¿De qué manera afecta la epidemia a los jóvenes y a la infancia?

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ05-2094/Cranston
Un muchacho levanta los brazos en señal de victoria durante un partido de fútbol improvisado sobre una pista de aterrizaje en el sur del Sudán. Lleva una camiseta con el logotipo y el lema “Fight for life. Fight HIV/AIDS”.

El rostro del VIH/SIDA es cada vez más joven. Por cada persona que vive con el SIDA, hay una comunidad o una familia afectadas. A medida que la enfermedad conlleva la desaparición de los progenitores y de las personas que se ocupan de los niños, agrava la pobreza y la desesperación entre los niños y los adolescentes, y limita los recursos de las familias.

El efecto del VIH/SIDA sobre los niños y niñas se observa de manera especial en el aumento de niños y adolescentes huérfanos a causa de la enfermedad, que compromete gravemente su educación, su salud y su bienestar. A veces tienen que abandonar la escuela o no reciben en su hogar los alimentos y los vestidos que necesitan; en algunos casos pueden ser víctimas de la angustia, la depresión o de malos tratos.

Los huérfanos a causa del SIDA no son los únicos niños afectados por la epidemia. Muchos otros viven con progenitores que sufren enfermedades crónicas, en hogares que han acogido a niños y niñas huérfanos de otras familias, o han perdido a sus profesores o a otros adultos de su comunidad a causa del SIDA. Las personas que viven con el VIH o están afectadas por el VIH sufren una estigmatización que provoca una discriminación casi tan fatal como el propio virus. Debido a la ignorancia y la negación de la realidad que rodea la enfermedad en muchas partes del mundo, los niños cuyos padres y madres han muerto a causa del SIDA son a menudo víctimas de malos tratos en los lugares donde se refugian para encontrar asistencia: se les trata con dureza en los hogares de guarda, no tienen acceso a la escuela o a la atención de la salud, les despojan de su herencia y les empujan a la calle. La estigmatización y la discriminación siguen siendo los obstáculos más importantes en lo que se refiere a las pruebas de detección, el tratamiento y la prevención. Esto en parte explica por qué en algunos países hasta un 90% de las personas con VIH desconocen su situación.


 

 

Español Français

Datos y cifras

En diciembre de 2007, 290.000 niños menores de 15 años habían muerto en todo el mundo y 420.000 niños y niñas habían contraído el VIH, en la mayoría de los casos por transmisión del virus de la madre al hijo.