Hambruna, sequía y conflicto en África del Este

UNICEF brinda asistencia humanitaria a los niños que viven situaciones de vulnerabilidad extrema

El alimento terapéutico, una pasta energética a base de maní, es el tratamiento que proveemos para tratar la desnutrición aguda grave.
UNICEF/Gakuo

Los chicos de África del Este necesitan tu ayuda ahora.

Los países que integran África del Este tienen una característica común: todos se encuentran atravesando crisis humanitarias graves desde hace muchos años. A pesar de tener múltiples causas, hay una característica que todos comparten: allí viven millones de niñas y niños que se encuentran en situación de vulnerabilidad extrema.

Miles de chicas y chicos mueren en estos conflictos armados de larga data, como en Sudán del Sur, y millones huyen de sus comunidades en búsqueda de alimentos, educación y salud. Uganda, que recibe la mayor parte de los refugiados de Sudán del Sur, también enfrenta múltiples dificultades por ser el principal país receptor de refugiados en la mayor crisis de del continente. La inestabilidad política de Burundí obligó a más de 200.000 niñas y niños a buscar refugio en otros países. En Etiopía, Somalía y Kenia, la situación se agrava debido a la falta de lluvia y los brotes de enfermedades, que han dejado a más de 8,3 millones de chicas y chicos necesitados de ayuda humanitaria.

¿Cuál es la situación actual?

22 millones de personas no tienen acceso a agua potable.

16 millones de niñas y niños necesitan ayuda humanitaria urgente.

Aproximadamente 1 millón de los niños menores de 5 años necesitan tratamiento urgente contra la desnutrición aguda grave.

La sequía y la hambruna además provocaron casos de malaria, neumonía y diarrea, enfermedades que pueden costarle la vida a miles de niños.

¿Cómo ayuda UNICEF a estos niños?

UNICEF trabaja para brindarles acceso a agua potable, educación y aportarles el tratamiento médico que necesitan.

¿Qué hizo UNICEF en 2017?

  • Brindó tratamiento contra la malnutrición a más de 900.000 niñas y niños que padecían desnutrición aguda grave y moderada.
  • Alcanzó a aproximadamente 4,5 millones de niñas, niños y madres con servicios de salud.
  • Vacunó a 3,2 millones de niños contra el sarampión.
  • Brindó acceso a agua potable a más de 7,5 millones de personas.

¿Qué necesitamos hacer para continuar la ayuda?

Aún queda mucho trabajo por hacer. Durante el 2018, hace falta que más de 4 millones de niñas y niños reciban asistencia en salud para combatir la diarrea, la malaria, la neumonía y el sarampión, y que 1,5 millones de chicos menores de 5 años reciban tratamiento para la desnutrición aguda grave. Además, UNICEF trabaja para que más de 6,5 millones de personas afectadas por la crisis tengan acceso a soluciones permanentes de agua segura.

Es por eso que se necesita el apoyo de todos, no podemos dejar que los niños de África del Este continúen viviendo esta situación.