Agua, saneamiento e higiene

El Día Mundial del Agua 2004 dedicado al agua en las situaciones de emergencia

En las situaciones de crisis, como los conflictos civiles, la guerra y los desastres naturales, la población infantil es particularmente vulnerable a los riesgos que acarrea el agua contaminada. Las enfermedades diarreicas causadas por las condiciones insalubres del agua se cobran la vida de unos dos millones de niños y niñas por año. Asimismo, las enfermedades transmitidas por el agua constituyen una de las principales causas de mortalidad entre los menores de cinco años.

Como los niños y las niñas suelen ser los que más sufren debido al consumo de agua contaminada en las situaciones de emergencia, el UNICEF mantiene su compromiso de garantizar el suministro de agua potable y servicios de saneamiento adecuados dentro de las 72 horas de comenzada la emergencia.

Dada la frecuencia cada vez mayor con que suceden los desastres naturales y las contiendas civiles, el Día Mundial del Agua 2004 sirve para recordarles a las comunidades de todo el mundo la importancia de contar con un suministro de agua pura y accesible antes de que ocurran los desastres.

“La mejor manera de prevenir los efectos de una emergencia es capacitar a las comunidades para que puedan procurarse sus propios suministros de agua y lograr que los gobiernos realicen inversiones que garanticen la disponibilidad de agua potable y servicios de saneamiento adecuados, incluso en los momentos más difíciles”, sostiene Carol Bellamy, la Directora Ejecutiva del UNICEF.


 

 

Búsqueda