Agua, saneamiento e higiene

El cambio climático

El cambio climático plantea una nueva amenaza para la supervivencia y el desarrollo de los niños. Se estima que, durante la próxima década, el cambio climático y las condiciones climáticas extremas resultantes perjudicarán a alrededor de 175 millones de niños cada año. Las crisis crónicas y los desastres repentinos perjudicarán a los niños de forma desproporcionada. Los niños están más expuestos al peligro de resultar heridos, y son especialmente sensibles a las enfermedades cuando la seguridad del agua, el saneamiento y los alimentos está amenazada.

El agua, epicentro del impacto del cambio climático

El agua y el cambio climático están unidos de forma indisoluble, pues los efectos del cambio climático comienzan a manifestarse a través del agua en forma de sequías, inundaciones y tormentas. Estos desastres pueden destruir retretes y suministros de agua, y dejan a su paso aguas contaminadas que ponen en peligro las vidas de millones de niños. Sin agua limpia, los niños son más propensos a contraer enfermedades como la diarrea, que ya en la actualidad mata a más de 800 millones de niños menores de cinco años cada día.

Muchas de las regiones con más tendencia a sufrir sequías e inundaciones cuentan ya con niveles muy bajos de acceso al agua y los servicios de saneamiento, y los 60 millones de niños que viven en esas zonas son extremadamente vulnerables. Para enfrentarnos al cambio climático, debemos incrementar el acceso equitativo a fuentes sostenibles de agua y a servicios de saneamiento mejorados, de modo que todos los niños tengan la oportunidad de sobrevivir y crecer tanto en tiempos de crisis como de estabilidad.

El programa de Agua, Saneamiento e Higiene de UNICEF (WASH) ya hace uso de soluciones innovadoras como bombas de agua activadas con energía solar y recolección de agua de lluvia, con el objetivo de reducir el impacto del cambio climático en los niños y contribuir a proteger su futuro.

La labor de UNICEF en materia de cambio climático y WASH

El programa WASH de UNICEF aborda el cambio climático mediante un enfoque innovador que consiste en desarrollar infraestructuras resistentes al clima, preparar a las comunidades para los desastres y empoderar a los niños para proteger su futuro.

UNICEF está trabajando para reunir pruebas a nivel nacional y comunitario que identifiquen los obstáculos del programa WASH, desarrollar una evaluación del peligro e integrar medidas de adaptación a los programas existentes.

Seguimos promoviendo los cambios de comportamiento con respecto a la conservación del agua y contribuimos a la creación de entornos favorables para el medioambiente. El uso de las nuevas tecnologías para levantar mapas de fuentes de agua permite a UNICEF hacer perforaciones más efectivas para extraer agua y prepararse ante el impacto del cambio climático.

UNICEF pretende mejorar las alianzas con organizaciones locales de investigación, otras agencias de las Naciones Unidas (como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD; y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, UNEP) y agencias gubernamentales nacionales con responsabilidades en distintas esferas.



 

 

Búsqueda