UNICEF en Venezuela

Introducción

¿Qué defendemos?

¿Qué hacemos?

¿Cómo lo hacemos?

¿Con quién lo hacemos?

 

Áreas geográficas prioritarias

© UNICEF/VE05

     UNICEF desarrolla acciones de cooperación con el gobierno y la sociedad civil a favor de la infancia y adolescencia en el país, con prioridad en las poblaciones más excluidas como son los pueblos indígenas de los estados Amazonas y Zulia.

     Amazonas está situado al sur del país, en frontera con Colombia por el oeste y con Brasil por el sureste. Ocupa el segundo lugar en superficie con el 20% del territorio nacional y tiene una población aproximadamente de 135.000 habitantes. Las especiales condiciones biológicas y geológicas de la amazonía venezolana la convierten en un territorio con grandes dificultades de comunicación entre municipios.

     El 62% de la población está concentrada en el municipio Atures, donde también existe un importante número de comunidades indígenas en la zona rural. El municipio Atabapo sigue en segundo lugar (11,8%), y le siguen Autana, Alto Orinoco, Maroa, Manapiare y Río Negro.La riqueza cultural y étnica de Amazonas es única en Venezuela. En su territorio viven 19 pueblos indígenas, que representan más de la mitad de la población del estado. Los pueblos indígenas más numerosos son yanomami, jivi, piaroa, kurripaco y ye’kwuana.

         ¿Por qué trabaja UNICEF en Amazonas?

     Amazonas es uno de los estados más deprimidos del país y concentra población indígena en situación de exclusión social. En efecto, algunos indicadores muestran diferencias notables del estado con el resto del país en cuanto crecimiento y oportunidades de desarrollo humano para la niñez y adolescencia. La esperanza de vida al nacer en Amazonas es de 66 años, siete años menos del promedio nacional. Ha habido avances importantes en la atención primaria en salud, sin embargo la tasa de mortalidad infantil aun sigue siendo la más alta del país: 35,9 por 1000 niños nacidos vivos registrados (INE, 2004), el doble del promedio nacional (17,16). Cada mes mueren un promedio de 6 niños y niñas menores de un año (75 anual aproximadamente), y por causas altamente prevenibles, como son afecciones en el período perinatal, enfermedades infecciosas  y parasitarias, neumonías y desnutrición. Las principales enfermedades registradas en los centros de salud son diarreas, paludismo y neumonía. Muchas están asociadas a que sólo el 77,2% dispone de agua potable y el 34% servicios sanitarios para la eliminación de excretas.

     La tasa de matrícula en educación básica supera el 87%, sin embargo varía considerablemente por grados y municipios, por ejemplo para el año escolar 2003-2004 sólo un tercio de la población infantil de 7 a 15 años del Alto Orinoco estaban en la escuela. En términos generales, la oferta educativa es muy limitada, especialmente a partir del cuarto grado, y en su mayoría los docentes no son graduados. Existen brechas importantes que desfavorecen a las niñas, sobretodo a partir del séptimo grado de educación básica. Esto trae como consecuencia que el promedio de escolaridad de los hombres es más alto que el de las mujeres, y son quienes ocupan los puestos de trabajos más cercanos a las comunidades, como son docentes y enfermeros, contrario a la tendencia nacional.

© UNICEF/VE05

     Zulia está ubicado al extremo nor-occidental del país, frontera con Colombia, y ocupa el sexto lugar en superficie (63.000 mil Km2). Es el estado más poblado, tiene más de 3.400.000 habitantes (13% del total nacional), del cual 9% es una población indígena, y en su territorio habita el pueblo indígena más numeroso del país como son los wayúu. También es uno de los estados que más aporta al ingreso nacional, en cuanto a contribución en la producción de hidrocarburos, leche, ovinos, plátanos y frutas entre otros, y paradójicamente es uno de los estados donde más se visibiliza la inequidad en la distribución del ingreso.

           ¿Por qué trabaja UNICEF en Zulia?

     A pesar de sus riquezas y potencialidades Zulia es uno de los estados que posee mayores inequidades entre sus municipios, con una población indígena en situación de exclusión social y altamente vulnerable a los riesgos del tráfico ilegal y conflicto armado en la frontera con Colombia.

     La tasa de mortalidad infantil en Zulia es de 20,6 por 1000 nacidos vivos registrados, ésta si bien no es de las más altas, supera el promedio nacional (17,2). La prioridad de UNICEF es la cooperación en los municipios Mara, Páez, Padilla, Losada y zonas peri-urbanas de Maracaibo y San Francisco, ya que, debido a la alta incidencia de población indígena en el estado, la dispersión geográfica es un factor que dificulta la provisión de los servicios de salud, educación, agua y saneamiento básico. Se trata de zonas rurales muy áridas, que en muchos casos no cuentan con fuentes subterráneas de agua para el consumo humano, su población presenta niveles de permanencia escolar muy variados así como limitaciones para la prosecución escolar.

 

 
unite for children