PrEP: Probar nuevas soluciones para obtener mejores resultados en la prevención del VIH

Durante los últimos años, Tailandia ha logrado reducir notablemente las tasas de infección por el VIH entre los niños y niñas, así como mejorar el acceso a su tratamiento

Por Andy Brown
UNICEF EAPRO/2016/Brown

01 Diciembre 2016

BANGKOK, Tailandia, 1 de diciembre de 2016 – Kawee*, de 18 años, vive en una habitación de alquiler con su madre, cajera en un supermercado, en Bangkok. Su padre los abandonó siendo él aún niño. Cuando tenía unos 15 años, Kawee descubrió que había contraído VIH tras haber tenido durante años relaciones sexuales sin protección con hombres mayores que él.

“Siempre supe que era diferente a los otros muchachos”, dice Kawee. “Tuve mi primer novio con 12 años; él tenía 34. Después de él tuve otros muchos. Nunca usé un preservativo”.

Kawee tenía 14 años cuando se enteró de lo que era el VIH por medio de un programa de educación sexual de la escuela. “La profesora nos informó sobre el sida, mostrándonos imágenes de pacientes que habían contraído la enfermedad. Daba miedo”, dice. “Pero yo seguí practicando sexo sin preservativo… No pensaba que el virus pudiera afectarme”.

Aún no había transcurrido un año cuando empecé a tener algunos síntomas, incluidos la pérdida de apetito y diarreas. Busqué en internet y descubrí una clínica que realizaba pruebas del VIH de forma anónima. Las pruebas dieron positivo. “Estaba conmocionado, confundido”, recuerda. “No sabía qué hacer. Mi madre no podía aceptar lo que me había ocurrido pero se lo dije a mi profesora y ella me ayudó. ‘Siempre estaré a tu lado para apoyarte’, me dijo”.

En la actualidad, Kawee goza de buena salud. Toma habitualmente los medicamentos antirretrovirales (ARV) y practica relaciones sexuales seguras. También asiste a las sesiones de orientación de SEARCH Tailandia, donde recibe formación para educar a otros jóvenes en situaciones semejantes. Pero Kawee todavía sigue luchando contra el estigma y la discriminación.
  

Centrados en la prevención

En 2015, cada dos minutos un adolescente se infectó con el VIH. No hay cura, pero sabemos exactamente cómo se produce la transmisión y cómo prevenirla. La gran mayoría de estas nuevas infecciones ocurren en países en vías de desarrollo, pero las previsiones indican que podrían aumentar en lugares donde anteriormente habían descendido. El 32% de las nuevas infecciones de VIH entre adolescentes de 15 a 19 años se produjeron fuera del África subsahariana.

Aunque los métodos de prevención que conocemos son eficaces (condones, agujas limpias), en la última década la tendencia ha demostrado que la falta de conocimiento y los conceptos erróneos persisten, y que debemos seguir aplicando nuevos e innovadores medios de frenar la propagación del VIH.

UNICEF EAPRO/2016/Brown

Niluka Perera de Youth Voices Count sostiene en su mano un envase promocional de la PrEP. La PrEP es una herramienta preventiva hecha con la combinación de dos medicamentos ya existentes para el tratamiento del VIH.

Hoy en día, lo más aproximado que tenemos a una vacuna es la profilaxis previa a la exposición (PrEP por sus siglas en inglés), una nueva herramienta preventiva sobre la que, tanto los científicos como aquellas personas con un mayor riesgo de infección del VIH, se muestran ilusionados. La PrEP es una mezcla de dos medicamentos que ya existían para el tratamiento de VIH y cuyo efecto es más eficaz al combinarse con otros métodos preventivos. Tomada diariamente, la PrEP oral disminuye el riesgo de contraer el VIH a través del sexo en más de un 90%. Pero el paciente debe tomar la PrEP con regularidad y pasar periódicamente las pruebas que confirmen el estado de su VIH.

En 2015, la Organización Mundial de la Salud recomendó el uso de la PrEP para prevenir que personas en riesgo considerable de infección contrajeran el VIH. La recomendación subrayaba la necesidad de ofrecer la PrEP como una opción adicional, para ser usada como parte de la combinación de un paquete de medidas para prevenir el VIH. Del mismo modo que pruebas anteriores evidenciaron la eficacia del PrEP en la población adulta, los nuevos datos de Estados Unidos y Sudáfrica indican que la PrEP es asimismo segura y eficaz en adolescentes de 15 a 19 años.
  

La iniciativa Youth Voices Count

Aunque en los últimos años Tailandia ha alcanzado grandes progresos entre la población infantil al reducir la tasa de infección del VIH y mejorar el acceso a su tratamiento, el objetivo ahora es la prevención de la enfermedad entre aquellos que se encuentran en una mayor situación de riesgo, especialmente los adolescentes. UNICEF está trabajando con otros asociados para determinar si la PrEP puede ser aplicada eficazmente como parte de un conjunto integral de servicios de prevención del VIH que empodere a los adolescentes para que puedan elegir tener relaciones sexuales seguras y bien informadas que los mantenga a salvo del VIH.

Uno de los colaboradores de UNICEF es Youth Voices Count, una iniciativa formada por homosexuales masculinos y mujeres transgénero de Asia-Pacífico. NilukaPerera, de 27 años, un portavoz del grupo, dice que tras consultar a UNICEF, sus miembros consideraron que la PrEP suponía un “agente de empoderamiento” puesto que les ofrecía los medios y las motivaciones para hacerse cargo de su propia salud al prevenirlos del VIH.

“Todos nosotros somos humanos, con sentimientos que pueden superponerse sobre nuestras decisiones bien informadas. Puede que… nuestra pareja no quiera utilizar condón. Con la PrEP se puede tomar una decisión segura por adelantado”, explicó Niluka.

Youth Voices Count está colaborando con UNICEF para llegar a los jóvenes de Asia-Pacífico y mejorar el conocimiento sobre el PrEP. “Queremos aumentar la sensibilización hacia el PrEP, hacer frente a los mitos y crear demanda”, dice Niluka. “Para hacer todo esto, no solo tenemos que llegar a los jóvenes sino también a los padres y profesores. Las barreras culturales en muchos países asiáticos son numerosas, pero la educación sexual puede ayudar a normalizar esta situación”.


*El nombre se ha cambiado para proteger su identidad.