El audible clamor de nuestra generación

Una mirada desde las necesidades emocionales de la juventud.

Carmen Padua
El audible clamor de nuestra generación - COVER
UNICEF República Dominicana/Freepik
30 Junio 2022
El audible clamor de nuestra generación - ICONO 1


Hace años, hablar de salud mental como podemos hacerlo hoy no era algo que siquiera se había contemplado. Culturalmente, hemos venido cargando con conductas, comportamientos, y estilos de crianza que se han ido reproduciendo a lo largo de los años, creando patrones, alimentando falsas creencias que ya ni siquiera van acorde a los tiempos modernos. La generación nacida entre 1950-1985 fue una más de las generaciones que tuvo que enfrentarse a que la salud mental no fuera considerada un problema o una prioridad y mucho menos para los adolescentes. Sin embargo, quienes hemos seguido a estas generaciones, catalogados como la mal llamada “generación de cristal” hemos provocado que todas estas personas se vean de frente con lo que ellos en su momento no pudieron enfrentar cuando eran jóvenes.

El audible clamor de nuestra generación - FRASE 2
El audible clamor de nuestra generación - ICONO 2


Es muy común escuchar que esta generación solo busca llamar la atención y que en realidad no tienen ningún problema más allá de su rebeldía.  Sin embargo, según datos de la OMS de 2017, aproximadamente un 20% de la población dominicana sufre de trastornos mentales, siendo el trastorno mental más frecuente la ansiedad, con un total de 570,312 casos atendidos y una prevalencia estimada de 5.7%, seguido de la depresión con un 4.7%. Las estadísticas van en aumento, y aun así, algunos siguen creyendo que esto es un juego. “Eso en mis tiempos no pasaba” es otra de las frases que han sido más repetidas, pero, si lo analizamos bien nos daremos cuenta de que siempre ha existido la urgencia de prestarle atención a la salud mental, solo que nunca se había visto tan palpable, ni se había podido sacar de la casilla de “tabú” como ahora.

Un claro ejemplo de esto fue cuando en el año 1995 la princesa británica Lady Di habló en una entrevista para la BBC acerca de su depresión post-parto, su bulimia, y los problemas que padeció dentro de la realeza, dando a demostrar que durante todo ese tiempo estuvo sufriendo sin que otros lo supieran, la noticia causó revuelo y aunque en ese momento el mundo no recibió esto como algo normal, muchas mujeres afirmaron sentirse identificadas con Di, asegurando que tenían miedo de contarlo.

Esto evidencia que la salud mental nunca se ha tratado de un invento hecho por los “millennials” o “la generación de cristal”, como los adultos nos han mal catalogado, sino que viene desde mucho antes, desde el principio de los tiempos.

El audible clamor de nuestra generación - FRASE
El audible clamor de nuestra generación - ICONO 3


Somos jóvenes, ciertamente, pero mañana seremos los padres, los maestros, los consejeros, los psicólogos, o simplemente los amigos que tendrán que ayudar a una generación que muy posiblemente nazca dentro de un caos mundial y que necesitará de todo nuestro apoyo para aprender a afrontar el mundo.

Deseamos que lo que para nosotros hoy se convierte en una prioridad sea tomado en cuenta de la misma forma que para quienes son nuestros referentes. Nosotros no estamos intentando llamar la atención solo para ser vistos, lo que queremos no es causar conflictos; ni mucho menos queremos ser tratados como los insurgentes de nuestra sociedad, no queremos ser los hijos tachados en casa como “la oveja negra” o “el desobediente”.  No buscamos que nos vean como una generación más que solo busca darse a conocer, lo que hacemos es pedir ayuda, una ayuda audible, visible, palpable. Una ayuda que sale de nuestros labios pero que está siendo anhelada desde el fondo de nuestro corazón.

El audible clamor de nuestra generación - ICONO 4


No podemos seguir callados ante la urgencia de escuchar y ayudar a nuestros jóvenes, los pedidos de ayuda deben ser atendidos no para complacer nuestros caprichos, sino para ayudar a una generación que busca estabilidad mental para enfrentarse al pavoroso mundo actual. Dejen a los chicos expresarse, siempre con respeto, y escuchen lo que tienen que decir, nadie conoce más acerca de la vida actual que ellos, y nadie puede decir más ciertamente lo que necesitan que ellos mismos.


Si no nos preocupamos por crear jóvenes felices y estables emocionalmente hoy
¿qué podemos esperar de quienes serán los adultos del mañana?


El audible clamor de nuestra generación - FOTO AUTORA


Carmen Padua es una estudiante dominicana. Es miembro directivo de la Fundación Juvenil «Cuidando de ti», que se centra en el aporte a la salud mental y la concienciación de los diversos trastornos psicológicos. Además, es miembro de la Fundación «Mirando hacia el futuro» a través de la cual contribuye a servir y mejorar la calidad de vida de los más necesitados en la República Dominicana.

Puedes seguir su cuenta personal y la de las Fundaciones a las que pertenece junto a otras chicas.