08 Abril 2021

Programa Un nuevo sol para el bienestar comunitario

La recuperación psicoafectiva y social de niños y niñas de 3 a 5 años con apoyo de sus familias, en el marco del programa "Un nuevo sol para el bienestar comunitario", permite conocer y comprender las distintas actitudes y comportamientos que pueden presentar los niños y niñas durante una emergencia, y como facilitar su apertura para el alivio y la expresión de emociones y sentimientos. Con este propósito UNICEF junto a Aldeas Infantiles SOS desarrolló tres manuales para orientar el trabajo voluntario del programa dirigido a los niños y niñas de 3 a 5 años: Manual del Coordinador Consejero y Educadores Guía. Tiene el propósito de brindarles orientaciones sobre su trabajo diario y apoyarlos en el fortalecimiento de las capacidades de las y los voluntarios a su cargo. En este material se les brinda algunas pautas que los pueden apoyar en el reconocimiento de síntomas, actitudes y comportamientos de los niños y niñas en las sesiones lúdicas e identificar a los que requieren mayor atención o la derivación a servicios especializados. Manual de Transferencia. Describe el proceso de transferencia del programa a los voluntarios, para que ellos lo apliquen con los niños y niñas. Manual del Voluntario. Describe el trabajo que realizan las y los voluntarios al aplicar el programa, para reducir el impacto que genera una situación de emergencia o desastre en la vida de los niños y niñas de 3 a 5 años, con el apoyo de sus familias, la comunidad, los servicios de protección y los aliados humanitarios. ¿Por qué trabajar con niños y niñas de 3 a 5 años? Se trabaja con niños y niñas de 3 a 5 años con el programa porque al igual que toda la población afectada, sufren las consecuencias de una determinada emergencia y por su propio desarrollo evolutivo tienen necesidades específicas para enfrentar la situación que conllevan las situaciones de emergencia. La aplicación del programa implica que: Al comunicarse de diferentes maneras (verbal, juego, dibujo) y estar en un proceso de duelo, los niños y niñas necesitan un espacio de alivio y expresión emocional acerca de lo sucedido. Generalmente, por la situación de emergencia, las familias no les dan la atención necesaria y los niños y niñas no pueden entender lo sucedido. Esto les genera sentimientos de culpa, estrés u otros problemas. Por ello se les brinda un ambiente calmado y de confianza. Están en una fase del desarrollo muy importante y sus necesidades básicas deben estar satisfechas: afecto, la seguridad física y emocional, descanso, tiempo de ocio y aprendizaje, para garantizar su desarrollo integral. Existen personas adultas que esperan que los niños y niñas puedan desempeñar tareas que no son propias para su edad, por ejemplo: cuidar a los niños o niñas más pequeños, traer agua, cuidar enseres solos, etc.
01 Abril 2021

Informe de monitoreo del desempeño de la respuesta humanitaria

La crisis derivada de la COVID-19 ha puesto en evidencia las fragilidades de los Estados en cuanto a la provisión de servicios básicos para la población en general y, en especial, para los niños, las mujeres y los grupos más vulnerables. En este sentido, UNICEF Bolivia tiene en el centro de sus labores salvaguardar el derecho de vivir con dignidad de las poblaciones más afectadas y, a su vez, asegurar que los niños, niñas y adolescentes alcancen plenamente sus potencialidades. En este marco, vigilar que los niños y las poblaciones afectadas intervengan en las decisiones que afectan su vida, informar y consultar sobre las acciones que UNICEF está llevando a cabo y actuar acorde con las impresiones de los beneficiarios finales se vuelve una tarea prioritaria para el cumplimiento de los Compromisos Básicos para la Infancia en la Acción Humanitaria (CBI). De esta manera, UNICEF Bolivia implementó un proceso de Monitoreo del Desempeño Humanitario (HPM) con el objetivo de cumplir con los CBI y fortalecer sus intervenciones y acciones para mitigar los efectos de la crisis sanitaria de la COVID-19. Este ejercicio focalizó su análisis en las poblaciones afectadas con la finalidad de tener más información sobre la calidad, pertinencia, oportunidad, utilidad, entre otros, de los programas desarrollados durante el 2020. Este estudio permitió a los diferentes equipos de UNICEF Bolivia identificar cuellos de botella y barreras en sus labores rutinarias, asegurar principios como el de “No hacer daño” y mejorar la movilización de recursos en un contexto donde existen mayores niveles de veeduría social y una alta necesidad de contar con importantes montos de financiamiento para poder atender las necesidades de los más afectados.