Somalia

Diario de campo: UNICEF ayuda a abastecer de agua a las regiones de Somalia afectadas por la sequía

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/ 2011/ Warfa
Algunas mujeres y niños se abastecen de agua cerca de una perforación acometida recientemente en la ciudad de Galinsor, próxima a Galkayo, en la Somalia central. UNICEF acaba de finalizar en la zona un proyecto sobre suministro de agua financiado por la Cooperación italiana para el desarrollo.

Maulid Warfa es un funcionario para asuntos de emergencia de la oficina de UNICEF en Somalia. Recientemente visitó lugares remotos de la Somalia central como parte de un equipo de UNICEF cuya misión es supervisar el programa de agua, saneamiento e higiene  para evaluar sobre el terreno las necesidades de las zonas afectadas por la sequía.

Por Maulid Warfa

GALKAYO, Somalia, 20 de abril de 2011. Partimos desde nuestra base en Galkayo un sábado y nos dirigimos al este, hacia Hobyo, una ciudad costera y refugio de piratas somalíes. Tras conducir unos pocos kilómetros nos encontramos en un polvoriento semidesierto, en medio de una tierra quemada. El primer asentamiento con el que nos encontramos fue el pequeño pueblo de Bitale, un estratégico punto de agua para el ganado. A pesar de ser pobre, el asentamiento ostenta una torre de telecomunicación, una señal del auge tecnológico de Somalia.

El resto del paisaje es llano y árido. Se le advierte a nuestro conductor que siga estrictamente las huellas de los vehículos que van delante para evitar las posibles minas que pueda haber en el camino. Tiene que esforzarse en la carretera arenosa para maniobrar el pesado coche blindado.

Perforar para obtener agua

Después de conducir unas tres horas y media –un trayecto de 110 km– el conductor señala una torre de perforación. Nos encontramos en Heeco, lugar en el que UNICEF está respaldando la perforación de un pozo con el fin de proveer de agua a la comunidad local. Parece como si estuviéramos en medio de la nada pero, según el especialista de agua, saneamiento e higiene de UNICEF, Abdirahman Issack, unos 20.000 pastores se beneficiarán de él una vez que esté terminado.

Llevó cuatro meses de exhaustivas consultas con los ancianos de los clanes de tres diferentes comunidades, las autoridades locales de Galmudug y los colaboradores no gubernamentales, decidir el lugar idóneo para la perforación, según nos dice Issack.

La propia perforación no ha resultado fácil. “Nos llevó dos meses llegar hasta donde estamos ahora”, dice Daniel Kimani, maestro perforador keniano que trabaja en el pozo, “pero por fin hemos dado con el agua y, una vez que revistamos el hueco perforado, para la próxima semana ya podríamos estar bombeando el agua”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Somalia/ 2011/Abuuru
Con el apoyo de UNICEF, también está en vías de ejecución una perforación para abastecimiento de agua en Heeco, a 110 km al este de Galkayo, en la Somalia central.

Mientras otro especialista de agua, saneamiento e higiene de UNICEF, Douglas Abuuru, analizaba muestras de agua y tierra recogidas en diferentes etapas de la perforación, Bastien Vigneau, oficial jefe de campo para la Somalia meridional y central, señala: “En esta zona donde encontrar agua parecía una tarea imposible, lo hemos conseguido. Ahora llegamos realmente hasta los más pobres”.

Fuente de conflictos

UNICEF quiere hacer frente a las recurrentes crisis del agua de Somalia con soluciones más sostenibles de manera que, además de la perforación en Heeco, la organización ha perforado otros tres pozos más estratégicos en el centro de Somalia con fondos de la Cooperación italiana para el desarrollo.

El agua ha sido durante muchos años una fuente importante de conflictos en esta parte de Somalia y pudimos comprobarlo en nuestro viaje de regreso a Galkayo. Justo cuando faltaban 70 km para llegar a nuestro destino, la caravana se paró inesperadamente al ver a unos hombres armados persiguiendo a unos animales en un abrevadero.

Nuestra escolta militar fue a averiguar qué pasaba y logró calmar la situación. Resultó que los hombres armados nos habían confundido con un clan rival que supuestamente iba a asaltarles su punto de abastecimiento de agua. Hacía seis meses, más de 50 personas habían muerto en una contienda entre dos clanes en un lugar similar.

Por eso es importante nuestra labor. Las perforaciones, además de llevar agua, actúan como un catalizador para la paz, ayudando a crear estabilidad y seguridad.


 

 

Búsqueda