Si pudieras volver el tiempo atrás, no lo compartirías

Por Luisa Bruma, Representante de UNICEF Argentina

Luisa Bruma, Representante de UNICEF Argentina
No da compartir
UNICEF

16 Mayo 2019

En Argentina, ocho de cada diez chicas y chicos fueron testigo o experimentaron alguna experiencia negativa en internet. El ciberbullying es una forma de hostigamiento que se realiza a través de las redes sociales o en otros espacios virtuales que genera consecuencias como depresión, soledad, ansiedad, inseguridad, bajo rendimiento y desconfianza en ellos mismos e incluso que tengan pensamientos suicidas. 

En muchos casos, los chicos y chicas que sufren ciberbullying tienden a callar su padecimiento por miedo a represalias o por creer que si exponen su situación serán aún más excluidos. El rol de los adultos es fundamental para quebrar la cultura del silencio y para transitar junto a ellos un camino que les permita construir su huella digital de manera segura y responsable.

Aunque de forma recurrente se tiende a demonizar a las redes sociales por lo que ocurre dentro de ellas, son estos mismos entornos digitales las plataformas que tienen los jóvenes para ejercer su derecho a la participación y expresarse libremente. Desde UNICEF impulsamos el ejercicio de este derecho y promovemos herramientas para la construcción de una ciudadanía digital libre y respetuosa, que permita a los chicos y chicas navegar en forma autónoma, preservando su seguridad y sus derechos en línea.

Somos los adultos los que tenemos la responsabilidad de enseñarles a los chicos y chicas que todos somos distintos y que debemos respetar las diferencias, y así lo hacemos desde el programa de Convivencia Digital donde promovemos entornos digitales sanos y respetuosos. Los alentamos a respetarse y a que desalienten la difusión de cualquier tipo de discriminación, remarcando la importancia de no hacer o decir en internet lo que no harían o dirían en persona, o no les gustaría que les hagan a ellos mismos.

La mayoría de los adolescentes que pasan una gran parte del día conectados, son conscientes de que en internet encuentran cosas que pueden perturbar a chicos y chicas de su edad, y las comparten de todas formas, sin detenerse a pensar como ese contenido puede afectar a las personas involucradas en el mensaje.

“Si lo hubiera pensado no lo compartía”, “si hubiera sabido que le afectaba tanto no lo publicaba”, “pobre, se difundió ese video que lo puso en ridículo”, “Me causó mucha gracia y lo compartí, pero si hubiera sabido el daño que ocasionaba no lo hacía”. Muchas veces escuchamos frases como estas cuando un contenido se vuelve viral, y las consecuencias que sufrieron los y las involucradas son manifiestas.

Conscientes de esta problemática, desde 2016 UNICEF junto a INADI buscamos cambiar la forma de abordar el ciberbullying. La campaña #NoDaCompartir tiene a los y las adolescentes como protagonistas. Son ellas y ellos quienes ven, sienten, sufren y comparten estos mensajes. Por eso, estamos convencidos que no hay nadie más calificado que los y las adolescentes para decir que contenidos “no da compartir”.