17 Agosto 2022

Cuento «El poder del plato multicolor»

En muchas países de América Latina y el Caribe, cada vez más niños y niñas tienen sobrepeso y obesidad. Esto repercute en su salud en el presente y en el futuro, porque aumenta la posibilidad de que padezcan enfermedades  como la diabetes, la hipertensión y otras que afectan el corazón y el cerebro. Al mismo tiempo, muchos de estos niños tienen falta de nutrientes que necesitan para crecer mejor y aprender más. Cada vez más los adultos estamos comiendo y tomando productos con exceso de azúcar, grasas y sal y menos alimentos naturales. Estos cambios en la forma de comer influyen directamente en cómo aprenden a alimentarse los más pequeños y lo que prefieren cada día. Las frutas y verduras, además de ser coloridas y sabrosas, están repletas de nutrientes muy valiosos que ofrece la naturaleza. Jamás podrán ser imitadas por los productos procesados como jugos de caja, polvo para preparar jugos, refrescos, gelatinas, postres saborizados, sopas en polvo o papas prefritas.  Elegir las frutas y verduras de estación, ofrecerlas en diversas preparaciones, así como darlas a probar en varias oportunidades o participar a los niños en las compras los ayuda a que cada día las acepten y disfruten más. La infancia es una oportunidad única para que los niños desarrollen preferencias por los alimentos naturales. Lo que comemos y tomamos durante los primeros años de la niñez modela las comidas que nos van a gustar a lo largo de la vida.
12 Julio 2021

El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2021

En los últimos años, varios factores principales han desviado al mundo de la senda que lleva a poner fin al hambre y la malnutrición mundiales en todas sus formas para 2030. Las dificultades han aumentado a raíz de la pandemia de la COVID-19 y de las medidas para contenerla. En este informe se presenta la primera evaluación mundial de la inseguridad alimentaria y la malnutrición para 2020 y se ofrecen algunas indicaciones sobre la posible magnitud del hambre para 2030 teniendo en cuenta las complicaciones derivadas de los efectos duraderos de la pandemia de la COVID-19. También se presentan nuevas estimaciones del costo y la asequibilidad de las dietas saludables, que proporcionan un vínculo importante entre los indicadores de la seguridad alimentaria y la nutrición y el análisis de sus tendencias. En conjunto, en el informe se pone de relieve la necesidad de una reflexión más detenida sobre la mejor manera de hacer frente a la situación mundial de la seguridad alimentaria y la nutrición.  Para comprender la manera en que el hambre y la malnutrición han alcanzado niveles tan críticos, el presente informe parte de los análisis de las cuatro ediciones anteriores, que han generado un inmenso acervo de conocimientos empíricos sobre los principales factores determinantes de los cambios recientes en la seguridad alimentaria y la nutrición. Dichos factores, cuya frecuencia e intensidad van en aumento, constan de los conflictos, la variabilidad y las condiciones extremas del clima y las desaceleraciones y debilitamientos de la economía, todo ello agravado por las causas subyacentes como la pobreza y unos niveles de desigualdad muy altos y persistentes. Además, millones de personas en el mundo padecen inseguridad alimentaria y distintas formas de malnutrición porque no se pueden permitir el costo de las dietas saludables. Partiendo de una comprensión sintética de estos conocimientos, se genera información actualizada y nuevos análisis para crear una perspectiva integral de los efectos combinados de estos factores, tanto los efectos de los unos en los otros como los que tienen en los sistemas alimentarios, y la manera en que afectan negativamente a la seguridad alimentaria y la nutrición en todo el mundo. A su vez, las pruebas sirven de base para realizar un examen en profundidad de la manera de pasar de las soluciones basadas en compartimentos estancos a soluciones integradas basadas en sistemas alimentarios.