Cada VIDA Cuenta

Podemos acabar con las muertes prevenibles de recién nacidos en el curso de nuestro generación

Mother Bayarmaa with her baby Uuriintsolmon (2 weeks)
UNICEF/UN0188813/Njiokiktjien

Cada día mueren 7.000 bebés recién nacidos.

Esto pasa, no porque no tengamos las herramientas para salvarlos. Las causas que explican más del 80% del total de muertes de recién nacidos son prevenibles y tratables, e incluyen complicaciones por un nacimiento prematuro o durante el parto o infecciones como la sepsis, la meningitis y la neumonía.

Ningún padre o madre debería pasar por la angustia de ver a su hijo sufrir o morir. Si garantizamos que cada madre y cada bebé tengan acceso a una atención médica asequible y de calidad, podremos salvar las vidas de los recién nacidos.

 

Ayuda a salvar la vida de los recién nacidos

Podemos acabar con las muertes prevenibles de niños y recién nacidos en el curso de nuestra generación, pero debemos aportar algo más que una medicina o una intervención. Necesitamos que los gobiernos, los trabajadores de la atención a la salud, las comunidades y las familias se unan para proporcionar una atención a la salud asequible y de calidad para cada niño y cada bebé, empezando por los más vulnerables.

UNICEF hace un llamamiento para una cobertura universal de la salud que comience con cuatro pilares fundamentales:

Hospital
Establecimientos de salud funcionales, con electricidad y agua limpia
Picture of a doctor
Matronas y otros trabajadores de la salud equipados con formación y herramientas
Picture of medicine jars
Equipos y medicamentos que puedan salvar vidas
Picture of girls
Niñas adolescentes, mujeres y familias empoderadas para solicitar y recibir una atención de calidad

Tasa de mortalidad en recién nacidos

Actúa

Creemos que un futuro en el que cada niño nazca para salir adelante no solo es posible, sino necesario. Juntos, trabajaremos para que esto se haga realidad.