Guías de Participación de Niñas, Niños y Adolescentes

Herramientas para impulsar la participación de niñas, niños y adolescentes en la esfera pública

Puntos destacados

En el mundo en el que crecimos los que hoy somos adultos, era muy común que, en el seno del hogar, la comunidad y en las acciones de política pública, se decida sin consultar la opinión de las niñas, niños y adolescentes.

Hace poco más de 30 años, la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) marcó un antes y un después en este ámbito. Al reconocer expresamente que las niñas, niños y adolescentes son sujetos de derecho, la CDN cambió el paradigma entonces vigente, en el cual la niñez vivía en un mundo adultocéntrico. La CDN no solo estableció la participación de NNA como un derecho fundamental, sino también como un principio de este tratado internacional. Este derecho tiene impacto no solamente sobre NNA y su desarrollo como personas, sino sobre las comunidades donde viven.

Para que la participación sea real requiere que se establezcan estructuras permanentes, donde las opiniones de NNA sean tomadas en cuenta en los entornos en los que se desenvuelven (escuela, familia, comunidad y municipio). En Bolivia, el Código Niña, Niño y Adolescente, promulgado el año 2014, recoge estos preceptos de la Convención, estableciendo dos ámbitos formales para que las niñas, niños y adolescentes puedan expresar su voz y llevarla hacia la esfera pública y de toma de decisión. El primer ámbito son los gobiernos estudiantiles, enmarcado en el entorno escolar; y el segundo son los Comités de Niñas, Niños y Adolescentes. Éstos últimos, según define el Código Niña, Niño y Adolescente, son espacios que deben establecerse en los niveles municipal, departamental y nacional, siendo responsabilidad de las autoridades en estos tres niveles garantizar su conformación y funcionamiento. Así, Bolivia ha dado un paso importante de reconocimiento del derecho a la participación de la niñez y adolescencia.

Para UNICEF, la plenitud y desarrollo personal de nuestras niñas, niños y adolescentes solo puede ser una realidad si ellas y ellos tienen la posibilidad de opinar, decidir y actuar sobre nuestro entorno, es decir, de participar en la sociedad de la que son parte. Cada vez que un adolescente expresa su opinión sobre los temas que le interesan, está ejerciendo su derecho a la participación. Al levantar su voz, niñas, niños y adolescentes aportan nuevas ideas, perspectivas y experiencias que deben ser escuchadas y tomadas en cuenta en todos los entornos donde interactúan, ya sea sus hogares, escuelas o comunidades.

En esta línea, UNICEF, en alianza con Act2gether Latinoamérica, ponen a disposición de las niñas, niños y adolescentes, y de los servidores públicos y del público en general, estas dos guías técnicas que contienen orientaciones sobre la conformación y funcionamiento de Comités NNA, que buscan ser una herramienta que impulse esta labor, definida como una obligación de las autoridades públicas.

Portada de la publicación
Autor
UNICEF & Act2gether Latinoamérica
Fecha de publicación
Idiomas
Español