Niños y niñas migrantes retornadas encuentran voz propia y proyectan sus sueños en El Salvador

Dos adolescentes del departamento de San Miguel destacan los logros que han alcanzado en el modelo integral de atención a la infancia retornada de Estados Unidos impulsado por UNICEF junto a sus aliados.

UNICEF | Rosarlin Hernández
Alexander, de 17 años, y Katherine, de 18 años, son participantes de varios programas de atención a menores que fueron retornados de sus viajes de manera irregular hacia los Estados Unidos
UNICEF/Leiva
18 Diciembre 2020

San Miguel, 13 de marzo de 2020. En el retorno de Alexander Villalta, de 17 años y Katherine Chacón, de 18 años, hay dos sentimientos comunes: en el primer caso, la frustración y tristeza por haber sido retornado después de un año de vivir en Utah, Estados Unidos y en el segundo, la vergüenza y el enojo por no haber logrado cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. En ambos casos, los adolescentes tuvieron la idea recurrente de volver a intentarlo.

Lo más difícil para ambos era imaginarse dialogando con sus familias o con otras niñas, niños y adolescentes sobre lo que sentían y, lo más importante, verse alcanzando sus sueños en El Salvador.

Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) durante el periodo de enero a marzo de 2020, han retornado a El Salvador 302 niños y 221 niñas que emprendieron el viaje hacia  Estados Unidos.

Para trazar las líneas de vida que la migración desdibujó, UNICEF El Salvador desarrolla diversas iniciativas que apuntan a un potencial modelo de atención integral de niños, niñas, adolescentes y sus familias, promoviendo escenarios que les permitan integrarse en sus comunidades.

El modelo brinda distintas herramientas para que la infancia y adolescencia retornada y sus familias puedan insertarse nuevamente a sus comunidades con mejores oportunidades, como son: atención psicosocial, construcción de planes de vida, generación de procesos de resiliencia, empleabilidad, entre otros. Actualmente se está implementando en: Santa Ana, San Salvador, San Vicente, Usulután y San Miguel.

En el municipio de San Miguel se han desarrollado iniciativas implementadas por Save The Children y ConTextos que promueven entornos favorables para niñez retornada potenciando su incorporación en actividades educativas o laborales a través de procesos de resiliencia y construcción de planes de vida, dirigidas a niñez y adolescencia procedentes del Centro de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes Retornados (CANAF/ISNA).

Ambos esfuerzos son apoyados por UNICEF y están enfocados en fortalecer las capacidades institucionales de CANAF/ISNA y propiciar espacios y oportunidades para que niños, niñas, adolescentes y sus familias puedan considerar que es posible realizar sus sueños en su país de origen.

UNICEF/Leiva

Alexander y sus nuevos planes de vida

Candelaria de la Cruz Gómez, la madre de Alexander,  todavía recuerda el estado de ánimo que vivió su hijo luego del retorno de Estados Unidos: "Tenía depresión, me preocupaba porque no quería platicar con nadie, no quería estudiar, pasó un mes que no quería que nadie se acercara. Lloraba demasiado, no salía de su cuarto y solo quería regresar a Estados Unidos".

Alexander narra con la voz quebrada que debido a un desacuerdo familiar fue su tío, con quien vivía en Utah, quien lo entregó a las autoridades de migración estadounidense para que regresara a El Salvador.

"De Utah al aeropuerto me esposaron siendo menor de edad, no dije nada porque tenía mucho miedo, me enviaron a Texas y estuve allí cinco meses en un centro de detención, me estresaba mucho no saber qué iba a pasar conmigo, alejado de mi familia y con miedo de regresar a El Salvador por la inseguridad y la violencia", agrega el adolescente.

Para Alexander participar en el modelo de atención integral ha servido para desahogar la frustración y la tristeza que provocó el retorno: "ahora expreso mis ideas con más facilidad y aprendí que es posible salir adelante, superarme y tener una visión más centrada en el futuro. Tengo dos ideas: estudiar mecánica automotriz y me interesa la moda, me gustaría estudiar las dos cosas".

Alexander ha sido parte del proceso de construcción de planes de vida y formación vocacional desarrollado por Save The Children; asimismo, ha participado en los talleres de marca personal y autocuido implementados por ConTextos que desarrollan un proceso de sanación interna y acompañamiento en la construcción personal del derecho a segundas oportunidades.

Un año y medio después de su retorno, el adolescente opina que estos programas sirven para reintegrarse a la sociedad "y saber que en El Salvador hay muchas oportunidades para jóvenes como nosotros".

Candelaria sostiene que las terapias les han ayudado a los dos: "En este espacio descubrió sus intereses y ha estado participando en un taller de mecánica automotriz y le encanta. Dice que su sueño ahora es tener un taller propio".

UNICEF/Leiva

Katherine y la experiencia de escribir su historia de migración

Flor Navarrete, la madre de Katherine, relata que su hija se fue a los 15 años con la ilusión de pasar la frontera de México- Estados Unidos, pero regresó muy triste y decepcionada porque no lo logró: " Yo le decía que podía realizar sus sueños aquí porque esos caminos no son fáciles. No dormía y no expresaba nada de lo que sentía".

La adolescente afirma que después de haber vivido en varios centros de detención para migrantes sintió alivió de regresar a El Salvador: "estaba en mi casa nuevamente pero andaba muchas cosas que no las podía sacar con mi mamá, no podía desahogarme libremente y no encontraba la manera de hacerlo".

Cuando se integró al programa de ConTextos "Soy Autor" y le propusieron escribir su experiencia durante el viaje le pareció aburrido: "al principio no sabía qué escribir y cuando empecé me salieron como cinco páginas revés y derecho, ¿de dónde me salió todo esto? me preguntaba y después me sentía tan bien que había sacado todos esos sentimientos que andaba cargando".

Su libro titulado “Sorpresas que no son sorpresas” marcó el inicio de una nueva vida para Katherine.

La adolescente ha formado parte del programa “Soy Autor” desarrollado por Contextos, que permite a niños, niñas y adolescentes ser más resilientes frente a las vivencias experimentadas en el tránsito de la migración y retorno, que se imparte  a través de una metodología de procesos de escritura creativa y finaliza con la producción de un libro escrito por en primera persona. 

También, ha participado en los talleres de marca personal y autocuido que permite a los participantes rediseñar su imagen personal y potencializar la construcción de sus planes de vida para identificar oportunidades de desarrollo en el país.

"Cursé un taller sobre computación en INSAFORP porque me encanta la tecnología. Pero mi sueño es tener un bazar de ropa por mayor y yo sé que lo voy a lograr, estoy trabajando toda la semana, estudió los fines de semana octavo grado, y sé que voy a tener mi propio negocio porque he declarado que así será", dice Katherine.