Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF Acto conmemorativo de la CDN @ 30

25 Septiembre 2019

Secretario General. Excelencias. Invitados de honor. Damas y caballeros.

Hoy celebramos un aniversario importante: el 30º aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, o CDN.

Hace tres décadas, el mundo se encontraba en medio de un gran cambio.

La caída del muro de Berlín. El declive del apartheid. El nacimiento de la World Wide Web.

Con estos cambios como telón de fondo, los dirigentes del mundo se reunieron para hacer una promesa a los niños del mundo.

Ustedes tienen derecho a la salud, la educación y la protección.

Ustedes tienen derecho a expresar sus opiniones.

Ustedes tienen derecho a un futuro.

Como nos lo recordó el Secretario General, desde entonces el mundo ha logrado grandes progresos.

Los gobiernos han invertido en la infancia.

En todo el mundo, los derechos de los niños se han transformado en resultados.

Pero, ¿qué ocurre con los cambios que confrontan los niños hoy en día, en 2019?

Unos cambios que los niños de 1989 no podían imaginar?

Un clima cambiante. Una rápida urbanización. El aumento de la desigualdad. Los conflictos prolongados. Un mayor número de niños en tránsito que en ningún otro momento de la historia, en busca de seguridad y de una vida mejor.

Y el rápido crecimiento de la tecnología de la información, que al mismo tiempo nos une y nos divide... que ofrece a los niños información sobre el mundo y la posibilidad de expresar su opinión, pero que al mismo tiempo pone en peligro su seguridad.

La infancia está cambiando. Y nosotros también debemos hacerlo.

Así que, al celebrar los 30 años de la CDN, miremos también hacia adelante, hacia todo lo que debemos hacer para seguir transformando los derechos en resultados.

A medida que los gobiernos continúan buscando formas de cumplir con sus compromisos en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, les instamos a que pongan a los niños primero.

A que inviertan en la salud de los niños. En la educación de los niños. En la protección de los niños. En el acceso de los niños al agua potable y al saneamiento.

Y a que inviertan en los jóvenes, proporcionándoles las aptitudes y la formación que necesitan para estar preparados en el mundo del trabajo.

No podemos construir un futuro más sostenible sin invertir en aquellos que harán realidad ese futuro.

Encomiamos a los Estados Miembros que siguen comprometiéndose con este futuro para la infancia, incluidos los gobiernos que redactaron y pusieron en marcha la promesa mundial que tienen ante ustedes ahora, y que se alinearon con ella: Para cada niño, para cada derecho.

Esta promesa ofrece una nueva oportunidad para que todos los países demuestren una vez más su compromiso con los derechos de la infancia.

Díganle al mundo –díganles a los niños– que la dedicación en favor de su futuro sigue siendo sólida.

Por último, hagamos otro compromiso: no sólo para escuchar lo que nos dicen los niños y los jóvenes, sino también para trabajar con ellos a fin de lograr el cambio que ellos mismos desean que se produzca.

En todo el mundo, los líderes jóvenes están alzando la voz como nunca había ocurrido antes.

De hecho, estamos viendo un aumento del activismo juvenil en todo el mundo. Huelgas sobre el clima. Marchas de estudiantes. Campañas para poner fin a los conflictos. Y el gran número de jóvenes que se han unido a nuestra asociación Generación Sin Límites para pedir a los gobiernos y a las empresas que apoyen la educación y el desarrollo de aptitudes.

Hace dos semanas, por primera vez en la historia, la Junta Ejecutiva de UNICEF invitó a dos jóvenes activistas a inaugurar nuestra reunión.

Nos hablaron de su labor para acabar con el trabajo infantil, para luchar contra el cambio climático y dejar atrás un planeta saludable para las generaciones venideras.

Por mucho que sus palabras nos resultaran de inspiración, los adultos en la sala sabían que la inspiración no es suficiente. Que no basta con escuchar.

Así que, al celebrar los 30 años de la Convención sobre los Derechos del Niño, comprometámonos no sólo a escuchar a los niños y los jóvenes.

Vamos a apoyarlos.

Hagamos algo con ellos.

Sigamos su ejemplo.

Y dentro de 30 años, recordemos este momento como un momento en el que el mundo se comprometió, una vez más, a cumplir las promesas que hicimos a los niños. Muchas gracias. ***

Contactos de prensa

Najwa Mekki

UNICEF Nueva York

Teléfono: +1 917 209 1804

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos. 

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visita https://www.unicef.org/es

Sigue a UNICEF en Twitter y Facebook