Agua, saneamiento e higiene

La “Semana mundial del agua” se convoca en Estocolmo

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2009-0225/ Estey
Unos estudiantes de la escuela primaria Ban Pho del Distrito de Bac Han, en Vietnam, se lavan las manos con agua y jabón. La escuela recibe apoyo de UNICEF e imparte educación sobre higiene a los alumnos.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 17 de agosto de 2009 - Un importante grupo de encargados de la formulación de políticas y dirigentes políticos mundiales se reúnen esta semana en Estocolmo para tratar diversas cuestiones relacionadas con el agua.

La “Semana mundial del agua”, que se celebrará del 16 al 22 de agosto, ofrece a los expertos la oportunidad de analizar las consecuencias que tienen el déficit de agua y el cambio climático con respecto a la pobreza, la salud, la paridad de género y el medio ambiente en todos los aspectos relacionados con ese recurso natural.

UNICEF, organismo coordinador que trabaja tanto a escala local como nacional en los países más vulnerables y amenazados, aprovechará el foro de Suecia para recalcar el éxito de sus programas de agua, saneamiento e higiene en las escuelas. Esos programas se basan en la certeza de que el acceso al agua y el saneamiento constituye un requisito imprescindible para la educación básica de los niños y niñas.

“Cuando los alumnos no disponen de agua, saneamiento y educación sobre higiene en sus escuelas, dejan de asistir a clases, lo que afecta su desempeño en materia de educación”, comenta Murat Sahin, Asesor de UNICEF sobre los programas de “Agua, saneamiento e higiene en las escuelas”.

La alarmante situación de las escuelas

Más de un 50% de las escuelas del mundo carecen de agua corriente y una proporción aún mayor –dos de cada tres escuelas– no cuenta con instalaciones de saneamiento.

“La situación es alarmante”, añade Murat Sahin, y agrega que los responsables de las políticas nacionales deben invertir en la infraestructura necesaria para el suministro de agua, saneamiento y educación sobre higiene, además de financiar recursos como la educación y los programas de estudio sobre esos aspectos.

En la actualidad, solamente 27 países cuentan con programas nacionales de acción referidos a las instalaciones de agua y saneamiento que tengan en cuenta las necesidades de los niños y niñas. UNICEF ha dado prioridad a 60 países en cuyas escuelas se aplicarán programas de agua, saneamiento e higiene antes de 2015.

El éxito alienta la imitación

Los programas de suministro de agua, saneamiento e higiene en las escuelas han tenido un éxito evidente. En Bangladesh, por ejemplo, la instalación de letrinas sanitarias en las escuelas ha determinado un aumento del 11% en la tasa de matriculación escolar de las niñas. Varios estudios indican, por otra parte, que en La India esos programas han posibilitado un aumento promedio de un 25% en el desempeño académico de los estudiantes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-1009/Nesbitt
Unos estudiantes de la escuela primaria Bosalisani en la República Democrática del Congo, donde, con el apoyo de UNICEF, un programa escolar de salud facilita la instalación de letrinas para ambos sexos, agua potable y educación sobre higiene.

Gracias a esos éxitos, el programa en 2002 se llevaba a cabo en 22 países pasó a 88 en 2008.

“Eso no sólo demuestra que existe conciencia acerca del problema sino que se buscan soluciones con entusiasmo y energía”, afirma Murat Sahin.

La educación sanitaria no se limita a las aulas

La educación sobre el agua, el saneamiento y la higiene en las escuelas no se limita a las aulas sino que puede hacer sentir sus efectos en ámbitos mucho más amplios. Las escuelas en las que los alumnos cuentan con instalaciones des saneamiento y practican la higiene personal ofrecen la posibilidad de modificar los comportamientos de comunidades enteras.

Al respecto, Nepal, Sierra Leona y Pakistán emplean el modelo de “Saneamiento total gestionado por las escuelas”, en el que los alumnos y alumnas ocupan el papel protagónico de un vasto movimiento social en pro del mejoramiento de la salud.

“Los niños y niñas que reciben los mensajes pertinentes se los transmiten a otros niños, a sus hermanos y hermanas y al resto de sus comunidades. Difunden mensajes convincentes sobre la importancia de las prácticas higiénicas, los beneficios del saneamiento ambiental y la tecnología del suministro de agua”, explica Murat Sahin.

Agua para la vida

Durante la reunión de Estocolmo esta semana, UNICEF ofrecerá un seminario sobre su estrategia de suministro de agua, saneamiento e higiene en las escuelas.

El logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio referidos al agua y el saneamiento tendrá efectos positivos de gran alcance, entre ellos, mayores beneficios socioeconómicos por medio de un mejoramiento de la salud, un personal laboral productivo y la educación de los niños y niñas.

Las Naciones Unidas instituyeron el período comprendido entre 2005 y 2015 como el Decenio Internacional para la Acción: “El agua, fuente de vida”.


 

 


 

 

Vídeo (en inglés)

La corresponsal de UNICEF, Elizabeth Kiem, describe las labores de promoción del suministro de agua y saneamiento ambiental a las escuelas que lleva a cabo la organización.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda