Agua, saneamiento e higiene

Lo que mejor hace el UNICEF en materia de agua y saneamiento

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ94-1168/Pirozzi
Dos mujeres fabrican losas para letrinas en el marco de una iniciativa de saneamiento financiada por el UNICEF en el distrito de Mpigi, Uganda.

Durante sus 40 años de labor en la esfera de agua, saneamiento e higiene, el UNICEF ha logrado muchos cambios.

En repetidas oportunidades, el UNICEF fue el primero en llegar a los lugares donde se desataba una situación de emergencia para entregar agua y suministrar servicios de saneamiento. La disponibilidad de agua pura e instalaciones sanitarias con frecuencia ha determinado la diferencia entre la recuperación y la catástrofe.

En la planificación, la construcción y el mantenimiento de sistemas de agua y saneamiento, el UNICEF ha forjado alianzas con organizaciones femeninas, grupos de jóvenes, entidades comunitarias, organizaciones no gubernamentales y gobiernos locales y nacionales. Asimismo, el UNICEF reconoce que las mujeres son las que mejor saben qué clase de instalaciones les pueden resultar más útiles a ellas y a sus familias y, por eso, promueve la creación de condiciones para su participación plena como pares de los hombres en la familia y la comunidad.

Proporcionar agua, instalaciones sanitarias separadas por sexo y privadas, y ambientes higiénicos equivale a abrirles las puertas de la escuela a muchas niñas que quedan afuera por la indignidad de no tener intimidad. Además, el compromiso del UNICEF de procurar que todos los hogares cuenten con agua e instalaciones sanitarias ha liberado a las niñas de la carga de tener que pasar horas recogiendo agua, lo cual, a su vez, les permite ocupar el lugar que se merecen en las aulas.

Además, el compromiso del UNICEF de procurar que todos los hogares cuenten con agua e instalaciones sanitarias ha liberado a las niñas de la carga de tener que pasar horas recogiendo agua.

Sintiendo el pulso de la comunidad, el UNICEF logra fortalecer las capacidades de sus habitantes vinculando a todas las partes interesadas en el marco de los proyectos de agua y saneamiento. Asimismo, el UNICEF fomenta la propiedad comunitaria aceptando la experiencia de la comunidad local. Es mucho más probable que los servicios de agua y saneamiento subsistan a largo plazo si la población de las comunidades participa en el diseño, la puesta en práctica y el mantenimiento de los proyectos.

El UNICEF trabaja con sus aliados a nivel mundial, nacional y local para promover la higiene y para procurar que todas las familias, las escuelas y las comunidades tengan acceso a fuentes de agua pura y a instalaciones sanitarias adecuadas. Sin acceso a estos servicios básicos, fracasarán todas las otras labores para poner fin a la pobreza.


 

 

Historias reales

Más información sobre los efectos de los programas de agua y saneamiento en los países donde trabaja el UNICEF

Historias reales

Búsqueda