Agua, saneamiento e higiene

Suministro de agua

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ95-0455/Barbour
Una nueva fuente de bombeo manual escolar al suroeste de Senegal.

El aumento de la seguridad en materia de abastecimiento de agua para los hogares es un elemento fundamental de las iniciativas de UNICEF en el sector de agua y saneamiento. Las oficinas de país de UNICEF brindan apoyo a una variedad de programas con el objetivo de mejorar permanentemente el acceso de las familias a fuentes de agua potable económicas y a distancias razonables del hogar.

En la esfera del agua se han logrado muchos progresos y el mundo está ahora en la senda para lograr el Objetivo de Desarrollo del Milenio en materia de agua. Sin embargo, hay todavía 783 millones de personas que usan fuentes de agua no mejoradas y por lo general insalubres, y hay desigualdades significativas respecto del acceso en las regiones y dentro de los países. En todos los lugares del mundo en vías de desarrollo, las mujeres y las niñas dedican horas todos los días para el arduo trabajo de transportar agua para sus familias desde fuentes distantes; y en barrios urbanos marginales, los vendedores de agua obligan a muchas personas pobres a pagar precios desorbitados. El agua procedente de estas fuentes a menudo está contaminada y en muy pocas ocasiones cubre las necesidades de las familias.

El agua potable se considera apta para el consumo si cumple ciertos requisitos microbiológicos y químicos. Para evaluar la calidad del agua potable de fuentes mejoradas, la OMS y UNICEF han desarrollado un método de evaluación rápido, que ya se ha empleado para un estudio piloto en ocho países. Por término medio, el agua de fuentes con conducciones cumple los requisitos en aproximadamente el 90%, y entre el 40% y el 70% para otras fuentes mejoradas, lo que indica que hasta las fuentes de agua mejoradas no siempre suministran agua apta para el consumo. La calidad del agua también puede deteriorarse entre el punto de recolección y el de consumo. Por consiguiente, UNICEF brinda apoyo a programas de supervisión de la calidad del agua y promueve el tratamiento del agua en el hogar y el almacenamio seguro para asegurar que en los hogares se consume agua potable (véase página de calidad del agua).

El agua de mala calidad causa enfermedad y muerte, pero no disponer de bastante agua es todavía más peligroso. Sin una cantidad suficiente de agua la higiene básica es imposible y el resultado es una gama de enfermedades relacionadas con la higiene, notablemente la diarrea y la infección respiratoria aguda, las dos principales causas de mortalidad infantil. Las encuestas de UNICEF de varios países del África subsahariana muestran que para más de una cuarta parte de la población el viaje de ida y vuelta para recoger agua supone 30 minutos de desplazamiento. En tales situaciones, cada vez más las familias más hacen menos acopio de agua y con ello ponen en riesgo su consumo mínimo diario de agua, lo que vuelve a las familias –y sobre todo a los niños y niñas– muy vulnerables frente enfermedades relacionadas con la higiene. Asimismo incurren en pérdidas económicas significativas debido a la enfermedad y el tiempo empleado en transportar el agua.

En algunas zonas del mundo, la disponibilidad de agua apta para el consumo está empeorando. La degradación ambiental, la extracción desmesurada y el cambio climático disminuyen aún más los recursos de agua dulce ya escasos. UNICEF atribuye actualmente la vulnerabilidad de sus programas de agua, saneamiento e higiene al cambio climático y desarrolla estrategias de adaptación apropiadas (véase la página de medio ambiente).

La sostenibilidad del abastecimiento de agua es un desafío clave, tanto en términos de recursos hídricos como de prestación de servicios. Se estima que el 36% del abastecimiento de agua rural en el África subsahariana puede fallar en cualquier momento. Por consiguiente, UNICEF trabaja de varios modos para mejorar la sostenibilidad del servicio de abastecimiento de agua, mediante labores de refuerzo y mantenimiento, cadenas de suministro, y políticas e instituciones pertinentes. Los programas de UNICEF también procuran desarrollar recursos de agua subterránea de un modo sostenible y rentable (véase la página de desarrollo de agua subterránea).

El abastecimiento de agua es también un componente clave del Programa de erradicación de gusano de Guinea, en el cual UNICEF colabora con el Carter Center, la OMS y otros aliados en los países africanos donde la enfermedad continua siendo endémica. El programa ha cosechado mucho éxito y se espera que la transmisión del gusano de Guinea se pueda detener en 2012.


 

 

La red rural de abastecimiento de agua

La importancia de la cantidad

El manual del agua potable

Búsqueda