Jóvenes aprenden sobre habilidades para la vida y prevención de violencia

Con el proyecto Comunidades Protectoras, UNICEF promueve la participación de los niños, niñas y adolescentes, y la protección de sus derechos en comunidades de frontera entre Ecuador y Colombia.

Ana María Castro
Comunidades Protectoras capacitó a los jóvenes de la frontera norte
UNICEF/ECU/2021/Kingman
19 Febrero 2021

Estrella Cheme (19) despierta temprano en su hogar, ubicado en la comunidad Bella Aurora, en la provincia de Esmeraldas. No es un día cualquiera. Tiene una cita en la radio de Borbón para participar en su primera entrevista radial. Después de desayunar, se despide de su madre Eriberta, quien le da un abrazo y le desea muchos éxitos.

Camina unos pasos y se sube a una canoa, su medio de transporte para movilizarse por el río Cayapas hacia Borbón, a 10 minutos de su casa. Su rostro no oculta la emoción de ser escuchada en la radio por todos los habitantes de su comunidad.         

En la entrevista, Estrella habla sobre su experiencia en el proyecto Comunidades Protectoras, en el que participan adolescentes y jóvenes de la nacionalidad indígena Épera. La joven se desenvuelve de manera clara, con entusiasmo y contando cómo su participación en talleres formativos ha fortalecido su confianza en sí misma y sus habilidades comunicativas.

Estrella fue madre a temprana edad y la crianza de su bebé le ha demandado tiempo y dedicación. Ahora se siente feliz de participar nuevamente en actividades con otros jóvenes, sentirse parte de un proyecto y prepararse para la vida laboral.

Comunidades Protectoras capacitó a los jóvenes de la frontera norte
UNICEF/ECU/2021/Kingman
UNICEF Ecuador

Mientras se desarrolla la entrevista, Eriberta escucha a su hija desde el antiguo radio que tiene en la cocina. “Me llena de orgullo escuchar a Estrella en la radio. Yo deseo que salga adelante, que se prepare para la vida y aprenda a ser una mujer responsable”, dice la mamá.

Luego de la entrevista, Estrella comenta lo bien que se sintió. “Pude aplicar todo lo que he aprendido en los talleres de comunicación. En mí han cambiado muchas cosas porque antes no sabía bien cómo expresarme. Antes era más nerviosa, ahora ya perdí los nervios. A mis compañeros siempre los motivo y les digo que no faltemos a las actividades porque nos sirven para la vida”, cuenta la joven de 19 años.

Como parte del proyecto binacional Comunidades Protectoras y a través de la organización socia Lab XXI, UNICEF Ecuador desarrolló 16 talleres que se enfocaron en el desarrollo de habilidades para la vida como la empatía, el liderazgo, la comunicación, la creatividad, el trabajo en equipo y el manejo de energía.

Comunidades Protectoras capacitó a los jóvenes de la frontera norte
UNICEF/ECU/2021/Kingman

Luego de la entrevista en radio, Estrella sube nuevamente a la canoa, esta vez con dirección a la comunidad Santa Rosa de los Épera, a media hora de Borbón, donde se llevan a cabo las actividades de Lab XXI con adolescentes y jóvenes.      

Los talleres son liderados por jóvenes de la misma comunidad, en este caso Elia Mejía (25) y Fernando Palacios (24) son los facilitadores. Ellos recibieron capacitaciones de Lab XXI sobre diferentes metodologías para que luego puedan replicarlas en su territorio.

“Como facilitador estoy aportando a los jóvenes. Nos han capacitado para que los chicos desarrollen su creatividad y sigan adelante. Queremos que no se queden ahí estancados, sino que salgan, que den un paso más adelante en la vida”, dice Fernando.

En la actividad, los y las jóvenes deben poner a prueba su creatividad. El reto es trabajar en grupo para elaborar trajes típicos de acuerdo con diversos géneros musicales. Los participantes reciben algunos materiales didácticos, y a medida que transcurre el tiempo, deben realizar divertidas y desafiantes actividades como trabajar con los ojos cerrados, usar solo la mano derecha o solo un pie. El objetivo no solo es desarrollar la creatividad, sino también generar empatía y ponerse en los zapatos de las personas que deben vivir con alguna condición de discapacidad.

Estos espacios de formación se basan en una metodología de aprendizaje a través de la experiencia, en la que se abordan temáticas relacionadas con la protección de los derechos de niños, niñas y adolescentes, como la salud sexual y reproductiva, protección en internet y redes sociales, así como métodos para proponer proyectos de desarrollo y cambio social en sus comunidades.

“Durante dos años, en los territorios de las provincias de Carchi y Esmeraldas, Comunidades Protectoras ha trabajado para promover cambios desde la participación de los niños, niñas y adolescentes, asegurando la protección de sus derechos y cuidando los riesgos a los cuales están expuestos”, dice Lilian Basantes, coordinadora del proyecto Comunidades Protectoras en UNICEF Ecuador.

Jóvenes aprenden sobre habilidades para la vida y prevención de violencia
UNICEF/ECU/2021/Kingman

El proyecto binacional Comunidades Protectoras, que recibe el apoyo del Fondo de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz, se implementó entre 2019 y 2020, en las parroquias fronterizas de El Chical y Maldonado, en la provincia del Carchi, y en los cantones de San Lorenzo y Eloy Alfaro, en la provincia de Esmeraldas, beneficiando a un total de 3.241 niños, niñas y adolescentes.