La Agenda para el Cambio de UNICEF

Una agenda para proteger a los niños en conflictos armados

A woman carries a child in Iraq

UNICEF hace un llamado a la protección de los niños atrapados en conflictos armados

No es inevitable que los niños sean el objetivo de los conflictos, ni que los ataques deliberados e indiscriminados contra ellos sean una consecuencia de los conflictos. No es inevitable que las partes beligerantes bloqueen y prohíban la asistencia que podría salvar la vida de los niños, ni que millones de niños estén al borde de la muerte debido a la malnutrición aguda grave, ni que se les obligue a beber agua sucia e insalubre y, como consecuencia, se les exponga a brotes de enfermedades mortales, ni tampoco que los obliguen a abandonar la escuela para el resto de su infancia.

UNICEF insta a todas las partes involucradas a:

Poner fin a todos los ataques, deliberados e indiscriminados, que matan y mutilan a los niños.
Poner fin a la violencia sexual y otros tipos de violencia de género contra los niños.
Poner fin a los ataques a la educación, incluyendo los ataques y las amenazas a estudiantes, profesores y escuelas, e impedir que se utilicen las escuelas con fines militares.
Poner fin a los ataques a la atención médica, incluyendo a los trabajadores de la salud, los hospitales y las instalaciones de salud.
Poner fin a los ataques a instalaciones y trabajadores de agua y saneamiento.
Dejar de reclutar a niños para grupos y fuerzas armadas, así como facilitar la reintegración de los niños en sus comunidades de origen.
Poner fin a la detención de niños presuntamente asociados a grupos y fuerzas armadas: liberar a los niños, ponerlos en manos de servicios de protección y facilitar su reintegración en sus comunidades.
Dejar de prohibir a los niños en situaciones de emergencia el acceso a asistencia humanitaria esencial para sobrevivir: atender a cada niño necesitado.