Impacto socioeconómico del Síndrome Congénito asociado al virus del Zika en la República Dominicana

El conjunto de condiciones congénitas asociadas a la exposición de los fetos al virus de Zika se denomina “síndrome congénito asociado a la infección por el virus de Zika”.

Impacto socioeconómico del Síndrome Congénito asociado al virus del Zika en la República Dominicana
UNICEF República Dominicana/Mario Pérez

Puntos destacados

En el año 2015, el continente americano sufrió un brote epidémico de ZIKA, enfermedad transmitida principalmente por la picadura de los mosquitos del género Aedes. Con antecedentes inmediatos en el sudeste asiático y la polinesia, los primeros casos americanos aparecen en Brasil a principios de ese año, afectando a la mayoría de los países del continente americano ya en el último trimestre del año. En enero de 2018, la OMS identificaba 85 países, territorios o zonas sub-nacionales en el mundo en los que hay constancia de transmisión vectorial del virus de Zika.

Generalmente, la enfermedad por el virus del Zika tiene un impacto leve en la persona infectada y no compromete su vida. La infección es asintomática en el 80% de 
los casos, pero en el 20% restante puede presentar algunos síntomas como conjuntivitis, dolores musculares y articulares, cansancio o una fiebre no muy elevada. 

Sin embargo, la comunidad científica ha podido establecer que la infección por el virus de Zika durante el embarazo “es causa de anomalías cerebrales congénitas, entre estas la microcefalia” en infantes nacidos de hasta cuatro semanas. El conjunto de estas condiciones congénitas asociadas a  la exposición de los fetos al virus de Zika se denomina “síndrome congénito asociado a la infección por el virus de Zika”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calculó, para enero de 2018, unos 3,720 casos confirmados del síndrome congénito del virus del Zika (SCZ) en el continente americano; 2,958 corresponden a Brasil y 85 a la República Dominicana. El síndrome perjudica de manera desproporcionada los grupos de población más pobres que viven en las zonas urbanas y marginales, donde se concentra la mayor cantidad de mosquitos Aedes.

En 2016, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanza el Plan de Respuesta Estratégica interinstitucional para guiar la respuesta al Zika. El plan de respuesta de UNICEF se alinea con sus cinco objetivos estratégicos: 1) detección, 2) prevención, 3) cuidado y apoyo, 4) investigación y 5) coordinación. De especial relevancia pare este informe es el objetivo de atención y apoyo a los individuos y las familias afectadas:

“Los gobiernos deberían buscar proporcionar un conjunto de servicios de apoyo (asesoramiento y protección social) para que las familias cuiden a los niños afectados y afronten el impacto de la microcefalia, otras anomalías congénitas y afecciones neurológicas. Para garantizar una financiación adecuada de estos servicios, los gobiernos deberían desarrollar estudios de inversión para estimar los costos asociados con la respuesta”.

La estimación de los costos asociados al SCZ para las familias es el objeto de la investigación desarrollada por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Comité de Oxford para ayudar a la hambruna (OXFAM) para República Dominicana. Los resultados son expuestos en este informe. 

Portada Publicación | Impacto socioeconómico del Síndrome Congénito asociado al virus del Zika en la República Dominicana
Autor
UNICEF y Oxfam
Fecha de publicación
Idiomas
Español

Descargar

(PDF, 5,37 MB)