Por qué lo hacemos

El tratado de los derechos del niño celebra su décimo sexto aniversario

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-1202/ Ami Vitale
Elango Ramachandar y su esposa Asha Ramaiah juegan con su hijo de dos años en su casa en Bangalore, India.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, 18 de noviembre de 2005 – El primer convenio internacional donde se reconoce que todos los niños y niñas tienen los mismos derechos que los adultos ha llegado a su décimo sexto año, pero no presenta ninguno de los problemas del desarrollo que se padecen en la adolescencia.

La Convención de los Derechos del Niño fue adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1989 y es el tratado sobre el que se ha alcanzado un acuerdo más amplio en la historia. Sólo dos países -los Estados Unidos y Somalia- no lo han ratificado todavía, aunque ambos han señalado su intención de hacerlo al firmar oficialmente la Convención.

“Lo que la Convención realmente significa es que los niños y niñas son seres humanos, y como seres humanos tienen derechos humanos. La Convención explica que un niño debe ser considerado una persona con derechos, pero es también una persona que necesita protección”, dijo Nadine Perrault, Oficial del Programa de los Derechos del Niño de UNICEF.

Puesto de la manera más escueta, la Convención afirma que todos los niños y niñas de todas partes tienen el derecho a vivir y a ser protegidos de riesgos y perjuicios. Pero también articula sus derechos sociales, familiares y culturales. Establece parámetros respecto a la atención sanitaria, la educación y los servicios legales, civiles y sociales, y expresa que los estados signatarios están obligados a orientar todas sus políticas a favor de los mejores intereses de la infancia. El Comité sobre los Derechos del Niño supervisa el modo en que cada país progresa hacia el cumplimiento de esos parámetros.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0498/ Louise Gubb
Una niña habla delante de la clase en la escuela primaria de Chadza en el distrito rural cerca de Lilongwe, Malawi.

“En todos los países del mundo ha habido cambios”, dijo Perrault, “ya sea en la adopción de una política social o en el modo en que los gobiernos fijan sus presupuestos, y están tomando en cuenta cuál será la repercusión sobre los derechos de los niños. Ha habido muchísimos cambios en lo tocante a la legislación. Un gran número de países han adoptado medidas legislativas para cambiar la manera en que la gente ve a los niños. Solían ver a los niños como objetos de la caridad. Ahora tienen que pensar en el interés superior de todos los niños”.

La Convención reconoce específicamente a los niños y niñas indígenas, el único tratado internacional que lo hace. “Los derechos de los niños indígenas encabezan la agenda”, dijo Perrault.

Desde que se aprobara, la Convención ha adoptado dos protocolos facultativos que hacen hincapié en la protección de los menores de edad contra la trata de personas, la pornografía y la prostitución, y durante los períodos de conflicto armado.

En términos más generales, en tanto la Convención atraviesa su adolescencia sigue mejorando la jurisprudencia sobre los derechos de la infancia.

“Ahora estamos pensando seriamente en los medios para poner en práctica los derechos del niño a nivel del país, de la comunidad y dentro de la familia”, agregó Perrault.


 

 

Vídeo (en inglés)


18 de noviembre de 2005:
Nadine Perrault, Oficial del Programa de los Derechos del Niño de UNICEF, explica cómo los derechos de la infancia han progresado desde que la Convención sobre los Derechos del Niño fue adoptada por las Naciones Unidas.

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Juego Interactivo (en inglés)

Búsqueda