En EE. UU., los niños migrantes carecen de la protección y los servicios que necesitan para su bienestar

Tal y como demuestra la muerte de Valeria, de dos años, es urgente emprender acciones coordinadas para abordar las causas fundamentales de la migración irregular y mantener a los niños a salvo

26 Junio 2019
La Directora Ejecutiva de UNICEF habla con una madre y su hija en México
UNICEF/UN0321649/Carrillo
El 19 de junio de 2019 en Tijuana, México, la Directora Ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, habla con Nadia* y su hija de un año. Nadia es de Guerrero, México. Tuvo que abandonar su hogar debido a extorsiones, por lo que temía por su vida y la de su hija. Ahora quiere ir a los Estados Unidos para buscar mejores oportunidades y sentirse segura nuevamente. *Nombre ficticio.

NUEVA YORK, 26 de junio de 2019 – “Siento una gran preocupación por el bienestar de los niños migrantes que se encuentran en la frontera de EE. UU. con México. Después de haberse enfrentado a peligrosos viajes, algunos niños se refugian en centros que no están lo suficientemente equipados para atender las necesidades de esta vulnerable población.

Los informes más recientes de algunos de estos centros son aterradores. Un niño no debería estar en un entorno inseguro que puede producirle estrés tóxico y ocasionar daños irreparables en su salud y su desarrollo. Se trata de una grave situación y hacen falta medidas urgentes y financiación para poder proporcionarles a los niños y a sus familias ayuda y servicios esenciales.

Es difícil entender que algo así esté pasando en un país como EE. UU., que cuenta con una larga historia como defensor de los niños necesitados en todo el mundo, especialmente de aquellos a los que la crisis ha obligado a abandonar sus hogares y comunidades. Se mire por donde se mire, estos niños NECESITAN ayuda: yo los he conocido.

La semana pasada, visité a algunos niños y familias de Centroamérica en un refugio para migrantes de Tijuana, en México. Ninguno quería marcharse de sus países, pero todos se habían visto obligados a hacerlo dada la amenaza de la violencia de las bandas o la pobreza opresiva.

Algunos niños ya estaban traumatizados por las experiencias que habían vivido en sus países de origen o a lo largo de la ruta de migración.

La estremecedora fotografía que se publicó ayer de los cuerpos sin vida de la niña salvadoreña Valeria y su padre Óscar en Río Grande es un triste recordatorio de los peligros a los que se enfrentan los migrantes que intentan llegar a EE. UU. Es una trágica imagen que debería calarnos a todos hasta lo más hondo.

UNICEF ya está trabajando para ampliar el acceso a protección, educación y otros servicios para niños migrantes, independientemente de en qué parte de la región se encuentren.

No obstante, los países de origen, tránsito y destino han de actuar e implantar un enfoque coordinado para salvaguardar los derechos, la protección, el bienestar y la dignidad de los niños migrantes y refugiados.

Ningún país puede hacerlo sin ayuda. Para abordar las causas fundamentales de la migración forzada y atender las necesidades de los niños desarraigados, hacen falta recursos, determinación y compromiso.

Contactos de prensa

Christopher Tidey

UNICEF Nueva York

Teléfono: +1 917 340 3017

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos. 

Para obtener más información sobre UNICEF y su labor en favor de los niños, visita https://www.unicef.org/es

Sigue a UNICEF en Twitter y Facebook