Flujo migratorio mixto

UNICEF y sus socios atienden a migrantes venezolanos, retornados colombianos y comunidades de acogida dentro de Colombia

Protección
UNICEF Colombia

En el 2018, Colombia se enfrentó a un crecimiento dramático en el flujo migratorio mixto proveniente de Venezuela, lo que ha impactado a todo el país. Según ACNUR, Colombia ha recibido más del 50% de los casi 3 millones de personas que han dejado Venezuela, lo que significa que el país actualmente tiene la segunda población migrante más grande del mundo, luego de Turquía. 

El flujo migratorio mixto está compuesto por personas que quieren quedarse en Colombia, migrantes que van y vuelven de Venezuela a Colombia y otros que transitan el país para llegar a otros destinos más al sur del continente. Dentro de los migrantes, existen actualmente los caminantes, que cruzan grandes distancias a pie para llegar a sus destinos y que, dada su naturaleza, son una población altamente vulnerable. De acuerdo con el Banco Mundial, se estima que una tercera parte de este flujo migratorio mixto son niños, niñas y adolescentes. UNICEF y sus socios atienden a migrantes venezolanos, retornados colombianos y comunidades de acogida dentro de Colombia. 

El gobierno colombiano solicitó ayuda al sistema de Naciones Unidas de manera oficial en febrero de 2018. Desde ese momento, UNICEF trabaja en conjunto con las autoridades, otras agencias del sistema, ONGs y otros actores para atender esta situación humanitaria. Dentro de las acciones que ha llevado a cabo UNICEF están los espacios amigables de la niñez en puntos fronterizos, atención psicosocial a migrantes con actividades como retorno a la alegría, espacios de educación alternativa y acciones de nutrición, salud, agua, saneamiento e higiene para atender a niños, niñas, adolescentes y madres gestantes y lactantes.  En materia de protección, UNICEF implementa actividades para prevenir accidentes de minas, reclutamiento, violencia sexual y separación de familias.