todos los bebés solo con leche materna desde el momento en que nacen hasta los seis meses de edad, se salvarían muchas vidas y le estaríamos asegurando un mejor comienzo a cada niña y niño; ahora más que nunca, ésta práctica es sumamente importante” dijo Carlos Carrera, Representante de UNICEF. “Hacer que los bebés esperen demasiado tiempo para tener el primer contacto con su madre e inicie a ser amamantado, disminuye las posibilidades del recién nacido de sobrevivir, limita la producción de leche y reduce las posibilidades de la lactancia materna exclusiva” resalto.

En Guatemala, sólo el 53% de los bebés menores de seis meses son amamantados de manera exclusiva. Los bebés que no reciben leche materna en absoluto tienen 14 veces más probabilidades de morir que aquellos que se alimentan sólo con leche materna. Los servicios de salud deben apoyar a través del cumplimiento de la Iniciativa de Servicios Amigos de la Lactancia Materna, los 10 pasos que llevan a una lactancia materna exitosa.

El curso de 20 Horas de lactancia materna busca fortalecer las competencias del personal de los servicios de salud acerca de la lactancia materna, facilitando las herramientas necesarias para que Nutricionistas, médicos, enfermeras, auxiliares de enfermería, consejeros, educadoras y personas que tienen responsabilidad directa en el cuidado de embarazadas, puedan brindarle a las madres y a sus bebés el apoyo que necesitan.

Por otro lado, el curso Derechos de la niñez y nutrición para empresa, promoverá en siete módulos, la participación de las empresas para que establezcan un plan de Comunicación para el Desarrollo orientado al cambio de comportamientos para prevenir la malnutrición en la niñez y adolescencia. Impulsando el desarrollo de acciones desde su propio ámbito de influencia vinculadas al desarrollo integral de la primera infancia.

Estudios han demostrado que cuanto más se retrasa la lactancia, mayor es el riesgo de morir en el primer mes de vida. Retrasar la lactancia materna de 2 a 23 horas después del nacimiento aumenta el riesgo de morir en los primeros 28 días de vida en un 40%. Retrasarla por 24 horas o más incrementa este riesgo hasta un 80%. Por ello, a pesar de la prevalencia de la pandemia en el país, UNICEF resalta la importancia de que las madres le proporcionen este líquido vital a los recién nacidos y continúen dándoselo aún en el contexto de COVID-19, guardando las medidas de prevención y protección personal

 A la fecha no existe evidencia que el virus de la COVID19 se transmite de las madres a los bebés durante el embarazo y el parto, por lo que UNICEF recomienda a todas las mujeres embarazadas:

 

  • Seguir las precauciones para protegerse de la exposición al virus, observarse atentamente para detectar posibles síntomas de la COVID-19 y buscar asesoramiento en el centro de salud designado más cercano si tienen alguna inquietud o presentan síntomas.
  • Seguir amamantando a su bebé incluso si están infectadas o sospechan que podrían estarlo, ya que el virus no se ha encontrado en las muestras de leche materna. Las madres que padecen la COVID-19 deben ponerse mascarilla para amamantar a su bebé; lavarse las manos antes y después de tocarlo; y lavar y desinfectar las superficies con frecuencia.
  • Seguir sosteniendo en brazos a su recién nacido y mantener el contacto piel con piel.
  • Consultar a su matrona o a su médico cuál es, en su opinión, el lugar más seguro para dar a luz; disponer de un plan para el parto que las ayude a calmar su ansiedad y asegurarse de llegar con tiempo.
  • Seguir recibiendo atención médica, incluidas las inmunizaciones rutinarias, después del nacimiento del bebé.

 

Cualquier cantidad de leche materna reduce el riesgo de morir del niño. Los bebés que no reciben nada de leche materna tienen siete veces más posibilidades de morir a causa de infecciones que aquellos que recibieron por lo menos algo de leche materna durante sus seis primeros meses de vida. Podemos ayudar a salvar vidas garantizando que, en los próximos meses, cada madre embarazada reciba la atención que necesita para dar a luz en condiciones de seguridad y cada niño o niña reciba lactancia materna desde la primera hora de su nacimiento.

Contactos de prensa

Pilar Escudero
UNICEF Guatemala
Teléfono: +502 52000794
Correo electrónico: mpescudero@unicef.org

Acerca de UNICEF

En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo. UNICEF responde en las emergencias protegiendo los derechos de los niños. En coordinación con los asociados de las Naciones Unidas y los organismos humanitarios, UNICEF pone a disposición de las entidades que colaboran con él sus servicios singulares de respuesta rápida para aliviar el sufrimiento de los niños y de las personas responsables de su cuidado.

Obtenga más información sobre UNICEF Guatemala y su labor siguiéndonos en: Facebook, Instagram, Twitter, YouTubeTik TokLinkedin y Medium