"Es impresionante ver que el contacto por videollamada mantiene a la familia y niños más tranquilos"

La campaña MAS CERCA está facilitando la comunicación entre los niños y niñas hospitalizados y sus familias durante la pandemia.

UNICEF
María Consuelo Puentes
María Consuelo Puentes
29 Septiembre 2020

La pandemia de Covid-19 obligó a suspender las visitas que recibían regularmente los niños, niñas y adolescentes hospitalizados de sus madres, padres y familiares, para evitar y prevenir el contagio de coronavirus. Cerca de 1.500 niños, niñas y adolescentes, internados en diferentes hospitales del país, no han podido contar con la compañía y apoyo de sus seres queridos durante su recuperación.

Conversamos con la doctora María Consuelo Puentes, cirujano pediatra y neonatal del Hospital Luis Calvo Mackenna y de Clínica Las Condes, sobre la campaña MAS CERCA que busca mantener el vínculo a distancia entre los niños, niñas y adolescentes hospitalizados con sus padres, madres y familias.

La doctora Puentes, quien es miembro de la Sociedad Chilena de Cirugía Pediátrica, es la creadora y directora de la campaña MAS CERCA, que logró unir la voluntad de diferentes actores para llegar con tablets y smartphones a diferentes hospitales pediátricos del país.

UNICEF colaboró con la campaña MAS CERCA, a través de la donación de 50 tablets, con sus respectivos chips de telefonía celular, y de 250 Lego Duplo para estimular el juego y la creatividad de niños y niñas de 2 a 5 años. Además, UNICEF apoyó con información al personal de salud de los hospitales para ayudarlos a gestionar las llamadas de los niños, niñas y adolescentes con sus madres, padres y familias, de manera de facilitar la conexión y comunicación entre ellos.

“Hay papás y hermanitos que conocieron a los recién nacidos por una videollamada, y ver eso es de las cosas más lindas que nos ha tocado vivir. Entre tanta tragedia que vemos a diario en el hospital, tener esta oportunidad no tiene precio”.

Doctora Puentes
María Consuelo Puentes

¿Cómo ha influido la pandemia en la situación de los niños y niñas que están hospitalizados?

Ha sido una catástrofe. Antes de la pandemia se hizo un gran esfuerzo nacional por ir transformando los hospitales públicos en hospitales amigos, donde se acerca a la familia a la recuperación de los pacientes. Esto fundamentado en que la recuperación de los pacientes, sobre todo los niños, es más rápida y eficiente cuando están cerca de sus padres o cuidadores.

Cuando comenzó la pandemia se intentó mantener las visitas de los niños, pero debido a la aparición de diferentes brotes de Covid-19 dentro de los servicios de hospitalizados se decidió, para detener los contagios y proteger a los niños, suspender totalmente las visitas. Esto sucedió en los diferentes servicios pediátricos: oncología, neonatología, pediatría, intensivo, etc… y el personal de salud tuvo que agregar a su carga laboral, que ya estaba sobre exigida, la contención emocional de los niños y de las familias.

¿Por qué es importante que los niños y niñas mantengan contacto con sus papás, mamás y familias mientras están hospitalizados?

Los niños necesitan la contención de sus padres para llevar el estrés de una hospitalización, conversar de lo que sienten, entender que es un proceso generalmente transitorio. Sin sus padres el niño podría vivir esta experiencia como un castigo o un abandono, afectando negativamente su recuperación y rehabilitación.

¿Qué rol cumple el contacto con sus familias en la recuperación de los niños y niñas que están hospitalizados?

Las videollamadas permiten acercar a los niños con sus papás y con sus hermanos. No es muy grande la experiencia en esto, pero según lo que se ha reportado en otros países, y lo que hemos podido ver aquí, es que la recuperación es más rápida y presentan menos episodios de estrés y angustia y esto alivia también al personal del hospital a cargo. Muchos niños que no querían comer, comen cuando hablan con su mamá o papá, se toman sus remedios, duermen mejor o comienzan a jugar. La verdad es que lo impensable es que no tengan el contacto con su familia, y eso fue la motivación principal para llevar la campaña a todos los hospitales donde hubiese niños hospitalizados sin visitas o con visitas restringidas en Chile.

¿Cómo han reaccionado los niños y niñas al ver a su familia a través de una pantalla?

En niños recién nacidos que están en unidades de neonatología hemos visto que cuando escuchan a la mamá comienzan a mover las piernas y bracitos, respiran mejor, mueven la cabeza buscando la voz de la mamá, y los más grandes incluso nos muestran sonrisas. Las mamás también bajan su nivel de estrés, producen más leche para sus guaguas y duermen mejor.

A los niños más grandes les dejamos los tablets para que sientan que pueden llamar y contactar a los papás cuando quieren. Tener el tablet con ellos los hace sentir como si tuvieran a la mamá ahí mismo de la mano.

¿Cómo han recibido las familias esta nueva alternativa que tienen para contactarse con sus hijos e hijas?

Separar a una mamá de su hijo que no tiene ninguna otra alternativa que quedarse hospitalizado, es algo que esperamos no tener que ver nuevamente en Chile. Es muy triste, como personal de la salud, no poder ofrecer ayuda con esto. Cuando comenzamos con las videollamadas, vimos que las familias se reúnen a la hora de la videollamada, los hermanos pintan dibujos, preparan una canción en familia o tienen las historias seleccionadas que le cuentan a sus hermanos hospitalizados. Es impresionante ver como el contacto por videollamada se transforma en una manera efectiva de contacto y mantiene a la familia y los niños mucho más tranquilos. Hay papás y hermanitos que conocieron a los recién nacidos por una videollamada, y ver eso es de las cosas más lindas que nos ha tocado vivir. Entre tanta tragedia que vemos a diario en el hospital, tener esta oportunidad no tiene precio.

¿Cómo se ha trabajo con los papás, mamás y familiares para preparar los contactos con los niños y niñas?

Para el contacto con niños pequeños, menores de 5 o 6 años se preparan las videollamadas. Cada hospital tiene su forma de aplicar el recurso, pero la mayoría vemos que ha definido horarios para llamar a la familia, de tal manera que el personal y la familia se organizan para este encuentro. En niños escolares chicos, las videollamadas se hacen según la solicitud del niño y por horarios, siempre acompañados.

¿Cómo se ha preparado el personal de salud para apoyar el contacto de los niños y niñas con sus papás, mamás y familia?

Trabajamos inicialmente con un grupo de psicólogas del “colectivo vinculando”, quienes nos ayudaron con manuales de sugerencias para hacer las videollamadas según la edad de los niños. Este trabajo se lo presentamos, en varias reuniones, al programa nacional del Ministerio de Salud de Chile Crece Contigo, donde recibimos un extenso apoyo en la implementación de la campaña a nivel nacional.  Hoy estamos trabajando con los equipos pediátricos y del Chile Crece Contigo para que la llamada sea una herramienta de contención y rehabilitación durante la hospitalización.

¿Cuáles han sido los mayores desafíos de esta nueva forma de relación entre los niños y niñas hospitalizados y sus familias?

Implementarlo no es tan fácil, hemos repartido tablets y smartophones por todo el país, y es difícil transmitir el mensaje correcto en todas partes. En algunos lugares se destinaron los tablets a maternidades, en otros lugares los doctores o funcionarios se los llevaron a sus casas para hacer telemedicina con este recurso y después nos llegaba la información de que había niños sin visitas y sin posibilidad de hablar con las familias por falta de recursos. Pero la gran mayoría de los tablets y smartphones están siendo utilizados para comunicación de los pacientes con sus familias.

¿Qué destacaría como lo más positivo de esta experiencia?

Personalmente, todo alrededor de esta experiencia ha sido positivo. Tener la posibilidad de aportar con una buena idea y haber podido llegar a todo el país ha sido un gran desafío y, a la vez, una tremenda experiencia. Lo más positivo lo viví en los lugares donde yo trabajo, ya que al inicio de la campaña comenzaron a llegar videos y fotos agradeciendo los tablets y teléfonos, llamados de diferentes servicios y de diferentes hospitales pidiendo apoyo. La campaña fue creciendo con la motivación de llegar a todos los que lo necesitaban, hasta que logramos llegar a todos los hospitales grandes del país y muchos más.

UNICEF ha cumplido un rol muy importante en toda nuestra campaña, inicialmente como apoyo logístico y con muchas ideas, nos ayudaron con el material de apoyo psicológico y con recursos físicos: 50 tablets y 250 juegos de lego para los niños, que hemos estado incorporando en los envíos que hacemos en el país, con el apoyo de Fundación Luksic.

Niño hospitalizado en pandemia
María Consuelo Puentes
Niño hospitalizado en medio de la pandemia por Covid19 se comunica con sus padres a través de videollamada.
Profesional de salud apoya las videollamadas de sus pacientes más pequeños
María Consuelo Puentes
UNICEF apoyó con información al personal de salud de los hospitales para ayudarlos a gestionar las llamadas de los niños, niñas y adolescentes con sus madres, padres y familias, de manera de facilitar la conexión y comunicación entre ellos.