Un regreso seguro y voluntario a las aulas es clave para asegurar el derecho a la educación

Es importante seguir protegiendo el derecho a la educación y el desarrollo integral de las y los estudiantes, frente al severo impacto de la pandemia en los sistemas educativos, señalan UNICEF y Banco Mundial.

26 Marzo 2021
Yvette Blanco, Representante de Unicef en El Salvador y  Oscar Avalle, Representante de Banco Mundial en El Salvador durante la conferencia de prensa
Unicef El Salvador

San Salvador, 26 de marzo de 2021. UNICEF y el Banco Mundial destacaron hoy la importancia de perseverar en los esfuerzos nacionales para garantizar el retorno seguro a las escuelas en El Salvador. A pesar de que el Ministerio de Educación ha hecho grandes esfuerzos por crear una plataforma educativa multimodal, la pandemia de la COVID-19 ha tenido un gran impacto en el sistema educativo del país tras el cierre de sus escuelas. En ese sentido, enfatizaron que un regreso seguro, voluntario y gradual de las y los estudiantes a las aulas en el país es un paso clave para asegurar el derecho a la educación para el bienestar de todas y todos los estudiantes y para prevenir mayores retrasos en el aprendizaje de toda una generación.

“El 2021 representa momento decisivo para recuperarnos de los impactos de la pandemia. Es por ello, que desde UNICEF redoblaremos esfuerzos para apoyar al Ministerio de Educación en la transformación del sistema educativo de manera que permita a todas y todos los estudiantes contar con las competencias necesarias para afrontar los retos del siglo XXI.”, dijo Yvette Blanco, representante de UNICEF en El Salvador.

En estudios regionales recién publicados, UNICEF y el Banco Mundial coinciden en calificar la interrupción de las clases por la pandemia como la mayor crisis educativa que ha enfrentado América Latina y el Caribe en su historia.

Según las estimaciones más recientes de UNICEF, alrededor de 114 millones de estudiantes han quedado sin escolarización presencial debido al cierre total o parcial de las escuelas en la región. En promedio, han perdido 158 días de clases presenciales. En El Salvador, 1.3 millones de estudiantes aproximadamente se vieron afectados con la interrupción de las clases presenciales.

“Si bien es cierto que con la reapertura de las escuelas contribuimos a evitar el incremento la desigualdad, ya que son las y los estudiantes más vulnerables los más afectados por los efectos socio económicos de la pandemia y el cierre de las aulas. UNICEF quiere proponer que como sociedad nos comprometamos a que la educación en el país de un salto cuantitativo y cualitativo con el fin de que cada niño y niña realice su pleno potencial” subrayó la representante de UNICEF.

Por su parte, en su informe “Actuemos ya para proteger el capital humano de nuestros niños”, el Banco Mundial señaló que la “pobreza de aprendizaje”, definida como el porcentaje de niños de 10 años que no son capaces de leer y entender un relato simple, podría haber aumentado de 51% a 62,5% en América Latina y el Caribe. El cierre de las escuelas durante 10 meses por la pandemia podría haber significado una

pérdida promedio en la región de 1,3 años de escolaridad ajustados por la calidad de aprendizaje. En El Salvador, esa pérdida podría ser de 1,2 años.

El Banco Mundial recomendó que los países deben prepararse para una reapertura de escuelas segura y eficaz y garantizar que dicha reapertura alcance a todos los estudiantes en edad escolar.

“El impacto de la pandemia ha sido devastador para los sistemas educativos en la región. Desde el Banco Mundial hemos estado apoyando a El Salvador, y a los países alrededor del mundo, con asistencia técnica y financiera para mitigar y recuperarse de las pérdidas de aprendizaje. Ahora tenemos una importante ventana de oportunidad para reconstruir los sistemas educativos mejor que antes”, dijo Oscar Avalle, representante del Banco Mundial en El Salvador. “Estamos comprometidos con el programa nacional Crecer Juntos y los esfuerzos de El Salvador para invertir en el capital humano de todos los infantes y transformar el sistema educativo para que las nuevas generaciones puedan desarrollar su potencial y tener más oportunidades de desarrollo”, agregó.

UNICEF y El Banco Mundial han apoyado al Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología desde el inicio de la pandemia, y durante los desastres naturales de 2020, con el fin de asegurar la continuidad educativa de los niños y niñas matriculados en el sistema de educación en El Salvador. Este apoyo ha incluido asesoría para la adaptación de contenidos para el aprendizaje a distancia y creación de una plataforma educativa multimodal, el fomento de lectura en los hogares y apoyo técnico para el plan de regreso seguro y voluntario a las aulas y la progresiva recuperación de la dinámica escolar.

 

####

Para más información, visite los sitios de

UNICEF: https://www.unicef.org/elsalvador/ 

Banco Mundial:  https://www.bancomundial.org/es/country/elsalvador

Contactos de prensa

Irene Sánchez
Communication Specialist
UNICEF
Correo electrónico: isanchez@unicef.org
Francisco Escalante
Communication Assistant
UNICEF
Teléfono: +503 2252-8825
Correo electrónico: fescalante@unicef.org

Acerca de UNICEF

Desde hace más de 70 años, en UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en más de 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, niñas y adolescentes, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Para más información sobre UNICEF y su trabajo por los niños, visita  www.unicef.org/elsalvador

Sigue las cuentas de UNICEF en Twitter y Facebook