Prensa

Comunicados de prensa

Opinión de la Representante de UNICEF en Bolivia

Ciclo de conversatorios #niñez360

2012 - Año de la No Violencia Contra la Niñez y Adolescencia en el Estado Plurinacional de Bolivia

Visita de Junta Ejecutiva de UNICEF a Bolivia

Concurso Nacional de Periodismo "La Niñez Cuenta"

Revista HECHOS

Información de contacto

 

UNICEF pide tres acciones para dejar de estigmatizar a los adolescentes y más bien invertir en ellos

© UNICEF Bolivia/2018/Palacios
“La sociedad es muy dura para juzgar a los adolescentes y poco responsable para orientarlos y apoyarlos”, señaló la Representante de UNICEF en Bolivia, Sunah Kim, al momento de inaugurar el cuarto conversatorio #niñez360.

Santa Cruz de la Sierra, Bolivia - Abril 18, 2018.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Niñez y Adolescencia (UNICEF) pidió hoy al Estado y a la sociedad bolivianos dejar de estigmatizar de forma negativa a los adolescentes y propuso tres acciones en favor de ese sector que ya representa a la cuarta parte de la población. Esas tareas serían: invertir en el desarrollo de esas personas, priorizar la atención a grupos vulnerables, y la prevención de la violencia en los municipios más afectados por ella y la exclusión social.

Tal propuesta fue presentada por la representante de UNICEF en Bolivia, Sunah Kim, en el Cuarto Conversatorio #Niñez 3600 denominado: “Adolescencia la energía de un país en desarrollo: Factores de riesgo y protección de violencia en adolescentes”, realizado el 17 de abril en la ciudad de Santa Cruz.

“La sociedad es muy dura para juzgar a los adolescentes y poco responsable para orientarlos y apoyarlos”, explicó la Representante de UNICEF autoridades nacionales, regionales e instituciones que trabajan con los adolescentes. Kim hizo tal reflexión al recordar un dialogo que sostuvo con las adolescentes que se encuentran en proceso de rehabilitación en el centro CENVICRUZ, “han cometido errores que requieren ser sancionados. Pero también requieren de oportunidades para aprender a no reincidir, desarrollar una vida de adulto con responsabilidades para sí y con la comunidad”, explicó.   “Muchas de esas adolescentes, no tuvieron oportunidades antes de caer en situaciones delictivas”, añadió.

Adultos solo ven estereotipos
Los adultos opinan sobre los adolescentes a partir de estereotipos, esa fue la conclusión unánime de la representante de UNICEF, los especialistas invitados a disertar sobre sus investigaciones en el conversatorio, representantes de instituciones que trabajan con esa población y los propios aludidos, a través de testimonios recogidos de personas que en su adolescencia y juventud tuvieron conflictos con la ley y enfrentaron una vida familiar disfuncional. “Muchas personas tienen la impresión o peor aún, piensan que la palabra adolescente proviene de adolecer, o sea padecen de múltiples vicios y enfermedades mentales y hormonales y carecen de sentido de responsabilidad, de la racionalidad y del mundo que los rodea”, señaló Kim al sostener que esos prejuicios carecen de base científica. “Es habitual que los padres deseen que esta etapa de la vida de sus hijos pase rápido para olvidarla”, añadió.

Uno de los objetivos de este conversatorio fue empezar a desmitificar la adolescencia para que la sociedad la entienda con más objetividad y profundidad, ya que en esa fase los individuos enfrentan múltiples riesgos (desempleo, desintegración del hogar, deserción escolar y un contexto que favorece las drogas y alcohol). Otro factor negativo es la violencia (sexual, en pandillas, en el colegio) y conducta delictiva en  familias disfuncionales, primero con agresiones intrafamiliares y con la ausencia de normas de conducta interna. Todo ello puede derivar en situaciones irreversibles para el futuro de los adolescentes.

Kim aseguró que está demostrado que las políticas punitivas, de mano dura, además de inefectivas generan  inseguridad ciudadana, además, mantener a los adolescentes en prisiones sólo genera mayor reincidencia y riesgos para ellos y la comunidad.  

A los estereotipos se suma que la sociedad y las autoridades responsables de políticas públicas invisibilizan a los adolescentes como sujetos de derecho o de protección, nadie genera movimientos sociales reivindicativos de derechos humanos en favor de ellos. Para Kim esta es una mirada irresponsable de los adultos, de las familias y del Estado porque conduce a la pérdida de oportunidades para su desarrollo y por ende, para el progreso de la sociedad.

© UNICEF Bolivia/2018/Palacios
En el conversatorio participaron adolescentes que superaron situaciones de violencia y discriminación.

Descubramos el potencial de los adolescentes
A pesar de la frecuente y errada estigmatización y vinculación de los adolescentes con la delincuencia y la rebeldía, éstos tienen un enorme potencial que puede beneficiar al país.

“Por sus características biológicas, psicológicas y cognitivas (la adolescencia) se constituye en la segunda ventana de oportunidad, después de la primera infancia, para asegurar el desarrollo óptimo de capacidades, aptitudes y habilidades, de la personalidad, de la identidad e intereses para construir proyectos de vida y desempeñar roles positivos en la adultez”, explicó la Representante de UNICEF. 
Esa evidencia empírica demuestra que cuando adolescentes reciben el apoyo y el aliento de los adultos, se desarrollan de formas inimaginables, convirtiéndose en miembros plenos de sus familias y comunidades y dispuestos a contribuir.

“Tienen la capacidad de cambiar los modelos de conducta sociales negativos y romper con el ciclo de la violencia y la discriminación que se transmite de generación en generación. Con su creatividad, energía y entusiasmo, pueden cambiar el país y el mundo de forma impresionante, logrando que sea un lugar mejor, no sólo para ellos mismos sino también para todos”, concluyó Kim.

Por su parte, los expertos internacionales, en base a evidencias científicas e iniciativas exitosas, propusieron reflexiones que permitan establecer entornos de protección, atención participación e inclusión para los adolescentes bolivianos.

Puede acceder a toda la riqueza de las exposiciones, a la información y al panel de debate del conversatorio en el canal YouTube de UNICEF Bolivia.

La adolescencia en Bolivia

  • En la adolescencia el desarrollo cerebral y físico es acelerado, aumenta la capacidad cognitiva, es el inicio de la pubertad y de la conciencia sexual, es la etapa de transición de la dependencia a la independencia, de la niñez hacia adultez.
  • La adolescencia es una época llena de oportunidades para eliminar la discriminación y violencia de género, promover la igualdad y dinámicas positivas entre hombres y mujeres. 
  • Bolivia es el país con mayor cantidad de embarazos adolescentes en América Latina, 116 de cada 1.000 mujeres de 15 a 19 años están embarazadas o tienen hijos.
  • Santa Cruz es uno de los departamentos con mayores tasas de embarazo adolescente, casi el 18%, superior al 15% a nivel nacional.
  • En muchos casos, el embarazo adolescente es producto de abuso sexual. 
  • En Bolivia, cerca al 10% de las mujeres ha sido víctima de abuso sexual en algún momento de su vida, muchas durante la adolescencia. 
  • El Ministerio Público informó que en 2017 hubo 1.324 casos de violaciones sexuales en niños, niñas y adolescentes, esto es 4 violaciones por día.
  • Dar a los jóvenes las herramientas que necesitan para mejorar sus vidas, y motivarlos a participar en iniciativas que buscan mejores condiciones para sus comunidades, equivale a invertir en el fortalecimiento de la sociedad y el desarrollo de un país.
  • Los adolescentes tienen la necesidad de conexión humana con un adulto con quien sentirse seguros y confiados.

Acerca de UNICEF:
En UNICEF promovemos los derechos y el bienestar de todos los niños, niñas y adolescentes en todo lo que hacemos. Junto a nuestros aliados, trabajamos en 190 países y territorios para transformar este compromiso en acciones prácticas que beneficien a todos los niños, centrando especialmente nuestros esfuerzos en llegar a los más vulnerables y excluidos, en todo el mundo.

Para obtener más información, sírvase dirigirse a:  Franco Clavijo,
fclavijo@unicef.org, +591 72023301

 

 

 
unite for children