El rol de la Atención Primaria de Salud en el bienestar de niños y niñas

La actualización de la Norma Técnica para la Supervisión de niños y niñas en la Atención Primera de Salud reestablece protocolos de prevención, detección y tratamiento de enfermedades

UNICEF Chile
salud primaria
UNICEF Chile
04 Febrero 2022

La Atención Primaria de Salud (APS) cumple un rol muy relevante en el bienestar de niños y niños, por ello la reciente actualización de la Norma Técnica para la Supervisión de niños y niñas entre 0 y 9 años en la Atención Primera de Salud realizada por el ministerio de Salud, es una herramienta de gran utilidad para los equipos de salud que trabajan en este ámbito.

La actualización, que contó con la revisión técnica de UNICEF, incorpora enfoque de derechos, curso de vida, determinantes sociales de la salud, género, interculturalidad y biopsicosocial. Además, contiene protocolos en caso de detección de maltrato, en cualquiera de sus formas. Aunque la normativa está dirigida a los centros de Atención Primaria de Salud, también es utilizada por los equipos del sector privado y por la academia en la formación de los profesionales vinculados a la salud infantil.

La normativa busca que las familias reciban educación para promover en los niñas y niñas hábitos saludables, prevenir enfermedades y contar con tratamientos necesarios en caso de detectarlas. Su objetivo es que la niñez pueda gozar de buena salud en todas sus dimensiones para favorecer al máximo el desarrollo de sus potencialidades y capacidades.

Conversamos con el Oficial de Salud y Desarrollo Infantil Temprano de UNICEF, Fernando González, quién explicó cómo esta herramienta orientada a los equipos de salud permite entregar una atención integral a niños y niñas en la Atención Primaria de Salud.

¿Qué beneficios e impactos positivos tiene esta Norma Técnica en la salud de niños y niñas que se atiende en la Atención Primaria de Salud?

El beneficio es que los niños y niñas reciban de sus equipos de salud la educación para promover hábitos saludables y prevenir enfermedades y que puedan gozar de una buena salud en todas sus dimensiones. Así mismo, busca identificar oportunamente las enfermedades que puedan aparecer en esta etapa de la vida y brindar tratamiento en el nivel de salud que corresponda. La actualización de la norma permite al personal de salud reforzar los controles de salud infantil y contar con las herramientas y conocimientos actualizados en torno al cuidado que deben entregarle a niños y niñas y sus familias.

El impacto esperado es que disminuyan los indicadores de morbimortalidad, es decir, de condiciones que afectan la salud y bienestar, como aquellas que pueden causar su muerte, y mejorar los indicadores de salud y bienestar de niños, niñas y sus familias

“La actualización de la norma permite al personal de salud reforzar los controles de salud infantil y contar con las herramientas y conocimientos actualizados en torno al cuidado que deben entregarle a niños y niñas y sus familias”.

¿Qué enfoques nuevos se incorporan en la actualización de la Norma Técnica?

El enfoque de derechos, curso de vida, determinantes sociales de la salud, género, interculturalidad y biopsicosocial. En la Norma Técnica de 2014 existían aspectos que recogían algunos de estos enfoques, pero ahora se explicitan y desarrollan claramente. Por ejemplo, la incorporación del enfoque de género responde al desafío de implementar políticas basadas en derechos que consideren de manera simultánea la equidad de género y los derechos de los niños, niñas y adolescentes. La ausencia de este enfoque, en muchos casos, se traduce en políticas, prácticas y actitudes discriminatorias, restringiendo las posibilidades de construcción de una sociedad equitativa, diversa e inclusiva

¿Y sobre el enfoque de interculturalidad?

Este permite dar cuenta de una interrelación equitativa y respetuosa de las diferencias políticas, económicas, sociales, culturales, etarias, lingüísticas y de género. Su relación con salud releva el reconocimiento y respeto de la singularidad y diversidad que cada cultura tiene a lo largo del curso de vida, construyendo un ambiente donde estas diferencias cohabiten y aporten a la mejor salud de la población. Para ello es necesario reconocer que las acciones de los profesionales de salud se desarrollan en contextos culturales diferenciados y en constante interacción.

Se incluye la detección y prevención del maltrato infantil, grooming y bullying, ¿en qué consisten estas herramientas y cómo funcionarán?

Efectivamente, existe un capítulo específico de la prevención y abordaje del maltrato infantil, en la que se desarrollan todas sus formas, desde el maltrato psicológico, físico, hasta el abuso sexual. El documento entrega herramientas para prevenirlos, y para pesquisar tempranamente por medio de señales de alarma identificables en la entrevista, en el examen físico, o en el comportamiento del niño o niña y los cuidadores. También existe un acápite sobre bullying y cyberbullying como formas de maltrato.

¿Cuáles son las enfermedades que más afectan a los niños y niñas entre 0 y 9 años y que pueden ser detectadas por el personal de salud de la atención primaria?

La primera causa de muerte en niños y niñas menores de un año son perinatales, que corresponden a aquellas que ocurren en relación al parto, y los primeros días de vida (principalmente por prematurez o partos de embarazos de alto riesgo obstétrico) y la segunda causa es por malformaciones congénitas, deformidades y anomalías cromosómicas. Al analizar el resto de las causas, le siguen en frecuencia las enfermedades del aparato respiratorio, del sistema nervioso, ojo y oído, y las infecciosas y parasitarias. Las causas tumorales se han reducido en los últimos años, abandonando el tercer lugar que ocupaba habitualmente. 

“Existe un capítulo específico de la prevención y abordaje del maltrato infantil, en la que se desarrollan todas sus formas, desde el maltrato psicológico, físico, hasta el abuso sexual”.

¿Qué otras condiciones de salud afectan a los niños y niñas?

Causas externas, dentro de las que se encuentran los accidentes de tránsito, y accidentes en domicilio se mantienen estables en comparación a los últimos años. Estas últimas toman mayor relevancia en el grupo mayor de 1 año.

Otras condiciones que no llegan a ser hospitalizadas, pero que causan un importante impacto en la salud y calidad de vida de niños y niñas, son la obesidad infantil y los problemas de salud mental, como son el déficit atencional e hiperactividad, trastornos del ánimo y de la conducta.

¿Algunos problemas de salud en la etapa adulta pueden ser originados en los primeros años de la niñez?

Claro, los niños, niñas y adolescentes se enfrentan a una triple carga de enfermedad desde la malnutrición: desnutrición crónica, deficiencias de micronutrientes y sobrepeso/obesidad. Las tres tienen impacto en la vida adulta. La Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, muestra un sobrepeso en 40% de los adultos y un 31,2% sufre de obesidad, es decir, en suma 7 de cada 10 adultos tiene exceso de peso. Un 26% tiene hipertensión; un 12,3% diabetes mellitus, y un 23% de Síndrome Metabólico, que reúne obesidad, dislipidemia (colesterol), y trastorno de glicemia (insulino-resistencia y diabetes mellitus). Todas estas enfermedades adultas se pueden detectar y tratar desde la niñez.