Preguntas más frecuentes sobre las vacunas

Las preguntas que más hacen los padres y madres

A new born and his mother at Sambo Health centre.
UNICEF/UN0205364

¿Qué son las vacunas?

Las vacunas son productos que, generalmente, se proporcionan durante la infancia para proteger a los niños contra enfermedades graves y, a menudo, mortales. Al estimular las defensas naturales del organismo, lo preparan para combatir enfermedades de manera más rápida y efectiva.


¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas ayudan al sistema inmunitario a combatir las infecciones de manera más eficiente, ya que provocan una respuesta inmunitaria a enfermedades específicas. De este modo, si el virus o la bacteria vuelven a invadir el organismo en el futuro, el sistema inmunitario ya estará preparado para combatirlo.


¿Son seguras las vacunas?

Las vacunas son muy seguras. Tu hijo tiene muchas más probabilidades de sufrir daños a raíz de una enfermedad que podría prevenirse con vacunas que a causa de la propia vacuna. Todas las vacunas se someten a estrictas pruebas de seguridad, como ensayos clínicos, antes de su aprobación para el uso público. Los países solo registran y distribuyen vacunas que cumplan con unos rigurosos requisitos de seguridad y calidad.


¿Por qué debería vacunar a mi hijo?

Las vacunas salvan vidas. Se estima que solo las vacunas contra el sarampión evitaron más de 21 millones de muertes entre 2000 y 2017.

Las vacunas ayudarán a proteger a tu hijo contra enfermedades que pueden ocasionar graves daños o la muerte, sobre todo en personas con sistemas inmunitarios en desarrollo, como los niños.

Es importante vacunar a tu hijo. Si no, regresarán enfermedades altamente contagiosas como el sarampión, la difteria y la poliomielitis, que ya habían conseguido erradicarse en muchos países.


¿Mi bebé puede soportar todas esas vacunas?

Sí. Muchos padres se preocupan de que tal cantidad de vacunas sobrecargue el sistema inmunitario de sus hijos. Sin embargo, los niños se exponen a cientos de gérmenes cada día. De hecho, un resfriado común o un dolor de garganta pueden poner al sistema inmunitario de tu hijo en mayor peligro que las vacunas.

Enlace al video en su sitio alojado.
UNICEF
Diane Summers, trabajadora de UNICEF y mamá, responde las preguntas más frecuentes de padres y madres sobre las vacunas.
Esas enfermedades no están presentes en mi comunidad. ¿Tengo que vacunar a mi hijo de todos modos?      

Sí. Puede que las enfermedades se hayan erradicado en tu país o región, pero vivimos en un mundo cada vez más interconectado en el que las enfermedades pueden propagarse desde zonas en las que siguen presentes.


¿Qué es la inmunidad colectiva?

Si un número suficiente de personas de tu comunidad están inmunizadas contra una enfermedad concreta, se puede alcanzar lo que se denomina la “inmunidad colectiva”. Cuando esto sucede, las enfermedades no pueden propagarse fácilmente de persona a persona porque la mayoría de ellas son inmunes. Esto proporciona una capa de protección contra la enfermedad incluso para aquellos que no pueden vacunarse, como los niños.

Además, la inmunidad colectiva también previene los brotes, ya que impide que la enfermedad pueda propagarse con facilidad. De este modo, la enfermedad se vuelve cada vez menos común y, en ocasiones, llega a desaparecer completamente de la comunidad.


¿Mi bebé puede enfermar por una vacuna?

Las vacunas son extremadamente seguras. Casi cualquier enfermedad o malestar posterior a la vacunación es menor y temporal, como el dolor en la zona de la inyección o una fiebre leve. Normalmente, esto puede controlarse con analgésicos de venta libre después de la administración de la vacuna.

No hay pruebas de que exista relación entre las vacunas y el autismo.


¿Qué enfermedades previenen las vacunas?

Las vacunas protegen a tu hijo contra enfermedades graves como la poliomielitis, que puede causar parálisis; el sarampión, que puede causar edema cerebral y ceguera; y el tétano, que puede provocar dolorosas contracciones musculares y dificultades para comer y respirar, especialmente entre los recién nacidos. Si deseas conocer la lista completa de vacunas y las enfermedades que previenen, consulta esta tabla.


¿Puedo retrasar el calendario de vacunación?

Una de las mejores formas de proteger a tu hijo es seguir el calendario de vacunas recomendado en tu país. Cada vez que retrases una vacuna, estarás aumentando la vulnerabilidad de tu hijo a la enfermedad.


¿Puedo dejar que mi hijo pase la varicela en lugar de vacunarlo?

Aunque la varicela es una enfermedad leve que muchos padres recordarán haber tenido en su infancia (la vacuna se introdujo en 1995), algunos niños pueden desarrollar casos graves con complicaciones que pueden resultar mortales o causar discapacidades permanentes. La vacuna elimina el riesgo de sufrir complicaciones derivadas de la enfermedad, y evita que los niños contagien a sus hermanos, amigos y compañeros de clase.


¿Cuál es el calendario de vacunación recomendado?

Los calendarios de vacunación varían según el país dependiendo de las enfermedades más prevalentes. Puedes encontrar un resumen de las vacunas recomendadas y las fechas aproximadas en tu centro de salud o pedírselo a tu médico o el Ministerio de Salud de tu país.