“Las vacunas pueden revertir situaciones sanitarias complejas"

Manuel Calcagni, ganador del Global Teacher Prize Chile 2020, nos cuenta su experiencia vacunándose contra el COVID-19 y lo que ha aprendido durante la pandemia

UNICEF Chile
Foto Manuel Calcagni
Manuel Calcagni
11 Mayo 2021

Hace más de un año que Manuel Calcagni cambió la sala de clases por un computador para conectarse con sus alumnos del Instituto Nacional, donde enseña Historia. Este profesor de 34 años y ganador del Global Teacher Prize Chile 2020, reconoce que ha sido un proceso muy difícil. Durante los primeros cuatro o cinco meses de la pandemia, gran parte de sus alumnos no contaba con computador ni conexión a Internet para seguir con las clases. “Creo que la pandemia ha traído consecuencias bastante negativas en el estudiantado. Muchas familias están pasando por momentos difíciles desde lo material y lo socioemocional, lo cual dificulta que se centre la atención en el proceso de aprendizaje. Los espacios reducidos (con todo lo que eso implica en términos de relaciones humanas), la falta de socialización y la rutina, también dificultan dicho proceso”, explica.

Nos cuenta que ya recibió las dos dosis de la vacuna y que se siente más tranquilo, aunque enfatiza que no hay que bajar la guardia y hay que seguir cuidándose. “Todavía tenemos que seguir cuidándonos, manteniendo hábitos de aseo, uso de mascarillas, y disminuyendo al mínimo posible el contacto con gente. Sé que es difícil, a veces dan ganas de hacernos los/as desentendidos/as, pero creo que es por un fin colectivo, para que menos gente lo pase mal a largo plazo”. Espera que las personas convocadas, según el calendario, vayan y se vacunen para que pronto podamos retomar las actividades cotidianas.

Parte de este testimonio lo compartió con la actriz y embajadora de UNICEF Estados Unidos, Sofía Carson, a través de una videollamada, en la que hablaron de la vacunación del Covid-19 en Chile, la salud mental y cómo ha sido educar a distancia. Revisa la conversación aquí.

¿Te vacunaste contra el COVID19? ¿Cuándo? ¿Cómo fue ese día? ¿Qué sentiste?

Sí! Ya me puse las dos dosis de la vacuna Sinovac. Terminé de vacunarme la primera semana de abril. Me sentí muy privilegiado y, la verdad, aliviado, porque sé que, aunque no se acaban totalmente los riesgos de contagio, disminuyen bastante.

Como profesor, ¿qué le dirías a las personas para que vayan a vacunarse?

En primer lugar, que entendamos esto como una necesidad colectiva. Pienso que, frente a un problema tan transversal, debieran primar lógicas colectivas, donde entendamos que somos una parte del engranaje, y que debemos direccionar los esfuerzos hacia un mismo punto, cosa de que se vayan solucionando los problemas de salud, pero también de desempleo, salud mental y bienestar integral que se han visto perjudicados durante este tiempo.

“Creo que ha habido un despertar de la colaboración y la empatía entre docentes, estudiantes y familias. Eso lo habíamos perdido de vista, por momentos”

Manuel Calcagni vacunación
UNICEF Chile

Sobre las vacunas… ¿te parece una medida importante para frenar la pandemia?

Sí, al igual que en otros momentos de nuestra historia, las vacunas pueden revertir situaciones sanitarias complejas y contribuir a mejorar las condiciones de vida y la situación sanitaria de mucha gente (sobre todo de la gente con menos recursos). Pero creo que hoy no basta con la vacuna. Todavía tenemos que seguir cuidándonos, manteniendo hábitos de aseo, uso de mascarillas, y disminuyendo al mínimo posible el contacto con gente. Sé que es difícil, a veces dan ganas de hacernos los/as desentendidos/as, pero creo que es por un fin colectivo, para que menos gente lo pase mal a largo plazo.

¿Qué es lo que más te ha afectado de la cuarentena?

La preocupación sobre la situación mundial, pues hay mucha gente que la está pasando mal en muchos sentidos. En lo personal, el no poder salir, no ver a mi gente y no poder separar los espacios de trabajo, de vida personal y social. También me tiene un poco cansado la dinámica de que todo sea por videollamadas.

¿Qué has aprendido de la pandemia?

A valorar a mi gente, a priorizar la salud mental y una visión más integral del bienestar, y el tener tiempos (que antes dedicaba a salir, compartir con gente, etc.) para profundizar proyectos, leer, ver buenas películas, compartir con mi pareja, etc.

¿Qué impacto ha tenido la pandemia en tus estudiantes? 

Creo que la pandemia ha traído consecuencias bastante negativas en el estudiantado. Muchas familias están pasando por momentos difíciles desde lo material y lo socioemocional, lo cual dificulta que se centre la atención en el proceso de aprendizaje. Los espacios reducidos (con todo lo que eso implica en términos de relaciones humanas), la falta de socialización y la rutina, también dificultan dicho proceso.

Pero también, pienso que se han abierto tiempos y espacios nuevos, que permiten aprender otras cosas, dedicar tiempo a actividades que antes pasaban a segundo plano, o pasar tiempo y reinventar las relaciones familiares. Creo que eso ha sido positivo.

¿Qué impacto ha tenido la pandemia en tus colegas?

En primer lugar, ha sido muy difícil conciliar lo laboral con el cuidado y mantenimiento del hogar y sus miembros. Hay mucha gente que no tiene los tiempos o los espacios para desenvolverse tranquilamente en lo laboral, lo cual genera angustia y estrés. Además, lamentablemente, a mis colegas mujeres que tienen hijos/as pequeños/as, se les dificulta más aun porque se llevan la principal carga respecto de su cuidado, de asistirles en sus clases virtuales, etc. Pienso que ha sido muy difícil para todos, más aún para ellas.

Pero creo que este contexto también ha tenido cosas buenas. Por ejemplo, nos ha obligado a repensar nuestras prácticas, a reflexionar sobre lo importante y lo no tan importante. A darnos cuenta de que detrás de cada estudiante hay muchas historias y dimensiones que atender y, por lo mismo, a mirar la educación de una forma más integral. Creo que ha habido un despertar de la colaboración y la empatía entre docentes, estudiantes y familias. Eso lo habíamos perdido de vista, por momentos.

En muchas comunas por ahora no hay clases presenciales ¿Crees que es prioritario que cuando estén las condiciones sanitarias, se re abran las escuelas?

Sí, pero solo si están realmente las condiciones para hacerlo. Para que funcione el retorno se necesitan materiales de limpieza, planificación, personal extra, espacios bien habilitados, protocolos, etc., que son cruciales pero que requieren recursos que hoy no son obvios. Más aun en las escuelas y liceos públicos.

¿Qué papel juegan los profesores en esta pandemia? ¿Cómo pueden ayudar a los estudiantes y a sus comunidades?

Creo que nos toca, sobre todo, ser el nexo entre el mundo de la escuela, y el de los/as estudiantes y sus familias, con todo lo que eso implica. Tenemos que asumir un rol de contención, de educación, de escucha activa, al tiempo que buscar soluciones a problemas y necesidades múltiples y concretas. Nos está tocando harto trabajo, y todo agravado por los efectos que genera la pandemia en nosotros/as mismos/as. Pero es momento de seguir aportando en lo que se pueda. Ya vendrá el tiempo de descansar.