Agua, saneamiento e higiene

WASH en las escuelas

Imagen del UNICEF
© UNICEF/UNI200024/Niles
Unas niñas sirias siguen una demostración de cómo lavarse las manos en una escuela en el campo de refugiados sirios de Domiz.

Hacer realidad el derecho de todos los niños y niñas al agua, el saneamiento y la educación en higiene sigue siendo un reto importante para los políticos, administradores de escuelas y comunidades de muchos países. En un grupo de países en desarrollo encuestados, menos de la mitad de las escuelas primarias tienen acceso a agua potable y un saneamiento adecuado. La falta de datos de cobertura de WASH en las escuelas es una barrera para la protección de los derechos de los niños y niñas. De los 60 países en desarrollo encuestados, sólo 33 proporcionaron datos sobre el acceso al agua en las escuelas primarias y 25 tienen datos sobre el saneamiento.

Sin embargo, se han hecho grandes avances para salvaguardar el bienestar de los niños y niñas en las escuelas. Millones de niños y niñas en edad escolar, ahora tienen acceso al agua potable, instalaciones de saneamiento y educación en higiene. Y la experiencia adquirida a lo largo de la última década se puede aplicar para mantener programas de WASH en las escuelas que mejoren la salud, fomenten el aprendizaje y permitan a los niños participar como agentes de cambio para sus hermanos, sus padres y la comunidad en general. Como ciudadanos, padres, legisladores y representantes del gobierno, todos tenemos un papel en asegurarnos que cada niño y niña reciba los beneficios de WASH en las escuelas:

  • Agua limpia para beber y lavarse.
  • Dignidad y seguridad a través de baños y lavabos suficientes, separados para niños y niñas.
  • Educación para una buena higiene.
  • Ambientes escolares saludables a través de la eliminación de residuos segura.

Lea más sobre el programa de WASH en Escuelas

 


 

 

Búsqueda