En peligro el futuro de 370 millones de niños que han dejado de recibir las comidas escolares debido al cierre de las escuelas, según UNICEF y PMA

29 Abril 2020
niño comiendo
PatriciaWillocq/GUA2019

ROMA/NUEVA YORK, 29 de abril de 2020 – A medida que la crisis de la COVID-19 impulsa el aumento de los niveles de hambre entre los ciudadanos pobres del mundo, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y UNICEF instan a los gobiernos nacionales a evitar el desastre alimentario y sus consecuencias en materia de salud para 370 millones de niños que no están recibiendo comidas escolares debido al cierre de las escuelas.

“Para millones de niños de todo el mundo, la comida que reciben en la escuela es su única comida del día. Cuando no la reciben, pasan hambre y están en peligro de enfermarse, abandonar la escuela y perder la mejor oportunidad de escapar de la pobreza. Debemos actuar de inmediato para evitar que esta pandemia de la salud se convierta en una catástrofe del hambre”, afirmó el Director Ejecutivo de PMA, David Beasley.

Las comidas escolares son especialmente importantes para las niñas. En muchos países pobres, la promesa de una comida puede ser suficiente para que las familias de pocos recursos manden a sus hijas a la escuela, lo que les permite escapar de las estrictas responsabilidades que tienen que realizar en el hogar, o del matrimonio infantil.

“La escuela es mucho más que un lugar donde se aprende. Para muchos niños, es la única forma de acceder a la seguridad, a los servicios de salud y a la nutrición. A menos que actuemos de inmediato ampliando servicios vitales para los niños más vulnerables, las devastadoras repercusiones de la COVID-19 durarán décadas”, afirmó Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF.

Además de los programas de comidas escolares, los niños de los países pobres suelen beneficiarse de los servicios de salud y nutrición (como las vacunas, la desparasitación y la suplementación de hierro) que ofrecen sus escuelas.

En respuesta a un informe reciente del Secretario General de las Naciones Unidas en el que ponía de manifiesto la cantidad de niños que habían dejado de recibir las comidas escolares, el PMA y UNICEF están trabajando con los gobiernos para ayudar a los niños que no están yendo a la escuela durante la crisis. En 68 países, los gobiernos y el PMA están proporcionando a los niños cupones, transferencias en efectivo y raciones que pueden llevarse a casa como una alternativa a las comidas escolares.

Como parte de su alianza, el PMA y UNICEF ayudarán a los gobiernos en los próximos meses a garantizar que, cuando se abran las escuelas, los niños que regresen se beneficien de las comidas escolares y los programas de salud y nutrición. Esto también servirá de incentivo para las familias a la hora de enviar a sus hijos de nuevo a la escuela. Los organismos también están trabajando conjuntamente para identificar a los niños que necesitan comidas escolares a través de un mapa digital de comidas escolares.

Con el fin de dar apoyo a esta tarea, que en principio se centrará en 30 países frágiles o de bajos ingresos para ayudar a 10 millones de niños, UNICEF y el PMA han hecho un llamamiento de 600 millones de dólares. Su labor estará estrechamente vinculada a la Coalición Mundial para la Educación, dirigida por la UNESCO, un esfuerzo mundial para garantizar que los niños sigan estudiando a pesar de las interrupciones ocasionadas por la COVID-19.

###

Notas a los editores

El contenido multimedia puede descargarse aquí:
https://weshare.unicef.org/Package/2AM408XTJ7QC

Contactos de prensa

Georgina Thompson
UNICEF Nueva York
Teléfono: +1 917 238 1559
Correo electrónico: gthompson@unicef.org

Acerca de UNICEF

En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo. UNICEF responde en las emergencias protegiendo los derechos de los niños. En coordinación con los asociados de las Naciones Unidas y los organismos humanitarios, UNICEF pone a disposición de las entidades que colaboran con él sus servicios singulares de respuesta rápida para aliviar el sufrimiento de los niños y de las personas responsables de su cuidado.

Obtenga más información sobre UNICEF Guatemala y su labor siguiéndonos en: Facebook, Instagram, Twitter, YouTube y Medium